Secciones
La Selfie

Elías Uner: El atleta de las mil batallas

Una carrera por su vida deportiva, personal y profesional. Escribe Sebastián Gálligo.

Domingo 24 de Febrero de 2019

—¿De qué equipo sos hincha? —De Boca, por herencia. Mi familia es de Boca y tuve un tío que fue dirigente en la década del 70 y nos llevaba a la cancha. Fue muy copada esa infancia.

—¿Un club? —El club de Corredores; este club que estamos armando y está buenísimo. Estamos al aire libre en el Parque Urquiza de Paraná. Tenemos el verde, el río, el Parque y el agua de ahí. Somos alrededor de 48.

—¿Un jugador o deportista con el que compartiste un evento? —Como atleta he estado con casi todos. Dormí con el que ganó el maratón de Nueva York o viví con Abel Antón, que fue dos veces campeón Mundial. Pero cuando corrí en Londres, el que largó la carrera fue David Beckham.

—¿Una carrera? —Nueva York, es lo máximo. Es la meca del maratón. Hay otros muy lindos como Tokio o Berlín, pero Nueva York es como que la ciudad se paraliza ese día. Hay 5 o 6 millones de personas en la calle que hacen un cordón humano.

—¿Un rival? —Nunca tuve un rival; sí grandes compañeros de entrenamiento que me llevaron a tener la vigencia deportiva que tengo hoy. El rival es el nivel deportivo de cada uno.

—¿Un técnico? —Adrián Ramírez, sin dudas. Fue mi amigo y compañero de entrenamiento. Fui un poco autodidacta, pero él fue mi guía.

—¿En qué lugar te gustaría correr? —Me di el gusto de competir en todos los lugares. La verdad corrí muchas carreras en Europa y en Estados Unidos. Estuve en todos lados y no me quedó ninguna pendiente.

—¿A quién te gustaría ganarle una carrera? —Por la vigencia deportiva me di el gusto de competir de igual a igual con todos los que eran ídolos míos y también perdí con los peores. Me di ese gusto.

—¿Cuál fue el gol que más gritaste? —El de Diego Maradona con la mano a los ingleses en el 86. Tenía 16 años y era mi plenitud hormonal.

—¿Cuál fue el Mundial de fútbol que más te gustó? —El del 86. El del 90 también me gustó, pero el del 86 lo viví a pleno.

—¿Cuáles son los cinco deportistas argentinos que más te gustan? —Julián Molina, Felix Maidana, Yamila Alarcón, Oscar Galíndez y Antonio Silio.

—¿Y tres del mundo? — Eliud Kipchoge, Roger Federer y Julián Molina. —¿Qué te hubiese gustado ser de no haber sido lo que sos? —Como decía San Martín "serás lo que debas ser o no serás nada". Estoy re-conforme, camino a los 50, con lo que me tocó. De no haber sido esto me hubiese gustado ser un guía espiritual. Un incentivador.

—¿Qué es lo que mejor te sale? —Eso, motivar a la gente para que puedan lograr su máximo potencial. En todos los órdenes. Hoy soy motivador.

—¿Qué te gusta hacer en los momentos libres? —Netflix, leer y meditar. —¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste? —Trabajando en la óptica de mi viejo. Con la plata que gané me compré una bicicleta de competición. Eran 2.000 pesos.

—¿A qué cosas le tenés miedo? —En esta etapa tenés muchas precauciones, pero como que ya miedo no tengo. Y los miedos se los entregás a Dios. Que pase lo que tenga que pasar.

—¿Qué cosas te sacan? —No me saca nada. Pero si tengo que decir algo: la tecnología. Nuestra cabeza no está tan preparada como la de los más jóvenes para vivir en un mundo tan virtual.

—¿Qué cosas te hacen reír? —Las pavadas de las redes sociales, por eso mantengo Facebook.

—¿Cuál fue tu peor compra? —La peor compra es una oferta que uno no necesita. —¿Una comida? —Hidrato de carbono, fideos. —¿Un postre? —Chocolate por las endorfinas. —¿Una bebida? —La Sprite o alguna bebida isotónica como el Gatorade o alguna que preparamos nosotros.

—¿Qué música escuchás? —Pop latinos y me encanta ver videos en youtube. —¿Una película o serie? —Las dos cosas. Y las preferidas son las que dicen "Subidos Recientemente". La categoría que aparece en Netflix.


—¿Un viaje? —Hice muchos, pero ahora te diría un viaje a mi interior.

—¿Un lugar para vivir? —Paraná. —¿Un barrio de Paraná? —El centro, donde tengo mi negocio y mi casa.

—¿Un hombre? —Mi padre Mauro. —¿Una mujer? —Mi mamá Miñe. —¿Cuál es el contacto más groso que tenés en el teléfono? —Mis hijos Iara e Ismael, mis viejos, un puñado de amigos y el dueño de Widex.

—¿Cuántos grupos de WhatsApp tenés y cuál es el mejor? —Tengo cinco grupos y los mejores son el grupo de Widex de trabajo y el otro que se llama Elías Uner runner que estamos los del club.

—¿Si te obligaran a salir de un grupo de cuál saldrías y por qué? —Me iría de uno de amigos de la infancia que yo no estoy muy activo porque se fue transformando el que fui y por ahí vas cambiando.

—¿Con quién te gustaría tener una selfie y en dónde? —Me gustaría tener una selfie con mis hijos, pero dentro de 30 años. Y en algún maratón del mundo.

elias
Elias Uner visitó la redacción de UNO.
Elias Uner visitó la redacción de UNO.

Un hito
Elías Uner nació el 27 de agosto de 1970 en Paraná. Hizo judo y básquet en Sionista, pero a los 11 años se decidió por el atletismo. Comenzó a entrenar en el Club Atlético Estudiantes y con el paso de los años se convirtió en uno de los emblemas del deporte en la provincia. Triatleta y maratonista,

Uner recorrió el mundo con el deporte. Participó de maratones en Río de Janeiro, Cancún, donde además participó del Mundial de Tria y Dua. Corrió dos veces el Maratón de Nueva York. En 2008 fue séptimo en la General y el mejor argentino. En 2018 volvió a participar de una de las competencias más importantes a nivel mundial. Corrió el maratón de Londres, otra prueba por excelencia. En la capital de Inglaterra terminó séptimo en la general y Primero en la categoría Master 40. Fue segundo en el medio maratón de Punta del Este en 2012. En total participó en más de 1.100 competencias entre nacionales e internacionales de las cuales ganó 500.

Elías Uner se recibió de óptico, contactólogo y optómetra. Y es representante de la marca Widex. El año pasado, con el objetivo de contener, intercambiar conceptos y entrenar, creó el Club de Corredores.

Alrededor de 500 corredores participan de los periódicos encuentros en el Parque Urquiza. Una iniciativa que pretende contagiar e incentivar la práctica por el atletismo. Además fue uno de los que impulsó al atleta Julián Molina, quien este año buscará la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario