Secciones
Superliga

El goleador que llega desde la última línea

Gabriel Díaz disputó tres encuentros con la camiseta de Patronato. En esos juegos el defensor anotó dos conquistas que le permitieron al Rojinegro sumar en las posiciones y en los promedios.

Miércoles 06 de Noviembre de 2019

Gabriel Díaz llegó a Patronato a mediados de julio proveniente del mercado del ascenso con un gran antecedente. Sus números sorprendieron, dado que en la anterior temporada el marcador central se había transformado en una de las principales armas ofensivas de Ferrocarril Oeste en el campeonato de la Primera B Nacional (actualmente denominado La Nueva Nacional).

Con la camiseta del Verdolaga el defensor se había despachado con siete conquistas en 22 encuentros. Con la del Rojinegro prolongó su efectividad en la red. En sus primeros tres cotejos en la entidad de barrio Villa Sarmiento convirtió dos conquistas. La última de ellas fue el domingo en el empate en un gol ante Racing Club de Avellaneda.

“Me tiro a barrer porque pensé que (Gabriel) Árias iba a romper todo. Quedó el balón en el piso y la pude enganchar”, revivió el artillero de Patronato en declaraciones con Nuestro buen momento, por la 97.1 La Red Paraná.

Gabi debió esperar ocho capítulos para tener su bautismo en el Santo. Su estreno en la Superliga se produjo el 27 de septiembre en igualdad 1 a 1 ante Lanús al reemplazar a Matías Escudero, quien cumplió una fecha de suspensión. Más allá de haber cumplido con creces en ese juego, cedió su lugar en la fecha siguiente cuando el Santo visitó a River Plate en el estadio Monumental.

El defensor acató la decisión del entrenador Mario Sciacqua. Entendió cuáles son las reglas de juego. “Por dentro me moría de ganas de jugar contra River y como todos hasta el último momento tenía la ilusión de poder estar. Pero entendí que la dupla central titular venía siendo Fede (Mancinelli) y Mati (Escudero), que venían cumpliendo de la mejor manera. Sé cuál es mi lugar, como el de todos los chicos del plantel, que es alentar al que le toca jugar. Todos morimos de ganar por jugar. Cada uno tiene su carrera y quiere aprovechar sus chances, pero siempre hay que priorizar el objetivo grupal y la lealtad con el compañero por sobre todas las cosas”, valorizó.

Su regreso a la alineación principal no se hizo demorar. Su capacidad para lastimar en las acciones de balón detenido lo llevó a ganarse un lugar en el 11 inicial. “En Tucumán habíamos tenido muchas acciones de pelota parada y no me había quedado ninguna para ir a disputar el balón. En cambio el domingo tuve una en el primer tiempo que me cobraron offside y después se vio que no estaba adelantado. Y en la del gol quedó medio de rebote, pero por suerte entró”, agradeció.

Patronato mostró dos caras ante el último campeón de la Superliga. Sin ser avasallado fue dominado claramente en la etapa inicial. Revirtió la imagen al reaccionar en el complemento. “Salimos con otra mentalidad, otra agresividad. Con el resultado adverso perdimos el orden que tuvimos y arriesgamos un poco más. Los defensores quedamos mano a mano, pero de esa manera pudimos meter a Racing más atrás y le sacamos el protagonismo que venía teniendo”, analizó.

Mostrar dos caras en un mismo juego fue una característica que Patronato exhibió en los últimos encuentros. Díaz no encontró respuesta a esta irregularidad, pero entendió que este es el principal aspecto a corregir pensando en el encuentro que disputará el sábado en su visita a Central Córdoba de Santiago del Estero, uno de los rivales directos en la pelea por la permanencia.

“En los últimos tres partidos jugamos buenos segundos tiempos y no tanto en los primeros. Los tres partidos fueron diferentes y los motivos también fueron diferentes. Lo que tenemos que hacer es mentalizarnos en salir a jugar una final en Santiago del Estero, pero no jugar una final de 45 minutos, sino de 90 minutos”, concluyó.

Cambiaría el dibujo ante el Ferroviario

Más allá de que el esquema predilecto de Mario Sciacqua es el 4-4-2, el entrenador de Patronato no se ata a un solo sistema. En distintos encuentros modificó el dibujo de acuerdo a las características del adversario de turno y del material que tiene a disposición. El sábado el DT apostaría por un 4-4-1-1 con la presencias de José Barreto, Nicolás Delgadillo y Santiago Rosales por Gabriel Compagnucci, Lautaro Comas y Cristian Tarragona.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario