Secciones
Acusado por adulteración

El entrenador del Werder Bremen renunció a su cargo

Tras ser acusado de falsificar el certificado de vacunación, Markus Anfang, el entrenador del Werder Bremen, decidió ponerle fin a su trabajo en la institución

Sábado 20 de Noviembre de 2021

El entrenador Markus Anfang renunció este sábado a su cargo al frente del Werder Bremen, de la segunda división del fútbol de Alemania, luego de la investigación que se lleva adelante para determinar si falsificó su certificado de vacunación contra el coronavirus.

"Debido a la situación extremadamente estresante para el club, el plantel, mi familia y para mí mismo, decidí ponerle fin a mi trabajo como entrenador del Werder Bremen con efecto inmediato", expresó Anfang en un comunicado emitido por el club, según consignó la agencia de noticias DPA.

Anfang, de 47 años, está siendo investigado por la Fiscalía de Bremen por presunta adulteración de su certificado de vacunación.

Werder Bremen.jpg
El entrenador del Werder Bremen renunció a su cargo.

El entrenador del Werder Bremen renunció a su cargo.

"Pedí al club que rescinda mi contrato de manera inmediata y accedieron a esta petición, Aclaro que recibí mis vacunas en un centro oficial como cualquier otro ciudadano y pegué las correspondientes pegatinas en el certificado", añadió el entrenador.

Werder Bremen, que marcha octavo en el torneo de segunda división alemán, tuvo a lo largo de su historia a tres futbolistas argentinos: Rodolfo Cardozo (ex Estudiantes de La Plata y Boca), Santiago García (ex Rosario Central y actualmente en Unión La Calera, de Chile) y Franco Di Santo, titular en San Lorenzo.

Werder Bremen 1.jpg
Tras ser acusado de falsificar el certificado de vacunación, el entrenador del Werder Bremen decidió ponerle fin a su trabajo en la institución.

Tras ser acusado de falsificar el certificado de vacunación, el entrenador del Werder Bremen decidió ponerle fin a su trabajo en la institución.

Restricciones en Alemania

El Gobierno y los líderes de los Estados federados de Alemaia han acordado en una reunión de emergencia la necesidad de imponer la vacunación obligatoria del personal sanitario y del que trabaja en residencias de mayores. Además, se extenderán las restricciones para los no vacunados cuando se superen determinados niveles de incidencia y de hospitalizaciones.

El objetivo es dificultarles la vida social en lugares públicos para forzarles a que se inmunicen. No podrán acceder a locales de restauración, cines, teatros y actos culturales en interiores quienes no puedan demostrar estar vacunados o haber pasado la enfermedad en los seis meses anteriores. Algunos Estados, como Berlín, ya aplican esta regla desde el lunes pasado ante el aumento de los contagios y la sobrecarga de los hospitales, por lo que es una novedad relativa. El objetivo de la reunión entre la canciller en funciones, Angela Merkel, con los länder era uniformizar las restricciones y actuar con criterios comunes. “Estamos en una situación muy grave”, aseguró la canciller: “Es el momento de actuar”. El texto acordado recomienda extender de nuevo el teletrabajo, exigir certificado covid o test negativo para viajar en autobuses y trenes y plantea remunerar con una paga extra a los trabajadores sanitarios, especialmente a las enfermeras de cuidados intensivos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario