Fútbol

El tenso cruce entre Navarro Montoya y Ruggeri

Los ex futbolistas, Navarro Montoya y Oscar Ruggeri, discutieron sobre la importancia de ganar por sobre las formas en el fútbol y en los equipos grandes.

Viernes 22 de Julio de 2022

Este viernes se vivió un encendido cruce de opiniones entre dos de los panelistas de F90, el programa de ESPN. Oscar Ruggeri y Carlos Fernando Navarro Montoya protagonizaron un tenso cruce que llevó al ex capitán de la selección argentina a señalarle a su compañero que su mirada en el fútbol le impidió jugar el Mundial de 1986.

El debate comenzó en torno a las consecuencias que traen las derrotas en los equipos de fútbol y allí se expuso el contrapunto entre las opiniones del ex defensor, quien aseguró que sólo importaba ganar, y el ex arquero, que explicó por qué la manera en la que se obtienen los resultados es fundamental. “A mí no me interesa lo que digan, ¡hay que ganar!”, exclamó el Cabezón antes de mirar al techo e invocar al entrenador que más lo marcó en su carrera: “Bilardo, cada vez te quiero más, gracias por enseñarnos”.

Ante esto, Navarro Montoya insistió en que ganar es el objetivo de cualquier entrenador y jugador: Está el cómo, que es lo que queremos discutir, y las consecuencias en los equipos tan grandes que son enormes”. Y agregó: “Hay cuestiones que discutirlas en el fútbol es atrasar, no necesitamos seguir discutiendo esto”.

En enojo de Ruggeri

Fue en ese momento, que Ruggeri se enojó: “Vos te perdiste de ir a la selección con nosotros por eso, porque te da lo mismo ganar o no”. Y sentenció “Si vos decías, ‘hay que ganar’, adentro”, en referencia a la mentalidad que tenía el vestuario de la Argentina de Bilardo. Envalentonado por la discusión, el ex jugador de Boca y River tocó un violín imaginario: “Están todo el día así, ‘Hay que ir al Colón, porque si no sos de cuarta’. Hay que ganar, mostro”.

Lo cierto es que el Mono no fue convocado para la Albiceleste porque había atajado en las Eliminatorias del Mundial de 1986 para el seleccionado de Colombia. Fue así que Bilardo se inclinó por Nery Pumpido, Luis Islas y Héctor Miguel Zelada para ese certamen. Tampoco pudo llamarlo para el de 1990, cuando él ya brillaba como arquero de Boca Juniors, y viajaron a Italia Sergio Goycoechea, Ángel David Comizzo y Fabián Cancelarich.

Además, los ex futbolistas se cruzaron porque el Cabezón insistió con su postura de que “el que gana es el mejor”, mientras que su compañero le señalaba que no siempre era así y que, por ejemplo, Holanda en 1974 no había obtenido el título, pero en su parecer había sido la mejor del certamen. “Con su forma, Alemania lo superó”, le sentenció Ruggeri en referencia a la final de ese torneo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario