Fútbol

Francia perdió con Croacia y sigue último en su grupo

Francia con Kylian Mbappé y Karim Benzema como titulares, cayó 1-0 con el equipo de Luka Modric, autor de un gol de penal, en el Stade de France.

Lunes 13 de Junio de 2022

Con Kylian Mbappé y Karim Benzema como titulares, Francia perdió 1-0 con Croacia y sigue último en el Grupo A1 de la UEFA Nations Legue, donde se reeditó una vez más la final del Mundial de Rusia 2018.

El centrocampista del Real Madrid Luka Modric anotó de penal en el minuto 5 el único gol del partido, que deja a los 'Bleus' con 2 puntos, a siete del líder de la llave Dinamarca, victoriosa 2-0 ante Austria.

Sólo los primeros clasificados de los cuatro grupos de la Liga A (la primera categoría de esta reciente competición europea que viene a sustituir a los tradicionales partidos amistosos) se clasifican a la 'Final 4' por el título. El combinado dirigido por Didier Deschamps deberá ahora preocuparse por escapar el cuarto puesto del grupo, Y, si no lo hace, descenderá a la Liga B de la Liga de las Naciones.

Dinamarca se reencontró con el triunfo (2-0) en una convincente actuación frente a Austria, su víctima favorita, a la que liquidó en una notable primera parte, y asentó su inesperado liderato en el grupo.

A falta de dos jornadas, los daneses son primeros con nueve puntos, por los siete de Croacia, con Austria con cuatro y opciones remotas y Francia, la favorita, ya eliminada.

Austria nunca había ganado en Copenhague y sumaba por derrotas sus últimos cuatro enfrentamientos contra la Dinamita roja, el más reciente, hace diez días en Viena (1-2), en un partido en el que mereció más.

Ni rastro del equipo enérgico de Rangnick se vio en el Parken. Los austríacos -sin Alaba, lesionado, aunque sentado en el banquillo- estuvieron torpes en la salida de balón y concedieron mucho atrás ante un rival que también presentaba varias bajas por problemas físicos y reservó a Eriksen de entrada.

Dinamarca, que tuvo un arranque brillante con triunfos en París y Viena, venía de perder en casa contra Croacia en un partido algo gris. Hjulmand decidió regresar a la línea de tres centrales, el esquema que más réditos le ha dado y que más libertad concede a sus carrileros, sobre todo a Mæhle.

La selección danesa empezó a acumular ocasiones: un cabezazo de Cornelius, otro zurdazo suyo junto al palo, un tiro lejano de Jensen o un testarazo franco de Mæhle que pudo haber pasado a Wind, solo con el portero batido.

El lateral del Atalanta se redimió dos minutos después con una internada fabulosa y un pase atrás al delantero del Wolfsburgo, que abrió el marcador en la cancha del Copenhague, su antiguo equipo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario