Fútbol
Jueves 03 de Mayo de 2018

El entrerriano que hizo historia con el Calamar

Facundo Curuchet integró el plantel de Platense que el miércoles ascendió a la B Nacional. El oriundo de Gualeguaychú fue uno de los jugadores que estuvieron presentes en todos los encuentros.

El verano finalizaba con una tormenta en la localidad bonaerense de Vicente López. Platense perdía en la noche del martes 20 de marzo ante Estudiantes de Buenos Aires en condición de local. Con ese resultado resignaba el liderazgo de la Primera B Metropolitana. Después de esa derrota la barra brava del Calamar atentó hacia la unidad móvil que trasladó la delegación del equipo de quien era hincha el recordado Roberto Polaco Goyeneche. Fue un momento de mucha tensión y temor en uno de los equipos que militó en el círculo superior del fútbol argentino durante la década del 80 y 90.
"Nos quedan siete finales y estamos a dos puntos de distancia de Estudiantes. Confiamos en revertir el panorama", remarcó a Ovación Facundo Curuchet días después de la amenaza sufrida de parte del grupo más violento de hinchas de Platense. El atacante entrerriano, que junto a Jorge De Olivera, el uno Calamar, tuvo asistencia perfecta en la temporada, nunca perdió la esperanza. Confió en alcanzar la meta de ubicar al conjunto de Vicente López en la Primera B Nacional. En la noche del miércoles hizo historia al consagrarse campeón con el Marrón de la temporada 2017/18 de la B Metropolitana.
El día después de dar la vuelta olímpica, el oriundo de Gualeguaychú volvió a atender el llamado de Ovación. Esta vez para describir las sensaciones de haber ingresado en la historia de Platense. "Este campeonato lo ubico allá arriba en mi carrera", aseveró. "Si bien había ascendido con Colón en 2014, en ese torneo jugué muy poco. En cambio en este campeonato pude jugar todos los partidos. Fue algo lindo porque el club me abrió las puertas y me contrataron para devolver a Platense en la B Nacional. Por suerte lo pudimos cumplir", agradeció
Platense tuvo que esperar cuatro días más para dar la vuelta olímpica. El sábado el Calamar desperdició la posibilidad de coronarse campeón al igualar con marcador cerrado ante Colegiales, en Munro. Ese resultado fue capitalizado por Estudiantes, que igualaba al Marrón en la cima de las posiciones después de superar a Fénix. "Estábamos tranquilos, pero con bronca. Queríamos ascender en ese momento para no ir al desempate y terminar de una vez con el sufrimiento. Fuimos al desempate y lo pudimos ganar", destacó el artillero surgido de la cantera Sabalera.
La paridad con el Pincha de Caseros quedó graficada en el cotejo decisivo. El campeonato se definió en tiempo suplementario. "Es una categoría muy difícil y se vio reflejado en el desempate donde tuvimos que jugar 30 minutos más de alargue. Lo fuimos a buscar con un hombre de más y por suerte llegó el gol. Después cuando quedamos los dos equipos con 10 el rival se nos vino encima. El partido no terminaba más. Cuando nos pusimos en ventaja faltaban varios minutos para el final. No veía la hora de que terminara porque estábamos muy cansados y varios de mis compañeros estaban acalambrados", subrayó Curu.
Estudiantes luchó hasta el pitazo final por alcanzar la paridad que le permitiera estirar la definición en remates desde el punto final. La figura de Jorge De Olivera fue determinante para evitar que se escapara el título Calamar. "Sufrí cuando Estudiantes nos puso en aprietos, pero por suerte estaba Jorge (De Olivera) como en todas las otras fechas, que nos salvó y estuvo iluminado.
A fuerza de goles Curu se ganó el cariño del hincha. El entrerriano, que aportó nueve goles a la conquista de Platense, fue uno de los jugadores más ovacionados en la noche del miércoles. "Ya el último partido que jugamos de local me habían ovacionado y anoche (por el miércoles) en una jugada que bajo a recuperar me ovacionaron y cuando terminó el encuentro también. Por suerte me sentí bien en esta temporada. La confianza que me brindaron el cuerpo técnico y mis compañeros ayudó para encarar cada partido de la mejor manera y hacer siempre lo mejor", concluyó.


No se olvida de su exequipo

Curuchet pudo defender la camiseta del equipo que representa a su ciudad en el ámbito nacional. Disputó 13 encuentros con Juventud Unida de Gualeguaychú en el Torneo de Transición 2016 de la Primera B Nacional. El atacante se vio sorprendido por el descenso que sufrió el León al Torneo Federal A. "Lamentablemente le tocó bajar. Pero ahora tiene que reponerse para tratar de regresar lo más rápido posible", indicó. Luego añadió: "Si bien estuve metido en el partido ante Estudiantes tengo amigos en Juventud Unida y los llamé para saludarlos y animarlos un poco".

Comentarios