Fútbol Internacional

Dybala es el 37° argentino que jugará en la Roma

Con la llegada de Paulo Dybala crece el número de argentinos en la Loba. Ocho fueron campeones y entre todos suman 547 goles.

Martes 19 de Julio de 2022

De Argentina a Roma hay más de 11 mil kilómetros de distancia y un Océano en el medio. Queda lejos. Sin embargo, siempre estuvo cerca. La relación entre los jugadores nacidos en nuestro país y el equipo de la capital de Italia tiene una rica historia, que inició en 1930 y se sigue escribiendo en estos días, con la llegada de Paulo Dybala a la Loba. La Joya es el 37°.

El primer argentino en jugar en la Roma fue Nicolas Italo Lombardo, quien en julio de 1930 pasó de Barracas Central al Giallorossi, sin escalas. A él lo siguieron Arturo Chini Ludueña, Andrés Stagnaro, Roberto Allemandi, Enrique Guaita y Alejandro Scopelli, estos dos últimos provenientes de Estudiantes de La Plata. En la década del 40 siguieron Antonio Campilongo, Cataldo Spitale, Francisco Eugenio Providente, Gregorio Juan Esperón, Osvaldo Perretti, Vicente Di Paola y Miguel Angel Pantó.

Pantó, al que bautizaron como Michelángelo juntando sus dos nombres, fue el primer argentino en ser campeón en la Roma. Ganó el Scudetto 1941/42, el primero del club en su historia. El ex Platense y San Lorenzo jugó los 30 partidos del torneo y marcó 12 goles, entre ellos a Juventus y Lazio. José Valle Román fue el 14° de los nuestros en jugar en la Loba, en 1950.

En la década de 1960 llegaron Pedro Waldemar Manfredini (de Racing) y Antonio Angelillo (del Inter). Ellos dos ganaron la Copa Italia 1963/64 y eran dirigidos por el Toto Lorenzo. Un par de años antes, en 1960/61, la Roma se quedó con la Copa de Ferias, ese torneo europeo entre equipos de ciudades que también contaban con ferias de muestras internacionales, como Roma, Barcelona, Londres... Ese título internacional tuvo a Manfredini y otro entrenador argentino: Luis Carniglia.

Hasta ahí, son 16 jugadores y 2 entrenadores, además de 3 títulos y muchísimos goles. Tuvieron que pasar casi 30 años para que otro argentino vista los colores romanos. Y ese fue nada menos que Claudio Paul Caniggia, que jugó 15 partidos y marcó 9 goles. Al Pájaro lo siguieron Abel Balbo, Roberto Trotta, Gustavo Bartelt, Sebastián Cejas, Leandro Cufré, Walter Samuel y Gabriel Omar Batistuta.

La llegada de Bati fue lo que necesita el equipo que capitaneaba Francesco Totti para ganar el tercer Scudetto (el segundo fue 1982/83, sin argentinos). También lo que necesitaba el 9 para ser campeón en Italia. La conjunción justa para abrochar la Serie A 2000/01. En ella, Batistuta clavó nada menos que 20 goles. Un animal, como le decía en Trigoria. Balbo y Samuel también fueron campeones en ese año, siendo cada una pieza clave: el delantero apareciendo como relevo y el Muro siendo impasable atrás. Ellos tres también levantaron la Supercopa de Italia 2000, venciendo 3-0 a la Fiorentina.

Nicolás Burdisso, Guillermo Burdisso, Gabriel Heinze, Erik Lamela, Fernando Gago, Leandro Paredes, Nicolás Spolli y Jonathan Silva jugaron en Roma entre 2010 y 2018. Hasta ahí, 32 jugadores argentinos más dos técnicos. El tercer DT, al que no le fue bien, fue Carlos Bianchi, quien no se terminó de entender con Totti, nada menos. Daniel Osvaldo también vistió la camiseta romana y contó anécdotas imperdibles de su paso por el equipo y la ciudad.

Federico Fazio, Diego Perotti y Javier Pastore fueron los últimos en jugar en el club de la capital de Italia. Otros, como Matías Nani, no llegaron a debutar y solo pasaron por el equipo Primavera. Pasó un tiempo sin ver a la bandera argentina en el plantel, hasta que Paulo Dybala dio el sí. Es el 37°.

Ahí se completa la historia de los jugadores que defendieron los colores de la Loba. Con argentinos en cancha, el equipo de la capital logró cinco títulos. Además, hay un total de 547 goles, lista que encabeza Manfredini con 100 (cifra redonda), Balbo con 87 y Ludueña con 56. Balbo , además, es el que más partidos tiene, con 182, delante de Samuel (173).

El dato del arraigo de Argentina con la Roma también se gestó con Totti y últimamente con De Rossi, pero ellos no nacieron acá. Aunque sienten aprecio por nuestra tierra. Hoy en día existen grupos de Instagram, Facebook, Twitter o WhatsApp llamados Roma Club Argentina. Y hasta se juntan a ver los partidos en un bar de Palermo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario