Secciones
Atletismo

El cierre del Grand Prix Sudamericanos de atletismo

En la pista sintética de atletismo del CEF 3, en Concepción del Uruguay, concluyó este domingo con el torneo en homenaje al profesor Hugo Mario La Nasa.

Lunes 29 de Marzo de 2021

La serie internacional en la pista sintética del CEF 3, en Concepción del Uruguay, concluyó este domingo con el torneo en homenaje al profesor Hugo Mario La Nasa -ex presidente de la CADA- y con un positivo balance para los atletas argentinos de la nueva generación: en muchos casos con interesantes progresiones personales. Fue en el marco de los torneos de Grand Prix Sudamericanos atletismo.

Para los atletas argentinos, así como para los de los países hermanos de Sudamérica, es muy importante haber celebrado una competición internacional, en momentos tan difíciles como los que estamos atravesando por el drama del Covid-19. La organización misma tuvo que enfrentar múltiples dificultades para llevar a cabo el torneo, atendiendo por supuesto a todas las normas sanitarias. Y se cumplió el objetivo de dotar de competencia a nuestros atletas.

Después de los excelentes resultados que atletas como Elián Larregina, Marcos Molina y Carolina Lozano había ofrecido en las jornadas anteriores, los tres estuvieron entre las figuras de este último día. En una distancia poco habitual para el programa femenino (los 2.000 metros con obstáculos) y que sirvió de preparación hacia las futuras competencias internacionales, Lozano protagonizó un gran duelo con nuestra recordista -de 3.000- y finalista mundial Belén Casetta, y ambas con buenos tiempos. Lozano impuso el ritmo de entrada y ganó con 6’ 23” 17/100, con la marplatense en 6m29s40 y tercer puesto para otra mediofondista que viene en recuperación, Clara Baiocchi (6' 36" 68/100). También la prueba de obstáculos de los hombres, ya en el cierre del torneo, ofreció un interesante resultado, en este caso sobre los clásicos 3.000 metros. Tanto Julián Molina como el juvenil Dylan van der Hock coparon los primeros puestos con sus mejores marcas, seguidos por el colombiano Carlos Andrés San Martín, campeón sudamericano y medalla de plata panamericana del 2019. Molina se impuso en 8’ 49” 24/100 y van der Hock, con 8’ 57” 31/100, se aproximó a sólo 3” de la plusmarca nacional u20. San Martín había marcado el desarrollo de la prueba y llegó a tener una apreciable ventaja, pero se quedó en las vueltas finales.

Molina venía de su gran performance sobre 5.000 metros, donde fijó la mejor marca de un atleta argentino en pistas nacionales en el historial.

Larregina, tras su fantástica performance del viernes, cuando se convirtió en el primer argentino por debajo de los 46s en los 400 metros, volvió a dominar esta prueba en óptimo nivel (46s.09), superando a la dupla de brasileños provenientes del Sogipa de Porto Alegre: Anderson Freitas Henriques (46” 33/100) y Pedro Luiz Burmann de Oliveira (47” 75/100). La misma distancia, en damas, fue para la uruguaya Déborah Rodríguez con 54” 01/100.

Y en los 100 metros llanos, tanto en varones como en damas, volvieron a ganar los compañeros de Larregina en el club Quirón, Franco Florio y Florencia Lamboglia, confirmándose como los mejores sprinters argentinos de estas temporadas. Florio, a la búsqueda de su mejor forma con el Campeonato Sudamericano en el horizonte, marcó 10” 46/100 para triunfar en varones, en tanto Lamboglia registró 11”90/100 en la final femenina.

Uno de los nombres que aparece como una carta importante de la Argentina para ese Campeonato es Maximiliano Díaz, quien defenderá su cetro del salto triple. Esta vez, con 15.96 m., volvió a quedar delante de sus habituales rivales brasileños, Kaual Aleixo Bento (15.76w) y Mateus Adao de Sá (15.68) en una copmetencia donde otros tres argentinos -Dimaro, Guerrero y Alvarez- sobrepasaron los 15 metros.

En los lanzamientos, otros atletas de nuestro país mostraron visibles avances: fue los casos de Yohana Arias en jabalina con 52.78m -tercera del historial- y Juan Ignacio Solito con 54.89 en disco. Ailén Armada estuvo cerca de su mejor registro en bala (15.52), seguida por Iara Capurro, quien sobrepasó por primera vez los 14 m (14.31). Y en salto en alto, el triunfo con 1,71 m. fue para una menor de reciente aparición, Abril Okon.

Esta jornada también permitió apreciar la calidad de varios visitantes de Brasil. Por ejemplo, su trío de vallistas sobre 110 metros, donde se impuso el ex campeón sudamericano Eduardo dos Santos Rodrigues de Deus con 13s84. Y en salto con garrocha, el campeón sudamericano y ex finalista mundial Augusto Dutra da Silva de Oliveira pasó los 5,55 m., mientras que nuestro recordman, Germán Chiaraviglio, quien se había lucido con 5.60 el viernes, esta vez no pudo superar su altura de inicio (5.35). Para Brasil quedaron también los 400 vallas con el campeón sudamericano Marcio Soares Teles, lamentándose aquí el abandono a falta de 100 metros, por lesión, del recordman argentino Guillermo Ruggeri. Otro triunfo brasileño se dio en lanzamiento de bala, esta vez con William Denilson Venancio Dourado (19.36), en una prueba donde el ascendente argentino Juan Ignacio Carballo pudo entrar en la pelea y quedó segundo a 8 cm, delante de Welinton Silva Morais (19.23), quien venía de atravesar los 20m en la jornada del viernes. Las dos series de los 800 metros tuvieron un sello de calidad, quedando como vencedor absoluto el colombiano Jelsin Donovan Robledo con 1m48s15, logrados al ganar la segunda, escoltado por su compatriota Miguel Angel Mesa. En la serie anterior, el brasileño Guilherme Kurtz marcó 1’ 48” 21/100, y su compatriota Carlos Oliveira Santos le escoltó con 1’ 49” 67/100, siendo Julián Gaviola (1’ 50” 52/100) y Diego Lacamoire (1' 51" 94/100) los mejores entre los argentinos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario