Secciones
Ovacion

El femenino busca su espacio en Patronato

Regresaron muchas jugadoras de experiencia con la firme idea de que esta rama crezca en el club. Por ahora esta iniciativa marcha de maravillas, pero las chicas no se conforman y van por más.

Sábado 22 de Junio de 2019

No hace mucho tiempo el Club Patronato inauguró su diamante en la zona del Túnel y aprovechando ese envión, el de tener la casa propia, ahora se busca reactivar el sóftbol femenino. Para ello regresaron algunas históricas, se sumaron más jóvenes y se busca tentar a más chicas para que el Rojinegro tenga su equipo de Primera División y lógicamente también las divisiones formativas. Ayer Ovación estuvo en el diamante y habló con las impulsoras. Una de ellas es Paula Eder, quien regresó a la actividad con la mente puesta en que esto crezca o crezca. “Estamos de vuelta. Hace unos tres o cuatro meses las que son madres empezaron a ver que las nenas crecían y que de repente necesitábamos darle una base a un equipo femenino y ahí volvimos las viejas”, confesó, entre risas, y agregó: “Tener nuestra cancha es fundamental. De hecho Patronato no tenía y siempre fue como la falencia, pero ahora las condiciones están dadas por la cancha y porque hay un equipo enorme de gente trabajando. Acá tenemos una mistura de edades y queremos que se sigan sumando”.

En el plantel de Patronato, entre otras, se encuentra en la actualidad la hermana de Bruno Motroni, uno de los mejores jugadores del mundo y que está jugando con el seleccionado nacional el Mundial de Praga. “Yo hice desde chica. Nací con un guante y un bate bajo el brazo, como todos dicen. Antes de decir papá o mamá dije sóftbol. Yo hace 17 años que no jugaba y decidí volver para reactivar el sóftbol femenino en el club”, expresó Débora.

A la hora de tentar a otras chicas a que se sumen al club a entrenar sóftbol, Débora envió el siguiente mensaje: “Tienen que venir porque es un deporte muy divertido, hay muchas chicas, se aprende y hacés amigos”, enfatizó Motroni y continuó con el relato Tamara Bolzán: “Este deporte es una familia y se puede venir con la familia más allá que seas mamá. Yo me vengo con la sillita, en la bici, y el nene juega a un costado y yo entreno”.

“Tenemos chicas que recién empiezan y nosotras tenemos que bajar un cambio porque estamos como calibrando el nivel, pero en breve ojalá podamos competir”, expresó Chipi Drago ilusionada con poder contar con un equipo y jugar frente a otros en la APS.

Ayer además de las mujeres antes mencionadas estuvo Ludmila Sacks, quien es la mujer de Federico Eder, también del seleccionado argentino. “Yo hice mucho hockey sobre césped, también futsal, pero este deporte es mi verdadero amor”, disparó.

Finalmente Simón Righelato, uno de los DT, comentó: “La idea es empezar con las chicas porque teníamos una sola que se nos pasaba de categoría y entonces la idea fue convocar a algunas veteranas para que se fomente este deporte y para atraer chicas nuevas”, dijo, y agregó: “Tuvimos la sorpresa de que se agregaron muchas, así que genial porque se formó un buen grupo. Y además pudimos dividir las chicas de los chicos y trabajar de manera ordenada e individual respecto de las necesidades de cada uno”.

Embed

Entrenaron chicas, infantiles y juveniles

Los infantiles y juveniles de Patronato se movieron ayer en el diamante que está en la zona del Túnel, que en la brevedad, esa es la idea, tendrá baños y vestuarios para que los jugadores y jugadoras se puedan cambiar en el predio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario