Secciones
Patronato

"En la pretemporada estábamos descendidos"

Lautaro Geminiani recordó el sufrimiento que vivió el plantel de Patronato. Ahora el panorama se modificó y es alentador.

Viernes 05 de Abril de 2019

Se acerca el día del encuentro más importante que disputará Patronato. La ansiedad desborda en el Pueblo Rojinegro. También en los propios protagonistas. Aunque el escenario invita a soñar. Es que el elenco de barrio Villa Sarmiento no depende de terceros para asegurar su presencia en la próxima temporada de la Superliga Argentina de Fútbol.
El representante entrerriano se encuentra en una posición de privilegio. Se ubica en el sector donde desearían estar sus competidores en la pelea por la permanencia. Eso es lo que brinda mayor tranquilidad. Sobre todo después de haber convivido con el fantasma del descenso durante casi todo el campeonato. "Cuando arrancamos la pretemporada estábamos descendidos", subrayó Lautaro Geminiani, en diálogo con Ovación.
El marcador de punta derecho retornará al 11 inicial el domingo. La expulsión que sufrió en la victoria ante Defensa y Justicia lo marginó del juego ante Godoy Cruz. De esa manera no formó parte de la delegación que viajó a Mendoza. Vivió el encuentro en la capital entrerriana a través de la pantalla.
Gemi pasó del dolor tras la derrota ante el Tomba a la satisfacción por los resultados de los rivales directos. "El sábado estuve observando el partido en casa con amigos, nervioso, con ganas de estar en Mendoza y sufriéndolo. También sufrí el domingo con los otros partidos que se jugaron. Hay muchos chicos que no miran los partidos, pero a mí me gusta. Y el lunes estuve cerca de gritar un gol de Colón, pero el arquero de San Juan (en referencia a Luis Ardente) se lo sacó a (Marcelo) Estigarribia. Gracias a Dios seguimos dependiendo de nosotros, y si hacemos bien las cosas nos quedamos en Primera", aseveró.
Al observar desde afuera el último juego el defensor retornó al papel de hincha de la institución en la que comenzó a transitar de pequeño. Esa pasión que siente por los colores lleva a que la espera por el juego se dilate. "Cuando jugaba inferiores en Buenos Aires y tenía un finde libre venía a la tribuna a ver a Patronato en el Argentino B, Argentino A. Después pude realizar mis primeros pasos con Patronato, pude ascender. Llevamos tres temporadas en Primera y dependemos de nosotros para tener una cuarta y Patronato siga creciendo en el fútbol grande. El otro día estaba en casa con mi señora tomando unos mates y sentía una ansiedad muy grande por que llegue el domingo para jugar el partido", confesó.
Gemi asegura que la ansiedad es dominada. Se alimenta en la autodependencia. En tener en sus propias manos la posibilidad absoluta de evitar retroceder un nivel. "Cuando arrancamos la pretemporada estábamos descendidos. Nos enteramos por Mario (Sciacqua) que cuando lo contrataron a él había mucha incertidumbre porque estábamos más para bajar que tener la posibilidad de depender de nosotros mismos en la última fecha. Estoy contento porque el sacrificio que realizó el grupo valió la pena. Nos queda la cuenta pendiente de visitante, pero lo dejaremos para más adelante o la Copa de la Superliga. Ahora el domingo jugamos de local donde nos hicimos fuertes, volvimos al sentido de pertenencia, nos sentimos cómodos al jugar ante nuestra gente. Es más ansiedad que nervios, y al que le toque jugar estaremos a la altura para dejar a Patronato en Primera División", subrayó.
Por otro lado, el marcador de punta derecho calificó esta semana como una de las que más lo marcará en su carrera.
"Llevo muchos años que vengo al club. Son seis, siete temporadas, ascendí, jugué en Primera que era lo que quería. Después veré qué pasa con mi futuro, porque se termina mi contrato en junio. Pero si me toca irme del club lo más lindo que me pueda pasar es ayudar a dejar a Patronato en Primera División. Pero para eso falta todavía y ahora tengo la cabeza en buscar una victoria el domingo. No sé si será una felicidad como la del ascenso, porque eso fue hermoso, pero será muy lindo", describió.
Lautaro aclaró que sus palabras no fueron un discurso de despedida. Y remarcó que toda la atención está focalizada en el desafío del domingo. "No sé si serán mis últimos partidos en Patronato. Uno quiere seguir creciendo en esta carrera y estaría bueno ver qué pasará en el futuro. De todos modos ahora estoy pensando en el domingo", finalizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario