Qatar 2022

Enzo Fernández se ganó su lugar en Qatar 2022

El ex volante de River Enzo Fernández irá a Qatar 2022 bajo distintas particularidades que lo hacen un caso inédito.

Martes 08 de Noviembre de 2022

Enzo es un jugador con mucha personalidad, despliegue, inteligente…”. El hat-trick de elogios que Lionel Messi le destinó oportunamente a Enzo Fernández no fue en vano: el ex volante de River, hoy titular infaltable en Benfica, irá al Mundial por una series de razones determinantes que le jugaron a favor y que lo convierten en un caso sin precedentes. De hecho, será uno de los 26 de Qatar sin haber jugado por los puntos en la Selección. Inédito.

Podría hablarse de la sorpresa de la nómina, porque en definitiva, recién debutó con la celeste y blanca en la última ventana FIFA de amistosos: su estreno fue ante Honduras (entró a los 19' del ST por Paredes) y luego también jugó ante Jamaica (ingresó a los 10' del ST por Guido Rodríguez). Es decir se mete en el Mundial con 61 minutos en la Selección, pero fundamentalmente, por lo que mostró en ese corto tiempo en el campeón de América y por su impresionante sprint final en Benfica, donde se hizo dueño del equipo con apenas 21 años y cuando acaba de llegar.

A su gran mérito futbolístico, habrá que sumarle el destino: si este Mundial se hubiese disputado a mitad de año, como se dio históricamente, EnzoFe se habría quedado afuera. Porque si bien por entonces tenía un buen presente en el River de Gallardo, fue su explosión europea en este semestre lo que lo metió en Qatar. Por eso, el corrimiento de fecha mundialista fue una ventaja que no desaprovechó.

Enzo Fernández.jpg
Enzo Fernández y la chance del debut en la Selección.

Enzo Fernández y la chance del debut en la Selección.

Al punto que le ganó terreno a su ex compañero y amigo Exequiel Palacios, quien estuvo durante todo el ciclo y bien pudo quedarse afuera de la cita mundialista por él: ahora entraría por el lesionado Lo Celso. Pero en un momento, era uno u otro.

Más allá de su enorme presente en Benfica, donde no necesitó adaptación, su lugar en el asiento rumbo a Qatar se lo empezó a ganar también en su debut ante Honduras: no sólo por el anticipo y robo con lucidez táctica para recuperar y asistir a Leo Messi o por los 37/37 en pases que tuvo en esa noche calurosa de Miami, sino por las palabras del capitán y por las sensaciones que le dejó a Scaloni.

Embed

Para el cuerpo técnico, EnzoFe jugó en ese partido y en el que siguió, ante Jamaica, como si hubiera sido parte del ciclo desde hace tiempo. Y si bien había sido convocado en noviembre del 2021 junto a otros juveniles del fútbol local para los partidos ante Brasil y Uruguay por Eliminatorias, ahí ni siquiera fue tenido en cuenta. Sin embargo, ya estaba apuntado. Y apenas se puso la camiseta, le quedó pintada. Eso sorprendió, para bien, porque el volante demostró personalidad para llevarla, no le pesó y encima lo que mostró en cancha fue muy bueno, acorde con su presente europeo.

De corte europeo

Si Benfica se apuró para asegurárselo a mitad de año a cambio de € 10.000.000 y otros € 8M en variables fue porque entendió que el ex River era un volante de corte europeo, box to box, capaz de ser pivote para asegurar el primer pase pero a la vez oportuno para romper líneas y participar activamente del ataque, incluso con goles. Desde su llegada jugó 22 partidos y marcó tres goles, promediando un nivel de aciertos en los pases del 90 %.

Aunque antes de que Rui Pedro Braz (director deportivo de Benfica) lo viniera a buscar para llevárselo a Europa o que el propio José Ángel Sánchez (mano derecha de Florentino Pérez) lo recomendara en Real Madrid, fue Lionel Scaloni el que entendió que Enzo podía ser un futbolista de Selección, cuando lo convocó en aquel noviembre del 2021. Y hoy, ya tiene pasaje a su primer Mundial.

Si bien su posición es de volante central, su capacidad para moverse en el mediocampo lo puede meter incluso como reemplazante de Lo Celso en el equipo titular (de todos, para eso habrá que esperar). Igualmente, este admirador de Frankie de Jong se siente cinco. Como el otro Enzo, Pérez, su referente doméstico. O como Leandro Paredes, al que relevó en su debut en la Selección con la #14, un número emblemático para aquellos volantes centrales de la Argentina en la era moderna, como el Cholo Simeone o Mascherano. Aunque en su caso, con un toque de elegancia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario