Secciones
Fútbol

El autor del "siga, siga que no hay sangre"

Ángel Ozán, el popular Chespirito, repasó su rica historia dentro del arbitraje en la Liga Paranaense de Fútbol.

Lunes 16 de Enero de 2017

Siempre corrió de atrás, pero con muchas metas y objetivos que fue cumpliendo con el tiempo, con una humildad que lo fue caracterizando y que lo llevó a convertirse en una de las figuras de nuestro fútbol. Dio lo mejor en cada cancha y en distintas situaciones de la vida que le tocaron enfrentar. Ángel Esteban Ozán, nacido el 17 de enero de 1945, más conocido como Chespirito, fue árbitro de la Liga Paranaense de Fútbol por más de 25 años, dejando en más de uno recuerdos imborrables.

Sus célebres frases, siendo la más recordada "Siga, Siga, que no hay sangre", cuando la pelota estaba en juego y había algún roce de partido, y su intensión era hacer correr la pelota el mayor tiempo posible, o cuando cobraba "Amontonamiento", para hacer más lindo el partido y que todos los jugadores no vayan atrás de la caprichosa. Pero su paso por la LPF, para algunos, pasó desapercibido y aún sigue esperando algún reconocimiento del ente regulador, que siempre hizo oído sordo a su trabajo que realizó con mucha pasión.

"Siempre esperé algo más, pero mi mayor felicidad es el saludo de las personas en la calle, ellos seguramente tienen el mejor recuerdo de mí", expresó Ozán a Ovación.

En cuanto a su paso por el arbitraje, habló de sus inicios y porqué eligió la profesión: "Elegí el arbitraje porque es una pasión y aún sigue vigente. A pesar de mi pobreza, siempre fui muy delicado, siempre dando lo mejor de mí para no recibir críticas. Fui creciendo paso a paso, empecé con los más chicos y terminé arbitrando en lo que era Reserva, fueron más de 25 años".

El famoso Chespirito de la gente, no se olvidó de los dirigentes, que hacen oído sordo a su paso por el ente regular.

"Con el correr del tiempo pensé tener algún reconocimiento desde la LPF, pero más pasa y me resigno, hay muchas personas ingratas. Guardo los mejores recuerdos y tengo muchos amigos, como jugadores y colegas. En la calle muchos me saludan y me sacan una sonrisa día a día. Ese es el mejor premio para mí, lo demás quedará y seguramente a alguno le va a pesar eso, la plata y el poder los llevan a cometer errores y eso se ve a diario", señaló Ozán.

Respecto del "siga, siga que no hay sangre", explicó: "El jugador debe seguir disputando la pelota, a pesar del roce si no hay sangre, hay que darle más continuidad al juego, esa fue mi mirada y lo seguirá siendo".

Muchas veces se habla de los errores de los árbitros, pero en esta oportunidad Ovación buscó la respuesta a la "falta" que cobraba Chespirito por amontonamiento, y comentó: "Nunca se cobró eso, pero era una manera de darle juego al partido. Pasaba mucho en las categorías formativas y cuando se amontonaban mucho los chicos, yo cobraba falta para darle más contacto con la pelota y que sea un buen espectáculo. También muchas veces me criticaron por eso", explicó Ozán.

Además habló de la actualidad del arbitraje y del papel que se debe cumplir dentro del campo de juego.

"El árbitro siempre tiene que pasar desapercibido en la cancha, todos cometemos errores y es por eso que nadie es perfecto en la vida. Es una de las profesiones más criticadas e ingratas, pero depende de cada uno sentirse orgulloso por lo que da. Nunca vamos a conformar a nadie desde nuestra labor, siempre hay algo para criticar. Pero a los colegiados de hoy, que sigan trabajando y esforzándose día a día, el arbitraje es lo más lindo que hay", expresó Chespirito entre lágrimas.

Por último, Ovación le consultó sobre su ausencia en los espectáculos deportivos y porqué dejó de concurrir a las canchas.

"Muchos son los motivos, pero lo principal, no me gusta ir a ver sufrir a mis colegas, son muy criticados hoy en día y no se valora el esfuerzo que hacen. Tomé la decisión de no ir más y eso que tengo muy cerca la cancha de Don Bosco, pero bueno. No me arrepiento y analizo los partidos que pasan por la televisión", finalizó.


***
Continúa la preparación


Los equipos de la Liga Paranaense que intervendrán a nivel nacional en el Federal C siguen con la puesta a punto para llegar de la mejor manera al certamen que organiza el Consejo Federal de AFA. Palermo, Neuquén y Sportivo Urquiza integrarán la zona 2 de la Región Litoral Sur junto a Atlético Valle María. La V Azulada y el Pingüi ya tuvieron minutos de fútbol y aún tienen que seguir puliendo detalles para el inicio del campeonato, que será el 5 de febrero. En tanto, Palermo tendrá su primer amistoso el miércoles, según confirmaron desde el cuerpo técnico, cuando enfrente a Ángeles Negros, equipo del ascenso liguista que se prepara para la temporada. La novedad en el mercado de pases es la llegada de Juan Manuel Lazaneo a Neuquén. El delantero viene de vestir la camiseta de Viale FBC.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario