Secciones
Ovacion

¿Dónde quedaron los hombres de poca fe?

Rugby: Entre Ríos venció a Mar del Plata como local. La UER llegaba como punto ante el cuco del Grupo 1. Pero con mucha actitud logró un triunfazo por 20 a 17 en el CAE.

Domingo 09 de Noviembre de 2014

Mauro Meyer / Ovación
mmeyer@uno.com.ar

 

 

Hombres de poca fe. Así son las personas que ayer fueron a la cancha de Estudiantes a ver perder a Entre Ríos ante Mar del Plata. Es que por cómo se presentaba el partido de antemano todo indicaba que el seleccionado entrerriano iba a cosechar una lógica derrota ante su par de La Feliz. Su rival venía pulverizando a sus contrincantes (77-13 a Chubut y 70-3 a San Juan), mientras que la UER tuvo algunos contratiempos en la preparación y tuvo un debut con altibajos pese a vencer a los chubutenses. Pero en la víspera todo lo que se pudo decir quedó de lado. Los dirigidos por José Raiteri jugaron un gran partido para vencer al cuco del Grupo 1 por 20 a 17, en el marco de la tercera fecha de la Zona Ascenso del Campeonato Argentino de rugby.
Algunos retoques en el 15 inicial, sobre todo en el pack de forwards, le dieron a Entre Ríos otro potencial. Se vio un equipo sólido, con mucho tackle y respetando a rajatabla un libreto que fue armado por el cuerpo técnico para frenar el poderío de Mar del Plata. Incluso cuando el partido le fue esquivo, los locales nunca bajaron los brazos y por eso se llevaron una merecida victoria. Hubo puntos muy altos en el combinado provincial, con delanteros que trabajaron duro en las formaciones fijas y la conducción de un medioscrum como Juan Manuel Lescano que juega a otro ritmo. El apertura Sebastián Dorigón también aportó lo suyo, al igual que Fermín González Leites y toda su habilidad.
Otro elemento importante fue Marcos Delorenzi, quien se vistió de héroe en el cierre del partido con una corejeada que terminó con el try bajo los palos.
En el partido, pese al calor, ambos equipos no se guardaron nada. Arrancó mejor el local, controlando la pelota y por eso a los 10’ encontró el try luego de una gran maniobra de Dorigón que terminó por facturar Franco Vartorelli. Pero la visita respondió enseguida, como para plantar bandera (ensayo de Guido Zingale). Con un buen trabajo en el line out, Entre Ríos tuvo pelotas limpias para poder atacar, aunque pocas veces encontró huecos en la defensa de su rival. Por eso, ante la paridad, un penal de González Leites sirvió para irse al descanso 10-7 arriba.
Las acciones tuvieron otro dueño en el inicio del complemento. Porque Mar del Plata ajustó algunos detalles y porque la UER sintió el desgaste que había hecho en los primeros 40’. La visita mejoró desde la hilera y fue precisamente a la salida de un line donde pudo apoyar el try que le permitió pasar al frente (14-10). Los entrerrianos ya no estaban tan finos e incluso cuando quedaron a tiro (con un penal de Gonzáles Leites) hubo un par de decisiones erróneas (dos intentos fallidos de drop cuando había espacios para atacar) que le facilitaron la tarea a su rival.
A falta de 10’, los marplatenses se escaparon en el marcador con un penal de Lucas Sabarino. Por eso, ahora se necesitaba un try para ganar. Y a puro corazón fue la UER para lograr una victoria que no estaba en los planes, solo en los hombres de poca fe. Ahora, los entrerrianos tendrán dos juegos afuera de casa: ante Cuyo y San Juan.

 

 

CON GOLEADA. El seleccionado de Mendoza venció ayer a Chubut como visitante por 41 a 13 en el partido que completó la tercera fecha del Grupo 1 del Ascenso.

 

 

 

AMISTOSOS. Antes del partido por el Argentino, en la sede central del CAE hubo dos cotejos amistosos entre los seleccionados juveniles de Entre Ríos y Santa Fe. En ambos casos ganó la UER: 22-17 en M16 y 26 17 en M17.

 

 

 

“Tacklearon como nunca”

 


Después de los festejos por el gran triunfo ante Mar del Plata, el técnico de Entre Ríos José Raiteri dialogó con Ovación y se refirió al trabajo que tuvo su equipo.
“La verdad es que se jugó con mucha actitud y es lo que veníamos trabajando desde hace tiempo. Hubo un gran trabajo de los forwards, que contagiaron a todo el equipo. Tacklearon como nunca, empujaron siempre y también se llegó a un equilibrio perfecto entre ellos y los tres cuartos. Hoy nos salió todo muy bien”, afirmó.
El entrenador de la UER también dejó en claro que para poder vencer a los marplatenses hicieron un trabajo de análisis previo importante.
“Estudiamos al rival porque sabíamos cómo venían jugando. Ellos hicieron 140 puntos en dos partidos y sabíamos que teníamos que frenarlos de alguna forma. Por suerte lo pudimos hacer”, finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario