Ovacion

El pibe sin pies que quiere emular a Messi

 Es brasileño. Entrenó una semana en un campus del Barcelona en Rio de Janeiro. Sufre una malformación en las extremidades. Sin embargo, juega como cualquier chico de su edad.

Miércoles 01 de Agosto de 2012

Gabriel es un chico de 11 años, brasileño, que no tiene pies y sin embargo, contra todas las adversidades, juega muy bien al fútbol. El niño entrenó durante una semana en un campus del Barcelona y sorprendió a todos por su capacidad para jugar y moverse en la cancha.

El chico expresó que uno de sus sueños es poder entrenarse en el Barcelona, y así fue. Porque a pesar de que logró entrenarse sólo durante algunos días, Gabriel se mostró feliz por estar practicando con profesores del conjunto catalán.

"Pese a no tener los dos pies, tiene una coordinación motora sensacional", explicó el fisiólogo del Barcelona Camp, Mauricio Soares. Y las imágenes se transforman en el documento de la realidad. Porque ahí está Gabriel tirando bicicletas, parando la pelota y buscando el pase preciso.

El pequeño brasileño es una historia emocionante dentro del mundo del fútbol. Una historia de superación, lucha, inclusión y habilidad con la pelota. Porque lejos está Gabriel de ser un niño con poco manejo del balón. Todo lo contrario. El brasileño, que idolatra a Messi, sorprendió a todos con su juego.

Gabriel se adaptó a jugar con sus compañeros y logró superar la dificultad que padece de nacimiento por una malformación. El ídolo más grande del niño brasileño es el mejor jugador del mundo y de la Argentina. Esas paradojas que se generan en el fútbol con las rivalidades y el folcklore del deporte más lindo del mundo. Ese mismo juego que lo llevó a Gabriel a superarse y entrenarse en el Barcelona.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario