River
Sábado 04 de Noviembre de 2017

El país se para por su partido preferido

River y Boca jugarán desde las 18.05 otra edición más del Superclásico. El equipo de Guillermo llega mejor.

Boca, líder de la Superliga con puntaje ideal tras haber ganado los siete partidos que jugó, visitará mañana a River en el Superclásico que atrapa al pueblo futbolístico argentino y que los encontrará con presentes disímiles, ya que los Xeneizes protagonizan una campaña impecable y los Millonarios están golpeados tras haber sido eliminados de la Copa Libertadores.
El Superclásico, válido por la octava fecha de la Superliga, se jugará este domingo desde las 18.05 en el estadio de River ubicado en el barrio porteño de Núñez, será arbitrado por el misionero Néstor Pitana y televisado por las señales de cable Fox SP y TNT SP.
Boca, que lleva siete años sin perder en el Monumental, desde el 16 de noviembre de 2010, lidera el torneo local con 21 puntos, 19 goles a favor y uno solo en contra, y viene de vapulear a Belgrano de Córdoba (4-0) en su última presentación. River, en tanto, que estaba abocado a la Libertadores (también está clasificado a las semifinales de la Copa Argentina) y por eso en el torneo local tiene 12 puntos, lleva cuatro fechas sin victorias con tres empates y una derrota, la que lo dejó sin invicto la semana pasada cuando perdió en Córdoba con Talleres por un holgado 4-0.
Con ese panorama, la presión se presume mayor para River, que necesita curar la herida sangrante que le dejó Lanús en la Copa, en una eliminatoria que el equipo dirigido por Marcelo Gallardo parecía tener resuelta tras haberse impuesto por 1-0 en Núñez y estar en ventaja por 2-0 en la Fortaleza, hasta que llegó la reacción del Granate y perdió por 4-2 en una caída durísima ya que le frustró el objetivo del año. Además, River le ganó por última vez a Boca en Núñez en el torneo Apertura de 2010 por 1-0 con un gol anotado por Jonatan Maidana, el único de aquélla vez que será titular hoy, ya que el chaqueño Juan Manuel Insaurralde, quien jugó ese partido y está en el plantel boquense, perdió el puesto hace rato con el platense Lisandro Magallán.
Según lo anticipó Gallardo, luego de la derrota 'copera', el partido ante Boca es lo mejor que podía pasarle a River, ya que tendrá la oportunidad de recuperarse rápido y ante su gente, más allá de la gran posibilidad de descontar los nueve puntos de ventaja en la tabla. Gallardo tiene en mente repetir la formación que perdió con Lanús, aunque deberá esperar hasta último momento al mendocino Enzo Pérez, con un dolor en el glúteo.
En Boca, el mellizo Guillermo Barros Schelotto, ídolo como jugador y en camino a serlo también como DT, también insistirá con los 11 que golearon a Belgrano, conforme con lo que expuso el equipo.

Comentarios