Ovacion

El sueño de la Piba

Florencia Arce jugará el Mundial de fútbol sub 20 Japón FIFA 2012. Empezó a los 11 en el playón del Pancho Ramírez. Ganó los Juegos Evita, tenía botines prestados y juega de cinco. “Además de salir por primera vez del país voy a conocer grandes estadios porque siempre jugué en el potrero”, contó.

Sábado 04 de Agosto de 2012

Sebastian Galligo / Ovación


No son muchos los que tienen la posibilidad de conocer otro país. Menos aún de jugar un Mundial y atravesar el continente. Sobre todo cuando se nace en un barrio humilde y las cosas cuestan el doble. Florencia Arce es uno de esos casos en un millón. La piba de 18 años será la primera entrerriana en disputar un Mundial de Fútbol Sub 20 que se jugará en Japón del 19 al 8 de setiembre.


La historia comenzó el jueves en el predio que posee la AFA en Ezeiza luego de un amistoso ante la Selección de Uruguay. De las 25 jugadoras cuatro quedarían afuera y el nerviosismo se apoderó de la situación. “El técnico comenzó a consolar a las que se iban a quedar afuera sin dar nombres y después empezó a dar la lista”, contó. No fue nada fácil superar el trance porque “no decía nunca mi nombre hasta que llegó”. Y como para no, le tocó el número 19 de 21.


Recibida la gran noticia se encontró con otro inconveniente. El celular se rompió y no podía llamar a Paraná; suerte que el “maldito” aparato logró mandar dos mensajes. “Le escribí a mi mamá y Juan (Comas) las dos personas que estaban muy ansiosas, pero tardé un montón de tiempo porque lloraba y no podía escribir ”, confesó.


A partir de allí se desató la algarabía en el barrio Pancho Ramírez; el Pancho como se lo conoce popularmente. Las primas, las amigas y su familia permanecieron en vilo toda la noche para esperarla con un pasacalles que decía “Felicitaciones Genia”.


Flor, como la conocen todos, llegó a las 4 y no paró de hablar hasta media mañana cuando llegaron las fotos y amigos y vecinos salieron a saludarla.
“Estoy muy contenta porque voy a cumplir un sueño”, dijo a Ovación.

Claro que para llegar tuvo que sobreponerse a innumerables situaciones.


Florencia perdió a su padre –Garufa, exjugador de Banfield– hace unos años y es la menor de tres hermanos. María José de 25 años y su referente: Ivo, de 20.


“Me decían que mi Negra era una machona”, cuenta rozagante y nostálgica Silvina, su mamá. Y sí, mientras las demás chicas hacían voley en el playón del barrio, Florencia le pegaba con el pie y quería jugar al fútbol. “Siempre me retaban porque hacía jueguitos y le pegaba con el pie”, señaló mientras se abrazaba con el Bebo Gauna, su primer entrenador y exgloria de Peñarol de Paraná.


A los 11 años conoció Las Vampirezas, con zeta, como aclara el exgoleador del Murcia y el Betis Juan Comas, porque el nombre nació de su hija Maru que nació en España. Allí comenzó a dar los primeros pasos en el potrero contiguo al puente que atraviesa el arroyo Antoñico. Juan, DT y viejo lobo, le vio condiciones y la llamó. “Empecé a jugar hasta que en 2008 salimos campeonas nacionales de los Juegos Evita y ahí me llamaron a mí y una compañera para probarnos, pero no quedé”. La desilusión no fue un obstáculo porque ella solo quería jugar.


Con botines prestados y la perseverancia se le “plantó” a la mamá que quería que termine la escuela y le dijo: “Mamá, la escuela la puedo terminar en cualquier momento, pero esto no”, y Silvina no dudó. Cursando 2º año del nocturno en la escuela Rivadavia tuvo que desistir porque viajaba de martes a viernes a entrenar en el predio de la AFA. “Empecé a viajar los lunes a Buenos Aires y allá me daban todo: comida, hoteles y viaje”, relató.


Pasaron los días y la mediocampista tomó ritmo de competencia y se adaptó cada vez más a los espacios porque “siempre jugué en fútbol siete o fútbol nueve y cuando pasé a jugar 11 me costó”.
En este nuevo proceso también conoció otros sectores de la cancha a tal punto que se enamoró de su actual posición. “Me encanta jugar de cinco y ocupar toda la mitad de la cancha”, contó Flor, a pesar de que su ídolo, David Trezeguet, juega de delantero.


Ahora llegó la buena nueva. Es más, hasta estrenó botines porque el tío le regaló “unos Pumas Borussia”, con “chivo” y todo para llenar el calzado 38 y devolver los prestados.


En breve llegarán las luces, el gran país asiático y el Viejo Continente porque la semana que viene comenzará la gira previa con una serie de amistosos en Italia.


Flor, que según cuenta “lo más lejos que viajé fue a Mar del Plata con los Juegos Evita”, cumplirá el sueño de jugar un Mundial, salir del país. Además contó emocionada y casi perpleja. “Además de salir por primera vez del país voy a conocer grandes estadios porque siempre jugué en potreros”.


Ahora solo resta jugar. Para eso habrá que esperar dos semanas, cuando Florencia Arce vista la camiseta de la Selección en el Mundial Sub 20 FIFA 2012, y tenga al menos, a todo un barrio en vilo.

El Grupo
La Selección Argentina jugará en el Grupo C con Corea del Norte, Noruega y Canadá. Las sedes serán Tokio, Hiroshima, Miyagi, Saitama y Kobe. Alemania, campeón en 2010 es uno de los grandes candidatos junto a Estados Unidos y Corea del Norte.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario