Secciones
Dulces Rufianes

Dulces Rufianes, una banda de toda la cancha

La banda Dulces Rufianes suena tremendo y además están activos en el deporte. Hoy hacen padel, básquet y calistenia. Antes fútbol y artes marciales mixtas
Embed

La banda no solo presenta sus temas en cada evento, sino que además acompaña con la estética e impronta de la época, convocando y haciendo partícipe al público en cada show.

La mezcla de sonidos clásicos con influencias netamente rockeras se plasman en Canalla. Diez temas íntegramente compuestos y producidos de forma independiente. El mismo fue grabado entre 2015 y 2016.

En 2018, de la mano de Mantonegro Producciones, sale a la luz La pandilla de la Muerte, sesión en vivo grabada que incluye los temas: La pandilla de la Muerte, Mil Reproches, 500 Millas y Atmósfera pesada (cover Sandro).

El color y la puesta en escena - acompañados de trajes, patillas y mucho rock and roll – hacen de Dulces Rufianes una propuesta de alto voltaje que obliga a mover los pies y disfrutar toda la noche.

dulces rufianes (4).jpg
Dulces Rufianes, una banda de toda la cancha

Dulces Rufianes, una banda de toda la cancha

dulces rufianes (5).jpg
dulces rufianes (3).jpg

Esta tremenda banda de Paraná no quiso estar fuera de Luz, Cámara y a Jugar porque si se trata de dotes deportivos, a ellos, le sobra. Un ejemplo de ello es que Lea Segovia entró en la historia del Sangre y Luto. “Yo jugué Toda mi vida en Palermo y después dejé cuando me di cuanta que los pibes me pasaban corriendo, pero dato anecdótico. Yo fui el carrilero en la única vez que Palermo salió campeón de la Liga Paranaense de Fútbol. Fue en el 2006 y fue la única en la historia. Al mes siguiente me retiré porque dije más de esto no puedo. Después Palermo fue a un Regional, pero con un combinado, ya no era Palermo”, sostuvo y agregó: “En ese equipo estaban los Lorenzón, Mendoza, Passi, Romero y Cabrera entre otros. Era un lindo equipo. No jugué más, sólo fútbol 5 hasta que me quebré la tibia y el peroné y ahí si, chau”.

Acto seguido y luego de semejante retrato, apareció en acción el Jefe, luciendo una bella casa de Vélez. “Vélez siempre presente más allá del 7-1 con Boca y aclaro algo acá todos pueden hablar, pero el único que sabe de fútbol soy yo y sino fijate hay casacas de básquet, hay guantes de box, y dos seudos de Boca y Argentina, todo una mentira. Yo se de fútbol porque soy de Vélez y con Boca lo viví mal, pero como digo yo. Le dimos un changüi a Russo para que siga dirigiendo y porque es un ex Vélez. Seguimos punteros y no pasa nada”.

dulces rufianes (7).jpg
dulces rufianes (8).jpg
dulces rufianes (6).jpg
dulces rufianes (2).jpg
dulces rufianes (1).jpg

Más adelante y dejando de lado su amor por El Fortín, Gonza contó en qué anda deportivamente hablando: “Estoy lejos del fitness. Estoy en una agrupación de jugadores de padel con sed. Yo siempre digo que cuando uno hace deporte tiene que mantener hidratadas las articulaciones porque sino aparecen las lesiones. Y si hay algo que valora este plantel es el tercer tiempo. Tenemos una cancha fija los jueves”.

La mayoría de las bandas paranaenses han tenido duelos ante otras en el fútbol 5 y Dulces Rufianes no es la excepción. “Hemos tenido la oportunidad como equipo de fútbol 5 de enfrentarnos contra otras bandas de acá y hemos ganado como en la primer instancia donde jugamos ante los plomos. Ganamos ampliamente y después un saludo a los chicos de Martes 13, una banda punk rock a los que pasamos por encima a pesar que la balanza acusaba mucho más peso de nuestro lado”, relató Gonzalo.

En las filas de los Rufianes además de fútbol hay artes marciales mixtas (Toro Fernández) y básquet (Tonio Mercado).

“Estoy fuera de actividad totalmente, pero fui un tipo muy peligroso en el gimnasio ya que me accidentaba mucho (risas). Tuve mi época de kick boxing y muay thai en el gimnasio de Nicolás Ramírez en el PCP. Ahí hicimos un tiempito y después el deporte me sacó del deporte básicamente. Hoy sólo música y nada mas”, contó el Toro y le dio el pase a Tonio quién lució la casaca del AEC. “Yo jugué toda la vida al básquet y estoy jugando incluso ahora en la Primera B. Volví luego de vario años. Jugué sin cortar hasta los 20 más o menos, luego dejé para estudiar arquitectura y ahora regresé con más kilos y menos juego, pero ahora estoy haciendo el último intento en la Primera B. Tengo encima los pibes, pero yo le hecho el cuerpo (risas)”.

Para lo último quedó el desafío de los Dulces Rufianes: “Los Dulces Rufianes invitamos a cualquier banda de Paraná y que se animen a enfrentarnos y veremos que pasa en la cancha. Obviamente jugamos al fútbol 5 donde yo me pararía en la defensa”, cerró Joaco Reynoso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario