Ovacion
Domingo 12 de Mayo de 2019

"El tenis de mesa está adherido a mí"

Horacio Cifuentes ya se ubicó entre los 100 mejores del mundo, sitial nunca alcanzado por un exponente del ping pong nacional. El joven de 21 años cuenta su experiencia en el reciente Mundial.

Horacio Cifuentes es un deportista argentino que llegó a un sitial donde nadie lo había logrado antes. ¿En qué deporte? En tenis de mesa, sí, el que todos conocen como ping pong. Dicho así, casi despectivamente, el que todo futbolista juega en concentraciones, el que padres e hijos practican en un quincho, o en una mesa arrinconada en un club. Pero de un tiempo a esta parte el tenis de mesa cobró un auge notable en el mundo y en la Argentina también. Paraná no es ajeno a este boom y ahora logró contar con un club exclusivo de tenis de mesa (Aspatem, en calle Fray M. Esquiú 860).
Todos los que han visto algo por ahí, saben que los jugadores de ojos rasgados (chinos, japoneses, coreanos) se destacan por sobre el resto. También hay excelentes exponentes nórdicos, de Europa del este y alemanes. Pocos quizás saben que Sudamérica cuenta hoy con top 10, el brasileño Hugo Calderano y que Argentina tiene en este 2019 un top 100 por primera vez en su historia: Horacio Cifuentes, apenas con 21 años y nacido en Berisso. Claro que para llegar a un nivel de alta competencia, tuvo que radicarse en Portugal y competir en la liga española. También tuvo entrenamiento en Alemania, país de gran tradición tenismesística.
Horacio viene de jugar en abril el Mundial de Budapest (Hungría) y allí logró –por sus resultados– saltar del puesto 100 al 86. Pasó primero en su grupo y luego le tocó jugar con un rival al que conoce desde chico: precisamente Hugo Calderano. Y al hoy número 7 del mundo le hizo partido. Fue 4-2 para el brasileño quien avanzó en el certamen hasta ser eliminado por el exnúmero uno, Ma Long (China).
Pero Cifuentes le plantó un partido parejo y hasta estuvo a punto de ponerse 2-1 arriba. Pero es anecdótico. Ya terminado este certamen y de regreso a su residencia en Oporto, Portugal donde entrena en el Centro de Alto Rendimiento, el jugador surgido en River Plate dialogó sobre su momento.
—¿Cómo te sentiste en la previa al Mundial, sabiendo que llegabas como número 100?
—Llegué más distendido, y pasé bien la fase de grupos. Luego sí ante un rival más fuerte (Calderano), sabía que era un partido difícil, las que tenía las de ganar era él, favorito o candidato, así que traté de concentrarme y hacer un buen papel, hacer mi juego. No me cerré en estrategias, que después te pueden llevar al error, sino en tratar de disputar el partido y en varios sets lo pude hacer y hasta tuve la chance de ponerme 2-1 arriba y hasta casi ganarle.
—Ya que te referiste a tu rival Calderano, conociéndose desde antes, se vio un partido diferente y a él muy presionado.
—Para él era su primer partido en el Mundial (estaba preclasificado directamente para esa etapa), mientras que yo venía de jugar grupos, así que llegué con un poco más de rodaje, pero sí lo noté más nervioso de lo normal, eso significa que me tenía respeto, por decirlo de alguna manera y sabía que iba a ser un partido difícil y más sabiendo que yo no tenía nada que perder y que iba a estar suelto. Y fue lo que pasó. Ahora bien cuando entra en rall, es una máquina, es imparable.
—¿De qué te sirvió tu performance en el Mundial?
—Para mejorar, voy de a poco, yo trato de disfrutar día a día, entrenar, saber cuáles son mis puntos fuertes, mis habilidades y tratar de potenciarlas y mejorarlas.
—¿Cómo te considerás vos como jugador, cuáles son tus puntos fuertes y cuáles por mejorar?
—No soy un jugador que descolle con algún golpe en especial. Me considero un jugador bastante pasivo, pero trato de estar rápido en la mesa, imprimirle velocidad al juego. No tengo un golpe muy fuerte, así que trato de darle mucha importancia al tema saque y recepción. Sé que me cuesta la potencia en la derecha, y así que ese es un punto clave a mejorar por ahora, que lo estamos trabajando y seguir mejorando el juego corto que es donde hay más diferencia con el resto de los jugadores respecto a los de Latinoamérica.
—Vemos que no dejás de asistir a campeonatos nacionales, recientemente lo hiciste en Salta. ¿Cómo sentís el verte observado por chicos, que te ven como alguien a quien seguir?
—Sí noto al viajar a los torneos nacionales que los chicos me miran, se ponen cerca, tratando de sacar algo para aprender como yo lo hacía en su momento cuando tenía 10 u 11 años y los miraba a Gastón (Alto) y a Pablo (Tabachnik) todo el tiempo. Se que soy una figura dentro del país y trato siempre de dar el ejemplo.
Un 2019 intenso. Este 2019 es particularmente exitoso para Cifuentes. En marzo se consagró Campeón del Abierto Sub 21, disputado en Guadalajara, uno de los certámenes más importantes del ITTF (International Tennis Tabble Federation). Fue una vibrante final ganada 3-2 al francés Julles Roland. Fue el regreso a la competencia, luego de que sufrir una luxación de hombro en noviembre, tras ser víctima de un asalto en Santiago (Chile), luego de haberse consagrado subcampeón panamericano en ese país.
Se rehabilitó en la Argentina, para luego regresar a Oporto, ciudad portuguesa donde reside y entrena en el Centro de Alto Rendimiento. Juega para el Club de Tenis de Mesa Monte Porreiro Visit Pontevedra (España) donde es la figura internacional para esa entidad de la región de Galicia. Luego de disputado el Mundial de Budapest -el tercero en su carrera- su próximo desafío serán los Juegos Panamericanos que se jugará en Lima, Perú.



El crecimiento en Paraná

El tenis de mesa viene creciendo en la capital provincial. En 2015 por iniciativa de Gustavo Maili, surgió Aspatem (Asociación Paranaense de Tenis de Mesa), hoy un club exclusivo de esta disciplina. Está ubicado en Fray M. Esquiú 860, donde se dispone de mesas profesionales, paletas y pelotas para quienes deseen ir a jugar y hacerse socio. Hay profesores que de lunes a jueves dan clases según las categorías de los jugadores (de Primera a Cuarta). Los viernes es día libre. Más de un centenar juega en Paraná los torneos y lo hacen compitiendo en la Liga Dos Orillas con la vecina capital, Santa Fe. Cada vez más asisten a certámenes nacionales y uno de sus habituales representantes es Agustín Asmu quien lidera el ranking de Menores de 9 años a nivel país.

Gentileza Prensa Aspatem.

Comentarios