Superclásico
Sábado 10 de Noviembre de 2018

Federico Bravo quiere seguir celebrando por el Xeneize

El mediocampista de Patronato realizó inferiores en Boca. Debutó en Primera División con el elenco de La Ribera. Disputó tres superclásicos y no perdió ninguno de ellos. El cordobés pone sus fichas por su exequipo. "Aposté un gran asado", indicó.

Federico Bravo se mudó de su Jesús María natal al barrio de La Boca para sumarse a las categorías formativas del Xeneize. La entidad de la Ribera marcó a flor de piel al mediocampista central de Patronato. Ahí tuvo su estreno en Primera División de la mano de Carlos Bianchi durante el primer semestre de 2013. Fue en un encuentro ante Independiente de Avellaneda, en cancha del Rojo que finalizó empatado en un gol.
Ese año también protagonizó tres superclásicos ante River Plate. El primero de ellos fue en Mendoza en el marco de los torneos de verano. Su estreno oficial en esta clase de encuentros fue en La Bombonera. Su última experiencia ante el Millonario fue en el estadio Monumental.
En ninguno de ellos el cordobés se retiró masticando bronca. Celebró dos victorias, una de ellas a través de definición por penales, e igualó en el restante juego. De todos modos Bravo entiende bien que cada historia es un nuevo capítulo. Y la serie que comenzará esta tarde será recordada para toda la eternidad. No solo por el hincha de los dos equipos más populares del fútbol argentino, sino por el mundo de la redonda.
Bravo con River.jpg

"Será el partido que marque a Boca y River en la historia", describió el volante que se sumó a Patronato a mediados de 2018, en diálogo con Ovación.
Bravo apuesta todas las fichas por el Xeneize. Tiene su corazón en Boca Juniors y no lo esconde. Por eso se animó a realizar una apuesta con uno de sus compañeros de plantel. "Ahora no voy a revelar su identidad, pero tengo un gran asado apostado con uno de mis compañeros. Yo voy por Boca", remarcó, con el inconfundible acento que deja de manifiesto su provincia de origen. Si gano, lo voy a filmar haciendo el asado", aseguró.
A la distancia, el natural de Jesús María contó su experiencia en esta clase de encuentros y subrayó cómo vive la previa del partido del que habla todo el mundo.
"Tuve la oportunidad de jugar tres superclásicos, uno en torneo de verano (victoria de Boca en definición por penales por 5 a 4), otro en La Bombonera (igualdad en una conquista por el Torneo Final 2013) y otro en el Monumental (triunfo del Xeneize por 1 a 0 en el marco del Torneo Inicial 2013). Sin dudas es un partido muy especial el que se viene. Espero que el mejor resultado lo saque Boca por compartir tantos momentos lindos en el club, al cual le estoy muy agradecido. Pasé muchos años en Boca. Ingresé a inferiores con edad de Séptima División. Después de un camino largo tuve la suerte de llegar a Primera División y disfrutar el Mundo Boca", rememoró, con un toque de nostalgia, pero con la satisfacción de formar parte de la historia del Xeneize.
Bravo con Bianchi.jpg

Las sensaciones previas al superclásico les transmitían a los protagonistas la clase de encuentro. El hincha le hacía sentir al jugador que ante el máximo adversario el esfuerzo debía potenciarse. La ansiedad se incrementaba. Pero asimismo Bravo aseguró que pudo disfrutar al máximo esos pasajes. E imaginó que lo mismo sucederá con quienes protagonizarán este duelo.
"La previa se vivía con un poco de ansiedad. Asimismo pude disfrutarla. Sabíamos que era un partido diferente y que todos lo esperábamos. No solo los hinchas, jugadores y dirigentes, sino el mundo entero. Es un partido que se ve en muchos países y hoy el plantel de Boca debe estar con ansiedad, con ganas de salir a la cancha y poder quedarse con la Copa Libertadores porque será el partido que más marque a Boca y River en la historia de los dos clubes", catalogó.
En los últimos años el Millonario conquistó los clásicos más importantes. El elenco dirigido por Marcelo Gallardo eliminó a Boca en semifinales de la Copa Sudamericana 2014. Seis meses después volvió a celebrar el conjunto de Núñez, esta vez en octavos de final de la Libertadores 2015. El final fue el esperado por la Banda, que conquistó esos trofeos internacionales.
Pero el festejo del riverplatense no concluyó ahí. El 14 de marzo de 2018 River se impuso en la Supercopa Argentina al superar 2 a 0 a Boca, en el estadio Malvinas Argentinas, en Mendoza.
Una victoria del Xeneize en la serie final de la Libertadores podrá sanar sus heridas. Aunque este cruce será el más importante de toda la historia. "Este partido supera todo lo que pasó antes. Esto es aparte porque es una final, y en una Copa Libertadores, que significa tanto para los dos clubes. Espero que el mejor resultado lo saque Boca, que tiene un gran plantel, cuerpo técnico y seguramente harán lo mejor para quedarse con el torneo", se ilusionó.
Bravo Boca.jpg

El ciclo de Bravo en Boca concluyó a mediados de 2015. Fede se alejó físicamente del Xeneize, pero sigue de cerca lo que sucede en el entorno. A su vez mantiene contacto con algunos de sus ex-compañeros, a quienes visitará en breve con la camiseta del Patrón.
"De los que hoy están compartí plantel con Fernando Gago, Pablo Pérez, Cristian Pavón y Lisandro Magallán. Son jugadores que además de ser un espectáculo dentro de la cancha son grandes personas y muy profesionales. Aparte tienen mucha experiencia con la camiseta de Boca. Por eso Boca tiene mucho para dar y esperemos que se pueda quedar con la Copa".
Fede no pierde de foco el desafío que se le avecina con Patronato. Sabe bien que la misión es conservar la plaza en la máxima divisional del fútbol argentino. Por eso está concentrado y comprometido con la causa Rojinegra. Pero eso no le impide presagiar el partido que abrirá la serie final esta tarde en La Bombonera. "Será un partido duro. Ninguno de los dos querrá perder para dejar la serie abierta. Boca tendrá que salir a atacar un poco más, tratar de hacer un gol y que no le conviertan para llegar confiado a la vuelta", opinó.
Por último, el mediocampista central reiteró que esta serie será la más importante de la historia. Por eso entendió que los dos equipos tienen mucho por ganar.
"Escuché declaraciones de Carlos Tevez, que dijo que tanto Boca como River tienen un 50 por ciento para ganar y el restante porcentaje lo tiene River. No se han enfrentado en una final de la Copa Libertadores y lo que sucederá en estos días hará olvidar lo que sucedió antes. Es un partido aparte y el más importante de todos", afirmó.

Comentarios