Secciones
Luz, Cámara y a Jugar

Eco Lunar, una banda polideportiva

Eco Lunar lleva en su interior un pasado emparentado al tenis, básquet y hockey sobre patines. el fútbol jamás falta. Así lo reflejaron en Luz, Cámara y a Jugar

El pasado viernes 19 de marzo Eco Lunar presentó su nuevo material de estudio. Se trata del track Quizás, del que se desprende un videoclip y que ya se encuentra disponible en todas las plataformas de streaming. Quizás es el primero de seis singles que la banda tiene programados lanzar durante 2021 y que fueron grabados en el estudio DSL de Paraná y masterizados en Romaphonic, contando con la co-producción artística Daniel Liva.

Embed

Este material sucede a Dinamismo, el primer disco de la banda, presentado en 2018. También en 2018, la banda lanzó una sesión acústica grabada en vivo en el local musical The Music Store. En esta sesión se pueden escuchar y ver versiones acústicas de 4 temas originales.

Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (19).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (18).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (15).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (11).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (4).jpg

Con la energía que los caracteriza, los Eco pasaron por Luz, Cámara y a Jugar reflejando un pasado inmerso en el mundo deportivo. Hay tenis, básquet, hockey sobre patines y más. “Yo hice tenis. Es el deporte que practiqué cuando era chico y es el deporte que en realidad me siguió marcando con el paso del tiempo. Yo jugué de chico hasta los 16 inclusive y pasé por varios clubes y tuve varios entrenadores”, comentó y de inmediato habló de ese tenista que intentaba imitar o estaba de moda en ese momento: “En ese momento estaba Andy Roddick. Igual un poco lo que heredé es el conocimiento más profundo de la soledad y canciones de saque y bolea” (risas).

Por su parte Facundo clavó casaca de Neuquén, el club de sus amores donde hizo dos disciplinas. “Yo en Neuquén jugué al fútbol al principio desde los 4 años y a los 8 hice hockey sobre patines. Ahí le di hasta los 14 y ahí es cuando iba y venía con los dos deportes y después sí ya dejé hockey y me incliné por el fútbol ahí en el club del barrio. Ahora sigo jugando, pero más tranqui. No tengo club así que escucho ofertas” (risas). Facu tiene un éxito ente sus palmares que no olvida. “Yo a los 14 años salí campeón de Primera con un grupo de amigos y compañeros de equipo. En ese momento nos dirigía José Alvez Piñeiro, un referente de este deporte. Éramos amigos y chicos todos y la experiencia fue muy buena. La final fue en Rowing ante Recreativo y fue muy peleada y muy reñida. Después una fiesta, imaginate a los 14 años campeón de Primera”, enfatizó.

Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (14).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (12).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (16).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (15).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (9).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (10).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (5).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (2).jpg
Eco Lunar en Luz, cámara y a jugar (3).jpg

Por su parte Boris, el batero del grupo, es amante del básquet y de hecho hereda esa pasión por su hermano quien supo jugar de manera profesional en Echagüe. “Yo básquet. NBA. Hablando en serio yo jugué en Echagüe de chico, desde los 5 hasta los 12. Y mi hermano sí tuvo una carrera pr varios clubes. Jugué en el AEC, Estudiantes, Sionista, estuvo en Italia varios años. Lo de él totalmente otro level, otra liga distinta a la mía (risas). De todos modos quedó. A mi me gusta mucho la NBA y la cultura negra y lo relaciono mucho con eso. Lo sigo mirando y de hecho tengo un aro en casa una pelota y piedras tiro a full” (risas).

Por último apareció en escena Mateo quién tiene una particular historia ligada al fútbol. “Hubo un problema no encontré la camiseta y hoy me disfracé de basquetbolista, porque soy negro (risas). Pero si la hubiera encontraba venía con la de Newell’s porque mi abuelo jugó ahí en Primera en el año 55. Se llama Ernesto Picot y mi viejo nació en el Parque de la Independencia y también jugó en Newell’s. Mi viejo no llegó a Primera porque mi abuelo no le quiso firmar el pase porque era menor de edad y a él no le gustaba el ambiente. Yo era de San Lorenzo antes, porque mi abuelo fue un emblema de ese club, pero cuando crecí me gustó Newell’s por su jugadores. Yo soy hincha de Newell’s”, dijo y agregó: “Y yo jugué al fútbol con mis hermanos porque en casa era todo fútbol. Arranqué a jugar en Belgrano a los 5. Mondonguero a full y delantero hasta que llegó la música que en realidad siempre estuvo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario