Atletismo
Jueves 22 de Febrero de 2018

El futuro del deporte entrerriano ya llegó: La historia de Pablo Zaffaroni Unrein

El garrochista de Concepción del Uruguay tiene 17 años y es número uno del ranking americano en su categoría. En diálogo con UNO, contó su historia y la experiencia de haber entrenado junto a Chiaraviglio referente del atletismo.

Por Antonella Toso Gemelli


Pablo Zaffaroni Unrein, posiblemente, sea una de las mayores joyas del deporte entrerriano. Con 17 años ya ha ganado torneos provinciales, nacionales e internacionales. Es oriundo de Concepción del Uruguay y se dedica al salto con garrocha.


El joven practica este deporte desde muy chico y, si bien probó con otras disciplinas, encontró su pasión en el salto con garrocha. En los últimos días fue noticia por participar de una prueba en Brasil, San Pablo, donde estuvo junto a grande deportistas como Germán Chiaraviglio.


atletismo3.jpeg



UNO se comunicó con él para conocer su historia más profundamente. "Practico este deporte desde hace cinco años pero profesionalmente hace tres. Hacía educación física en la escuela y mi profesora de ese momento, es ahora mi entrenadora, Patricia Lescano. Ella vio que tenía aptitudes para el salto con garrocha, veía que sabía mover bien el cuerpo, posicionarlo bien, sabía cómo resolver algunos movimientos, capaz me caía y ponía bien las manos o caía bien directamente, vio que era bastante ágil entonces me llevó al centro de educación física. Así empecé. No me dio muchas opciones, me llevó directo a la garrocha, fue lo primero que hice y lo que más me gustó, no es que me mandaron a eso y prefería otra disciplina. Desde el principio me encantó el salto con garrocha", comentó Pablo en relación a sus inicios en el atletismo.


Sin embargo, para él, no es una sorpresa el nivel al que llegó ni creer que puede seguir creciendo. Su desempeño en el atletismo va a paso rápido pero seguro, con buenos resultados y sin saltear etapas. "Nunca me puse a pensar llegar a este nivel. Fue todo tan gradual... iba a educación física, me salían las cosas bien, me llevaron al centro de educación física, me empezaron a salir bien las cosas ahí también y me empezaron a llevar a torneos locales, después provinciales, nacionales y así hasta que empecé a ganar y en un momento los comentarios de otros entrenadores eran 're bien el atleta de Patricia Lescano, va bien encaminado'. Después empezamos a ganar torneos nacionales, el sudamericano en 2017, clasifiqué al Mundial. Ahora estamos clasificando a torneos internacionales que, si me pongo a pensar, impactan un poco pero como fue tan gradual mi forma de vivirlo, siempre dije lo mismo, de afuera capaz se ve diferente pero a mí no me sorprende porque yo soy el que estoy haciendo esto, soy el que todos los días tengo que remarla un poco mas, un poco mas y un poco más para poder clasificar a esos torneos", comentó.



atletismo7.jpeg



Anteriormente, el uruguayense había hecho siete años de gimnasia artística lo que también le favoreció para marcar la diferencia y aprender más rápido que el resto de los chicos lo necesario para saltar con garrocha.


Asimismo, como todo deportista de alto rendimiento, lleva horas de entrenamiento y sacrificios para poder estar en buen nivel. Pablo contó como es su preparación. "La cantidad de horas te lo da el tipo de entrenamiento que tenes que hacer, yo ahora estoy en un periodo de pre-competencia entonces la carga horaria no es tanta porque el objetivo es estar liviano, ágil, preparado técnicamente. Cuando estamos en pretemporada es cuando mas carga horaria hacemos, con doble turno, capaz son siete horas de entrenamiento y ahora estamos en tres o cuatro horas pero es lo que te ayuda a poder estar bien técnicamente y no pesado por tanto gimnasio. No tengo restricciones con la comida, no tengo que excederme con nada, no tomo, no como mucho. Hay que cuidarse un poco".


atletismo6.jpeg



Sin dudas, el último fin de semana quedará en la memoria del joven para siempre. Tuvo la posibilidad de entrenarse junto a su máximo referente en este deporte, Germán Chiaraviglio y aprender de él y de Elson Miranda, "uno de los mejores técnicos del mundo". "La experiencia en Brasil fue muy buena, muy productiva, aprendimos mucho de Elson Miranda que es uno de los mejores entrenadores del mundo del salto con garrocha. La infraestructura era muy buena, bajo techo con todos los 'chiches' y todo lo que querías. El entrenamiento era muy diferente, muy bueno, se notaba la diferencia con el nuestro. Mis entrenadores y yo aprendimos un montón y compartir entrenamiento y varios días con Germán Chiaraviglio fue una locura, estar con un grande del atletismo y de esto que es lo que hago me gusto un montón".


atletismo.jpeg



Al ser consultado por la relación que pudo mantener en esos días con su ídolo, contó: "Con German hablamos más que nada sobre mi futuro porque el año que viene tengo pensado irme a estudiar a otra parte, no quedarme en mi ciudad por el tema de las facultades entonces me aconsejo sobre mi futuro y lo que se viene para 2019."



LEE MAS: Un entrerriano en San Pablo: Zaffaroni superó los 5 metros con garrocha



Sin embargo, hoy todo es felicidad para el deportista, al igual que cuando ganó el Sudamericano U18. Pero también tuvo que pasar por momentos muy difíciles como fue su lesión en la columna. "El peor momento fue cuando me lesioné la espalda en una gira de entrenamiento en Madrid. Fue una espondiolistesis la lesión que tuve, es como un desplazamiento o desgaste de una vértebra lumbar que duele mucho y me impedía entrenar. La recuperación fue dura, tenía que fortalecer la parte de los abdominales y espinales para que, si recibía algún impacto, me recubran los músculos. Tenía que hacer 300 abdominales antes de ir a la escuela, otros al mediodía, otros a a la tarde, otros a la noche y así todos los días durante 6 meses. Fue jodido porque ahí estaba empezando a saltar cada vez más alto y me paso eso en el entrenamiento y tuve que parar bastante tiempo". De todos modos, el medallista no tuvo miedo de quedarse sin su pasión. "No tuve miedo porque estuve con un equipo de profesionales muy bueno que me dieron mucha confianza al punto de decir 'ya va a pasar y voy a volver a competir', 'ya me voy a recuperar y va a estar todo bien'. Hice bien porque ahora, de ese tema estoy perfecto", manifestó.


atletismo8.jpg




FUTURO. Brasil y el Sudamericano ya pasaron, ahora Pablo Zaffaroni Unrein debe mentalizarse en sus próximos objetivos y, aunque todavía no tiene muy en claro cómo seguirá su futuro por la poca popularidad del deporte y el comienzo de una carrera universitaria, la meta es estar presente en los Juegos Olímpicos de la Juventud que serán en octubre 2018 en Buenos Aires. "Mi futuro lo planeo medio al paso porque, como no hay muchos entrenadores de garrocha en el país y si hay, son ciudades que no tienen infraestructura, voy tratando de adaptarme a circunstancias. Es complicado pero todavía no lo tengo muy claro. Además tengo que sentarme con mi entrenadora a hablar sobre los objetivos. Por lo pronto el inmediato son los Juegos Olímpicos de la Juventud y el Sudamericano U18 en Colombia y algunos más pero no lo tenemos definido todavía", explicó a UNO.


Lo que sí tiene muy en claro es su sueño, su objetivo máximo, los Juegos Olímpicos de Mayores. "Siempre dije que sueño con ganar un Juego Olímpico de Mayores, la idea es ganarlo pero ya llegar a uno es un objetivo muy fuerte", dijo.


atletismo5.jpeg



APOYO. El atleta de Concepción tiene un apoyo importante debido a su gran nivel, ha entrenado en el Centro de Alto Rendimiento Nacional y recibe becas tanto de Entre Ríos como del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo lo cual lo ayuda sobre todo desde lo económico y a mantenerse en buen nivel deportivo compitiendo con los mejores. "El ENARD me da becas, también Entre Ríos que, aunque es una al año, ayuda muchísimo. Después tengo sponsors de ropa e indumentaria que es Nike y de suplementos", contó.


Actualmente, está cuarto en el ranking mundial de su categoría y primero en América.


atletismo2.jpeg



Sin embargo, para él lo más importante no son las becas si no su entrenadora; quien lo impulsó y guió en esta disciplina y que hasta el día de hoy lo acompaña siempre, Patricia Lescano que, además es la Presidente de la Federación Atlética de Entre Ríos. A ella, Pablo el dedicó unas lindas palabras en forma de agradecimiento. "No tengo mucho para decirle a mi entrenadora más que gracias, pero si tengo mucho para hablar de ella. Sacó adelante un deporte que en mi ciudad estaba prácticamente perdido porque no se practicaba más, se había ido todo el prestigio y gracias a ella se hizo una pista de atletismo de 33 millones de pesos donde entrenamos 50 atletas, muchos reconocidos internacionalmente. Es una luchadora, es una rompe paciencia pero una luchadora de esto que ama. Ella, como persona, es mi referente por todo lo que luchó y sé que lucha en todo momento de su vida. Hay mucho para hablar de ella, a mi me enorgullece", concluyó el garrochista en su entrevista con UNO.


atletismo1.jpeg


Comentarios