Secciones
Tilcara

En Rosario Román Pretz está enfocado en seguir creciendo  

Nacido en Tilcara, cambió de puesto en Duendes de Rosario con la meta de buscar nuevos horizontes. Además está a punto de terminar su carrera universitaria. 

Jueves 17 de Septiembre de 2020

Nació deportivamente en Tilcara y en el 2015 se fue a estudiar a Rosario y allí defiende, desde ese entonces, los colores del multicampeón Duendes de Rosario en el Torneo Regional del Litoral. Se llama Román Pretz, es paranaense y tiene 24 años. El año tomó la determinación de cambiar de posición para buscar nuevos horizontes en el mundo ovalado. Además está a pasitos de recibirse como administrador de empresas.

–¿En Rosario hace cuánto ya?

–Estoy desde 2015 y este sería mi sexto año. Estudio Licenciatura en Administración deEmpresas y si todo sale bien en diciembre terminaría el cursado y me estaría recibiendo en la primera mitad del 2021. También estoy trabajando en bodegas Casa Araujo desde finales de 2018.

– ¿Cómo llevas la cuarentena?

–Dejando de lado los problemas, sufrimientos sociales y económicos de la pandemia, tengo que decir que me siento muy bien. Desde que arrancó todo me mentalicé mucho en sacarle el jugo a este nuevo tipo de vida. Le metí mucho a la facu, entrené también un montón individual y mientras se pudo en el club también. Además empecé a tomar clases de inglés, leí y miré mil series (risas). No me aburro.

Román Pretz.jpg
Román capitaliza el tiempo libre en cuarentena para avanzar en su formación académica en Rosario

Román capitaliza el tiempo libre en cuarentena para avanzar en su formación académica en Rosario

– ¿Cómo fue el 2019?

–En un club como Duendes que nos encanta ganar, si vemos los resultados. Te digo que fue un año más tirando a malo porque perdimos tres semifinales. Pero, si analizás el vaso medio lleno, es justamente eso, llegamos a las tres semis de los torneos principalmente como el Interior y el Nacional jugando a un alto nivel venciendo a rivales de mucha jerarquía, haciendo un recambio casi por completo de los históricos que quedaban lo cual es muy difícil tanto desde el juego como lo mental. No es fácil llenar los zapatos del Duendes de hace cinco o seis años, pero este equipo siendo muy muy joven demostró con creces que está para grandes cosas. Así que a la hora de hacer el balance estamos en la cuerda floja entre valorar lo que hicimos y no caer en conformismos.

–Hubo cambio de posición.

–Terminé con mucha confianza el 2019. Me sentí muy bien en la cancha y en el equipo. Como estoy terminando la facultad, sentí que era un buen momento para ceder a las sugerencias que venían haciéndome desde hace un tiempo de volver a jugar de hocker para intentar llegar a un nivel más alto. Soy consciente de que pasó mucho tiempo desde la última vez que lo hice, pero bueno, desde el club me dieron todo el apoyo y estoy entrenando mucho para poder hacerlo de la mejor manera. El desafío es volver a adaptarme al puesto y darle al equipo y entrenadores la confianza de que puedo hacerlo bien. Luego quiero dedicarle unos añitos a ver cual es mi techo en este deporte.

El mensaje a sus pares, los rugbiers

“Mi consejo es entrenar lo que más puedan y encuentren motivación para hacerlo en las pequeñas cosas . Y mientras aprovechar todo el tiempo libre para avanzar en otros aspectos de nuestras vidas, pero creo que eso es lo importante, sacar provecho de las situaciones”,

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario