Secciones
Patronato

El capitán se sacó rápidamente la espina

Sebastián Bértoli venía de cometer un error involuntario que desencadenó en la derrota de Patronato ante Tigre. Una semana después fue determinante en la victoria del Santo ante Huracán.

Lunes 04 de Marzo de 2019

En el fútbol, como en la vida, se presentan distintos escenarios. Algunos son oscuros. Son situaciones que generan mucho dolor. Que provocan malestar durante varios días. Repercuten en el estado de ánimo. Pero la oportunidad de dar vuelta la página y revertir esas situaciones se presentan a diario.
Sebastián Bértoli pudo sacarse la espina que tenía clavada desde la noche del viernes 22 de febrero. Al capitán de Patronato se le escurrió el balón de las manos tras un tiro libre ejecutado por Walter Montillo. Esa acción involuntaria desencadenó en la derrota del Rojinegro ante Tigre, uno de sus rivales directo en la pelea por la permanencia.
El domingo el arquero volvió a calzarse la pilcha de San Sebastián. Tuvo cuatro intervenciones en el segundo tiempo que le permitieron cerrar su valla. Pero cuando la historia se terminaba se agigantó al evitar el empate de Huracán con una doble atajada. De esa manera el Pueblo Rojinegro explotó de emoción. Es que esa maniobra aseguró la victoria del elenco de barrio Villa Sarmiento. Ese resultado motivó la salida del Santo de los puestos de descenso.
"El fútbol es así. Hoy (por el domingo) me tocó resolver las cosas a favor gracias a Dios. Le debía un rendimiento así a mis compañeros por el error de la semana pasada", indicó Bértoli después de la sufrida victoria de Patronato ante Huracán.
El error que había cometido ante Tigre lo golpeó anímicamente. No obstante tuvo la fortaleza para recuperar con la mayor celeridad posible. "Sufro mucho porque hace 16 años que estoy en el club. Más allá de que todo el mundo quiere que salga siempre todo bien, desde mi lugar y en mis últimos partidos sin dudas que quiero que las cosas salgan bien. Hay errores que son involuntarios como el de la semana pasada. Me jugó una mala pasada ese error que terminó siendo determinante en el resultado. Esta vez, gracias a Dios después de una semana difícil pudo resolverlo de otra manera", agradeció.
La doble atajada provocó el estallido. Esa acción se celebró con el mismo énfasis que el gol convertido por Federico Bravo. "Le estoy muy agradecido a la gente y muy agradecido a los desmemoriados. Ellos me dan fuerzas. Cuando las cosas salen mal y esos poquitos que están esperando esos momentos aparecen, me dan fuerzas y le respondo así", disparó.
Bértoli no sólo recibió el cariño del hincha. Todos sus compañeros fueron abrazar a la figura de la victoria de Patronato ante Huracán cuando el árbitro Pablo Dóvalo decretó la victoria Rojinegra ante el Globo. "Es otra muestra de gratitud de todos ellos. Sucede en las buenas y en las malas. Esta vez fueron buenas, pero la semana pasada que fueron malas también recibí la palabra de alientos de todos. Simplemente les estoy agradecidos a ellos. Por eso cuando terminó el partido lo único que se me pasó por la cabeza fue felicidad por devolverle lo que le debía de la semana pasada. Soy muy autocrítico y me sentí en deuda toda la semana. Ahora estamos parejos".
La victoria ante Huracán deja bien parado al equipo de cara a los últimos cuatro desafíos de la temporada. "Ahora tenemos un poco más de tranquilidad porque necesitábamos sumar de a tres. Vernos por primera veen el torneo sin pintarnos de rojo (risas), vernos fuera de ese lugar es lindo, pero es solo un punto el que sacamos de ventaja y debemos defenderlo hasta el final", apuntó.
El viernes Patronato visitará a Belgrano de Córdoba. La presión estará en la espaldas del Pirata. "Estamos todos presionados, pero sin dudas que por ser local y por estar tres puntos debajo Belgrano va a jugar con una presión extra", concluyó.


Pensando en el Pirata

Patronato no goza de tiempo para disfrutar de la victoria ante Huracán. El viernes desde las 21.30 visitará a Belgrano de Córdoba, en el Gigante de barrio Alberdi. El plantel entrenó ayer en las instalaciones ubicadas en barrio Villa Sarmiento pensando en el juego ante el Pirata. La primera parte de la práctica se desarrolló en el gimnasio de la entidad. Luego se trasladaron al campo de juego para continuar con la jornada laboral. Para visitar al Celeste el DT Mario Sciacqua tendrá a disposición a Lautaro Geminiani y Nicolás Pantaleone, quienes cumplieron su fecha de suspensión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});