Secciones
Ovacion

El accionar de los barras visto desde una cámara

 Salió a la luz como se mueven los barras en el sector donde se ubican en el estadio de Independiente de Avellaneda y como una persona que pidió calma recibe trompadas. Mirá el video.

Viernes 16 de Noviembre de 2012

La APreViDe difundió los videos de las cámaras de seguridad del estadio de Independiente de Avellaneda que registraron los hechos de violencia que se sucedieron en la noche del miércoles y que obligaron a la suspensión del partido.

Son dos videos, en el primero se ve claramente como dos hinchas encienden una bomba de estruendo y la arrojan por encima del alambrado al campo de juego.

Aunque ese no habría sido el momento en que Olave quedó aturdido. Sin embargo, se puede ver a un hombre en silla de ruedas merodeando la escena en una "actitud sospechosa". Es el muchacho que identificó el presidente Javier Cantero en la conferencia de prensa que brindó esta tarde.

En el segundo video se desarrollan los disturbios que terminaron con la suspensión del partido. No se ve claramente quiénes arrojan las bombas de estruendo que cayeron cerca del arquero Olave, pero sí el grupo de barras que originaron los incidentes y también se lo ve a Ricardo Pavone, uno de los detenidos, "dirigiendo" al grupo.

El Gordo Richard tiene un buzo de arquero de Independiente con el "uno" en la espalda, bermudas de jean y zapatillas blancas. Está de brazos cruzados y les habla a sus laderos. Organiza, indica; conduce a la masa y marca los límites. Se ve claramente como los demás lo buscan para informarle acerca del estado de situación.

En un momento, un "hincha genuino" se acerca al grupo de violentos para pedirles calma y que no arrojaran más objetos al campo de juego. Lo echan a las trompadas y le pegan una patada en la cara.

El Gordo Richard lo saca de la escena y hasta les pide calma a sus subordinados. Ese hincha, de buzo negro y rubio, sería el que apareció con la boca ensangrentada en las fotos que publicaron los diferentes medios.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario