Ovacion
Domingo 16 de Diciembre de 2018

Fue un año soñado para Sportivo Urquiza

En su primera experiencia en la disciplina el equipo femenino de la V Azulada conquistó el Torneo Apertura y el Clausura. De esa manera se adjudicó el campeonato anual y el ascenso a Primera

En su primera temporada en el futsal Sportivo Urquiza hizo historia. El equipo femenino de la V Azulada dominó de principio a fin la temporada 2018 del Torneo B que organiza la Asociación Paranaense (APFS). En el primer semestre conquistó el Torneo Apertura al derrotar en definición por penales a Sportivo Santa Fe.

En el cierre de año consiguió el salto de categoría al llegar a la instancia final del Torneo Clausura. Se adjudicó este torneo (y el campeonato anual) al derrotar 2 a 1 a Mariano Moreno B. Sportivo Urquiza conformó un plantel con un amplio recorrido en la disciplina. De la mano de Antonio López, su entrenador, se propuso un objetivo ambicioso. La mentalidad ganadora, la experiencia en la actividad deportivo de mayor crecimiento en la Futsal capital entrerriana, el hambre de gloria, pero sobre todas las cosas, el compromiso por la causa, los llevó a efectivizar el objetivo. Por eso en 2019 la V Azulada competirá en la máxima divisional del futsal paranaense. Las chicas del equipo de barrio La Floresta y el cuerpo técnico celebraron un año lleno de alegrías el pasado jueves con una cena en las instalaciones de la entidad.


Previamente dialogaron con Ovación y repasaron el camino que los trasladó en la máxima divisional. "Obtener el ascenso fue algo que medianamente lo habíamos planificados. Era uno de los objetivos que queríamos cumplir. Ellas vienen con una experiencia bastante larga dentro del deporte. Por eso dentro de la categoría podíamos plantearnos este objetivo más allá que era nuestro primer año como equipo. Estamos contentos porque pudimos conformar un muy buen equipo, pero sobre todas las cosas un muy buen grupo humano", resaltó Antonio López, entrenador de las campeonas.


Tony valorizó la personalidad de sus dirigidas, que pudieron dominar la responsabilidad y la presión. "En ningún momento nos pesó ponernos como meta el ascenso. Sabíamos que la categoría era muy irregular. De todos modos teníamos que estar a la altura de las circunstancias y sabíamos que no podíamos estar en otra situación que no era una semifinal o final de la categoría. Las chicas lo pudieron sobrellevar muy bien. Está más que demostrado ya que en cada torneo perdieron dos partidos. Eso habla de como se presentaron para la categoría. Tanto en lo individual como en lo colectivo estuvieron un escalón por encima del resto", analizó. El DT aseveró que, el hecho de haber celebrado en el Torneo Apertura, alimentó la ilusión de apuntar al campeonato anual. "Sabíamos que nos iban hacer un poco más de fuerza los otros equipos. En el primer torneo nos cruzamos con Sportivo Santa Fe, que es un elenco novato de futsal, pero que cuenta con buenas jugadoras.


En el Clausura enfrentamos a Mariano Moreno, que es un equipo que lleva un par de años en el futsal. Las chicas se presentaron en las dos finales como se debe hacer en esa instancias y por eso se dieron los objetivos". Sportivo Urquiza es una entidad con un alto fuerte sentido de pertenencia. Trasladar la disciplina al barrio es uno de los anhelos. "De parte de la institución hubo muy buena predisposición desde el primer momento, tanto con elementos de trabajo, el lugar donde entrenamos, y la disponibilidad de horarios. La idea es, por la barriada que hay, que se sumen al deporte sabiendo de los valores que tiene el deporte que, últimamente se vio medio empañado. Ojalá se puedan sumar y poder realizar otras categoría. Sería muy bueno para el deporte y para el club", aspiró López. Valuartes. Ivana Fernández y Rocio Lencina son dos de las abanderadas de Sportivo Urquiza. Ivana, o La Capi , estuvo presente en los dos torneos, aunque no participó de la definición del Apertura por cuestiones personales. "Desde el sur lo vi por facebook al partido.


Fue distinta la circunstancias que se dio a la del Clausura, pero con mismo sentimiento y la misma emoción", aseguró. Ivana recordó el comienzo de año donde apenas un puñado de jugadoras proyectaron el sueño. "Comenzamos poquitas, fuimos juntando jugadores. A medidas que se fueron sumando las chicas nos fuimos planteando el mismo objetivo que era el ascenso". Rocio, por su parte, festejó por partida doble: el ascenso y la valla menos vencida. "Era un objetivo personal. Desde los años que juego nunca lo había obtenido este trofeo y este año me lo plantee. Los títulos fueron objetivos colectivos", cerró.

Comentarios