Secciones
años

El CVE llega a sus 79 años de historia fierrera

Un 7 de junio de 1941 un grupo de entusiastas fundó el CVE. Con el paso de los años se ganó su propio lugar en el automovilismo nacional.

Domingo 07 de Junio de 2020

Un 7 de junio de 1941 se daba fundación a uno de los autódromos más importantes del país. El circuito del Club de Volantes Entrerrianos de Paraná celebra un nuevo aniversario y con ello lleva muchos años de historia y proezas. Ubicado en Sauce Montrull el trazado es catalogado como uno de los mejores de la Argentina.

A lo largo de su rica historia ha visto pasar a los mejores pilotos del país, además de catalogarse como una de las instalaciones modelos en las últimas décadas. Con el paso de los años, el CVE se volvió una marca registrada ya que fueron muchas las categorías que han transitado el autódromo paranaense.

Desde 1997 el CVE es visitado de manera ininterrumpido por el Turismo Carretera, justamente se trata del único autódromo del país en que la categoría más popular no dejó de visitar.

turismo carretera parana tc autodromo.jpg
El trazado del CVE celebra 79 años

El trazado del CVE celebra 79 años

Allí han sido numerosas las competencias que el TC ha disputado, con triunfos para todas las marcas, como también de su último gran referente entrerriano como Omar Martínez (2015). Pero sin dudas que uno de los hitos sagrados que guarda en la memoria fue aquella carrera número 1.000, en la cual tuvo un predio completo.

Aquel 5 de octubre de 2003 se debieron cerrar las puertas dado que no cabía un alfiler. Fue triunfo para Juan Manuel Silva con Ford y toda una multitud disfrutó de aquella competencia. De acuerdo a lo que se detalla en el archivo histórico del club, “seguramente aquel italiano enamorado de Paraná llamado Atilio Bissio ni hubiera imaginado al ser el primer presidente del Club de Volantes Entrerrianos, que esta institución tomara la importante dimensión alcanzada dentro del automovilismo argentino y sudamericano.

Fue un 7 de junio de 1941 cuando muchachos idealistas de aquel entonces conformaron esta identidad para nuclear a todos los amante de lo fierros para difundir y apoyar las manifestaciones del ámbito local que tuviera que ver con el deporte motor”.

“Al poco tiempo estaban organizando las otrora vueltas de Entre Ríos para el Turismo Carretera de las famosas cupecitas y en el difícil circuito del Parque Urquiza competencias para los monopostos de aquella época, en donde llegó a correr el quíntuple campeón mundial Juan Manuel Fangio. La ciudad va creciendo y el progreso determina que deben abandonarse los trazados en el parque por su peligrosidad y hombres cabales como Patat, Bressan, Zabala, Dappen, por solo nombrar algunos, van pensando en un circuito propio”.

Entonces fue el 14 de abril de 1963, que tras comprarse el actual predio, cuando se inaugura el circuito de tierra compacta con triunfo para un recordado y querido piloto de Ford T, el paranaense Argentino Vaccaretti. “Ese mismo día la Mecánica Nacional, los monopostos de aquel momento, hacen su presentación el en Autódromo Ciudad de Paraná, quedándose con la victoria Domingo Di Santo. Estos circuitos albergarán durante muchos años a distintas categorías locales, provinciales y nacionales, pero el progreso sigue su marcha y hay que pensar en algo más”.

Fue en 1969 cuando los directivos se animaron a dar un paso más y finalmente se pavimentó el circuito. Quedó preinaugurado un 21 de septiembre con la presentación del Turismo Anexo J, en donde otro dilecto hijo de Paraná, Osvaldo Mario Niemiz, triunfó en la clase más chica.

En tanto que el 9 de diciembre de ese año, “a pocos días de la inauguración del túnel subfluvial se efectúa la inauguración formal. El Club de Volantes rescata como triunfador en ese día a Eduardo Copello en Sport Prototipos con un Numa Tornado potenciado por Oreste Berta; a Carlos Alberto Reutemann en Fórmula Dos con el monoposto del equipo oficial del ACA con el cual se iría a correr el año siguiente a Europa y a Carlos Ragno en Fórmula 4, el antecedente inmediato de la actual Fórmula Renault”.

La historia cuenta que con el pasar de los años el club fue creciendo en su infraestructura e interés por parte de toda la región. En 1994 llegó la transformación absoluta con los nuevos boxes que actualmente cuenta el predio ubicado en Sauce Montrull, mientras que en 1997 el autódromo paranaense revolucionó al país por presentar un circuito modelo con su actual extensión de 4.219 metros de longitud. Fue un 10 de agosto de ese año cuando el TC efectuó la primera de sus dos visitas en esa temporada. Y qué mejor que inscribir en la rica estadística a Juan María Traverso como ganador de aquella fría jornada a bordo de su Chevrolet.

Categorías nacionales, presentes

Con el paso del tiempo fueron muchas las categorías nacionales, provinciales y hasta de Sudamérica que se dieron cita en el trazado paranaense, lo que permitieron acrecentar su historia. En un año de mayor incertidumbre por todo lo que afecta a la humanidad, así como el TC tiene prevista su visita para el 4 de octubre o las demás categorías planean estar allí, solo el tiempo dirá lo que sucederá. Lo que es cierto es que desde 1941 el Club de Volantes Entrerrianos se ha ganado su lugar dentro de las plazas más importantes del automovilismo de Argentina.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario