Secciones
Ovacion

El artillero que cambió de profesión

Durante varios años Juan Manuel Lazaneo infló las redes en el ámbito del ascenso. En simultáneo se formó como peluquero y barbero. En el último mes concretó su opción por el cambio de rubro.

Martes 24 de Septiembre de 2019

El área era el hábitat natural de Juan Manuel Lazaneo. En ese sector del campo de juego fue donde encontró mayores alegrías en un escenario de juego después de haber inflado redes por doquier. Fue donde proyectó una carrera. Donde soñó con transformarse en un futbolista rentado.

Juanma fue siempre un obrero. La peleó desde abajo. Llegó a formar el plantel profesional de Patronato en tiempos en lo que el Rojinegro militaba en la Primera B Nacional (hoy denominado Primera Nacional).

Fue citado por Marcelo Fuentes para ocupar el banco de suplentes en algunas ocasiones. Las oportunidades escaseaban. Buscó nuevos horizontes. Así comenzó a transitar en las divisiones organizadas por el Consejo Federal.

En busca de mayor protagonismo defendió la camiseta de Atlético Paraná, Viale FBC, Sportivo Urquiza, Atlético Neuquén, Huracán de Goya y Guaraní Antonio Franco, entre otros equipos. También armó sus bolsos y emigró al exterior para competir en el máximo nivel del fútbol de Guatemala.

La inestabilidad laboral que padecen los obreros de la redonda que compiten en el ascenso lo llevó a optar por una nueva profesión. Su flamante rubro llegó a través del consejo de un amigo. Se formó para ejercer como peluquero y barbero. En el último mes inauguró su propio emprendimiento en la capital entrerriana. A su vez despunta el vicio jugando en el Torneo de la Liga Paranaense de Fútbol para Don Bosco.

Abrió el local a las 17, pero Juanma se acercó minutos antes de la hora para recibir a Ovación y compartir la felicidad por su nueva etapa. “Tenía pensado oficiar como peluquero y barbero desde hace un tiempo. En 2017 estaba jugando en Huracán de Goya y un peluquero con el que me hice amigo me preguntó qué iba hacer cuando dejara de jugar al fútbol. Me consultó si me gustaría estudiar peluquería y me gustó la idea. Él comenzó a enseñarme la profesión, después me perfeccioné y acá estoy. Fue un poco inesperado, pero disfrutándolo, y aparte descubrí que me gusta mucho”, confesó.

La incertidumbre laboral lo llevó a proyectar su propio emprendimiento. “Tenía pensado instalar el negocio cuando regresé de jugar de Guatemala, pero me fui a Posadas a integrarme al plantel de Guaraní Antonio Franco. Cuando terminó la participación en el Federal Amateur comenzó la incertidumbre que se origina en todos los trabajadores del fútbol de ascenso. No tenemos estabilidad laboral y seguridad de nada. Necesitaba algo fijo porque tengo familia y se dio la posibilidad de abrir el negocio. Acá estamos, disfrutándolo”, narró.

Juanma resalta el respaldo de sus seres queridos. Fueron ellos quienes impulsaron este desafío. “Disfruto mucho este momento. Les debo mucho a la ayuda de mi familia y de los amigos. Fueron ellos quienes me incentivaron a poner el negocio. Me decía que no hay como abrir el negocio propio. Hace menos de un mes que estoy y depender de uno mismo no se compara con nada”, describió.

Minutos después de las 17 ingresó el primer cliente de la tarde. Lazaneo recoge sus herramientas de trabajo para comenzar con su obra. Pero en su local también cumplió otras funciones. Antes de la inauguración fue el decorador del local, donde lucen varios vinilos y exhibe una guitarra acústica. Ahora también hace de community manager para promocionar el negocio.

“Hoy en día hay que meterle pilas todos los días. Es estar. Tuvimos la ayuda de la familia y amigos que sin un pedido especial se acercaron a darme una mano. Así es como se empieza: recliclando, armando y metiéndole mucha pila porque después los frutos van a venir”.

El artillero no descarta continuar su carrera deportiva profesional. Claro que dejó en claro que tiene otras prioridades. “La dirigencia de Guaraní quiere que regrese a fin de año para jugar de nuevo el regional. Cualquier otra propuesta si viene, la pensaré. Asimismo pondré en la balanza las cosas que tengo en Paraná: la familia, mi hija comienza el jardín el año que viene y tal vez priorice eso por encima de mi bienestar futbolístico”, cerró el deportista, que le puso inteligencia al armado del complicado retiro del fútbol de ascenso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario