Secciones
Rugby

Es un Lobo para cortar y jugar

El primera línea del CAE abrió una barbería en la ciudad de Santa Fe, lugar donde reside, a pesar de que juega en Paraná.

Viernes 07 de Abril de 2017

Nacido en la ciudad entrerriana de Chajarí, el 27 de agosto de 1991, el primera línea del club Estudiantes de Paraná, volvió de Europa y dio riendas sueltas a nuevos objetivos. Se trata de una barbería, ubicada en pleno centro de Santa Fe, más precisamente en Crespo 2659, en donde, además de llevar adelante los gajes de un peluquero, sirve como un lugar de encuentro.

Don Lobo es el nuevo emprendimiento de este rugbier argentino, que probó suerte en el rugby profesional y que llegó a integrar seleccionados nacionales como Los Pampas XV y Los Pumas.

"Esta idea surgió cuando tenía 15 años, porque mi papá es peluquero, es decir, que viene de familia. En el caso de mi mamá, tiene un bar, un bodegón como los de antes. Hice el curso a la par que iba a la escuela, aprendí a cortar en el negocio de mi papá, así que ahí adquirí experiencia", le dijo a Ovación Nahuel Lobo.

Y agregó: "Así me compraba los botines, porque ya había empezado a jugar al rugby, o para los viajecitos que hacíamos con Curiyú, mi club en Chajarí, me lo sustentaba con la peluquería. Luego se fue dando el tema del deporte, tuve que dejar este oficio de lado, me vine a Paraná a jugar, y al tiempo me fui a Europa".

"Mi padre es santafesino, tenía una casa acá, así que yo a los 17 años me vine desde Chajarí a Santa Fe, a vivir, porque tenía donde hacerlo, pero me tomaba el Fluviales para ir los martes y jueves a los entrenamientos en Estudiantes. De vuelta de Francia, decidí radicarme en Santa Fe, porque si bien juego al rugby en Paraná, me gusta desenchufarme un poco del deporte, sobre todo que hoy exige mucho para jugarlo", admitió Lobito, como se lo conoce, a este humilde jugador, que ha sabido generarse un norte, y lograr crecer por méritos propios, en todos los sentidos.

La vuelta a casa. "Hace un tiempo tomé la determinación de regresar a la Argentina, porque quería volver a sentir lo que es el amateurismo, lo lindo que es, y que no deja de ser lo que uno mamó de chico. Me tuve que volver a la realidad, comenzar a trabajar, porque al rugby regresé a Estudiantes, y pensé qué más lindo que dedicarme a algo que fue parte siempre de mi vida", sostuvo el integrante del plantel superior Albinegro.

Posteriormente, explicó: "Este emprendimiento fue volver al oficio de peluquero, puse esta barbería, que también tiene un bar, que va de la mano con la historia de mi vieja. El objetivo es volver a las viejas costumbres, a charlar, a hacer amigos, a dejar un poco el teléfono de lado, disfrutar el ambiente, y cortarte el pelo y la barba, que es más que nada una excusa. La idea que la gente lo use como lugar de reencuentro".

Gran experiencia. En relación a como fue su paso por el rugby rentado, el entrerriano comentó: "En Europa estuve 7 años jugando al rugby como profesional, en el cual me fue muy bien. Estuve seis años en Montpellier, uno en Carcassone y medio año dando vueltas, recuperándome por una serie de lesiones que padecí. Agradezco a Dios la posibilidad que me brindó de poder disfrutar, y sobre todo, de hacer y vivir de lo que me gusta, que es jugar al rugby".

"Necesitaba volver a nuestro país, estar cerca de mi familia, de mis amigos, y disfrutar de lo que es el amateurismo. En mi regreso a Estudiantes, volví a sentir la pasión, que no perdés con jugar profesionalmente, pero si tiene otro sabor. No tengo las puertas cerradas de volver a Europa, porque hay posibilidades de hacerlo, pero ahora estoy enfocado en este emprendimiento, junto a mi hermano y un grupo de gente que me ayuda mucho", agregó el jugador formado en Chajarí.

En cuanto a cómo fue recibido por la gente de Estudiantes, fue contundente al destacar: "La gente del CAE me recibió de mil maravillas, no puedo decir nada, porque es como que regresé a mi casa. Llegué, y me sumaron rápidamente, como uno más, y por eso, martes y jueves me vuelvo de Paraná, con la sonrisa de punta a punta".

Después, Lobo habló de la gira europea que realizó este año el plantel de Estudiantes: "La gira que realizó el plantel superior del CAE fue buena, pero creo que lo más importante era lograr la unión del grupo".

El rugby argentino. "Creo que en todos los estamentos, el rugby nacional creció increíblemente, sobre todo, en relación a cuando yo me fui a Europa. Admiro la pasión, la entrega y todo lo que dan los chicos, sabiendo que tienen los objetivos bien claros. Por eso hay que estar muy bien entrenado para entrar a una cancha, porque sino se termina pasándola mal", analizó el jugador Albinegro.

"Mi paso por Los Pumas es una de las cosas que me instó a volver, ya que la UAR tomó la determinación de no convocar a los jugadores que están en Europa. Por lo tanto, tengo el sueño más que despierto volver a ser tenido en cuenta para la franquicia de los Jaguares o el seleccionado nacional", consideró el exprimera línea del Montpellier francés.



En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario