Secciones
Dylan Gissi

Dylan Gissi: "No es bueno no poder planificar"

El defensor de Patronato Dylan Gissi cuestionó la desorganización que reina en el fútbol argentino.

Martes 01 de Junio de 2021

El defensor de Patronato Dylan Gissi cuestionó la desorganización que reina en el fútbol argentino. El marcador central que este miércoles deberá presentarse en el estadio Grella junto al resto del plantel del Rojinegro indicó que la falta de planificación no permite diagramar una pretemporada ni una semana de trabajo. Además indicó que los actores de la redonda están a las órdenes de quienes tienen poder de decisiones.

“El fútbol argentino está totalmente desorganizado. Tanto los jugadores, como los cuerpo técnico y la dirigencia estamos a las ordenes y a la expectativa a que digan que va a pasar. No está bueno no poder programar. Está bien que hoy estamos en una pandemia que es interminable, pero asimismo lo veo desorganizado. Me tocó jugar en el exterior donde se sabe cuando te vas de vacaciones en diciembre y en junio. No puedo entender porque en el fútbol argentino no puedan organizar o por lo menos hacer algo aproximado”, cuestionó, en declaraciones a Fútbol 11.

Patronato Semana 5.jpeg
Dylan Gissi dando su máximo esfuerzo con las pesas.

Dylan Gissi dando su máximo esfuerzo con las pesas.

Luego recordó lo que sucedió en el tramo final de la fase regular de la Copa de la Liga Profesional 2021, etapa en la que el cuerpo técnico del Rojinegro encabezado por Iván Delfino debió planificar y modificar la semana de trabajo sobre la marca. “Las últimas tres fechas fueron caótica. De hecho no sabíamos cuando íbamos a jugar frente a Boca cuando faltaban dos días para el partido. De esa manera no se puede organizar un entrenamiento y una concentración”, subrayó.

Balance.

El suizo analizó la campaña del equipo en el torneo que está llegando a su fin. “Tanto en lo personal como en lo grupal nos costó bastante. A inicio de año hubo cambio de cuerpo técnico y después un recambio importante de jugadores. Siempre cuesta un tiempo adaptarse al compañero. Hubo partidos que fueron malos, otros que fueron buenos, pero no se nos dieron los resultados. Después terminamos de la mejor manera, con un buen rendimiento y con resultados importantes que nos sirven mucho de cara a lo que viene”, valoró.

Gissi recordó que el grupo se fortaleció en un contexto atípico que impidió la normal convivencia por los protocolos diagramados para evitar brotes de Covid-19. “Desde agosto del año pasado que no compartimos vestuario. Tampoco hubo juntada o un asado para tener la afinidad que es fundamental dentro de un campo de juego porque a partir de los grandes grupos se consiguen grandes resultados. Para formar un grupo hay que compartir, convivir y conocerse. Esta parte nos costó más en el tiempo”, señaló.

En la continuidad de su alocución realizó una autoevaluación y mencionó que, al igual que el equipo, su rendimiento fue en orden ascendente. “El click no se dio porque dije “ahora quiero jugar mejor”, sino que se dio. Hubo parte de la confianza, tanto mía como la de mis compañeros. Pero también me focalizo mucho en los entrenamientos. Al principio venía arrastrando una molestia importante en el tobillo que me costó mucho recuperarme. Cuando me sentí mejor físicamente elevé el rendimiento”, explicó.

A mejorar.

En la alta competencia hay factores que son determinantes. Una de ella es el descanso. En este sentido, Gissi aseguró que el cuerpo pasó factura después de cada viaje que el equipo realizó. Esta teoría quedó expresado en los números. De los últimos 24 partidos fuera del Grella Patronato ganó dos. Esos dos juegos fueron cuando transitó pequeñas distancias: sus visitas a Colón y a Unión en Santa Fe.

“Lo hablamos con el plantel y tratamos de plantearlo a la dirigencia para poder mejorar en esa parte. No es algo nuevo, sino que lo marca las estadísticas y se ve a la legua. Hoy en día no está costando un montón. Viajamos en colectivos que no son tan cómodos, los viajes son largos cuando en avión sería mucho más llevadero. Es algo que nos pasa factura, lo marcan las estadísticas, y al ser un fútbol tan físico el descanso es fundamental. Ya sea en los partidos como en los entrenamientos porque si no dormís en la semana, no vas a rendir. Es algo que habría que encontrarle la vuelta para sacar provecho de los viajes y no padecerlos”.

Historia pasada.

Por último, Dylan recordó el cruce dialéctico que hubo con el entrenador Iván Delfino después de la séptima derrota en fila que sufrió el equipo y donde el DT apuntó hacia sus dirigidos. “Las declaraciones fueron shockeantes, no la esperábamos y dañó al plantel. Después cada cual hará su autocrítica de su lado, pero no fue agradable sentirse atacado de esta manera. Nosotros queremos lo mejor para el club y para nosotros mismos. Jamas salgo a la cancha para perder o no dejar la vida. Que el rival nos supere y no se nos de el resultado es parte del fútbol”, analizó Dylan, quien en su momento declaró que el DT “les soltó la mano”.

“Lo que dije en su momento lo sostengo porque somos un grupo y el grupo es todo: jugadores, cuerpo técnico, dirigente y la gente misma. A partir de ahí la relación se enfrió a nivel personal con el cuerpo técnico. Después se fue aflojando, se dieron los resultados que eso ayudo muchísimo a todos. No tendría que ser así porque es un proceso, pero el fútbol argentino es muy resultadista y si ganás sos ídolo y si perdés no servís para nada. No tendría que ser así”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario