Secciones
Tenis

Djokovic no recibió el permiso y deberá abandonar Australia

Luego de más de ocho horas de estar retenido en el Aeropuerto Internacional Tullamarine de Melbourne, Novak Djokovic no recibió el permiso y fue deportado.

Miércoles 05 de Enero de 2022

Luego de más de ocho horas de haber estado retenido en el Aeropuerto Internacional Tullamarine de Melbourne, Novak Djokovic no recibió el permiso por parte de las autoridades australianas para poder ingresar al país para disputar el Abierto de Australia y deberá volver a Serbia en el próximo vuelo, según adelantó el sitio australiano The Age.

“La Fuerza Fronteriza de Australia (ABF, por sus siglas en inglés) continuará asegurándose de que quienes lleguen a nuestra frontera cumplan con nuestras leyes y requisitos de entrada. La ABF puede confirmar que el Sr. Djokovic no proporcionó las pruebas adecuadas para cumplir con los requisitos de entrada a Australia y, posteriormente, se canceló su visa. Los no ciudadanos que no tengan una visa válida a la entrada o que hayan cancelado su visa serán detenidos y expulsados de Australia”, señala el comunicado emitido por el organismo.

Resta saber si, mientras sus abogados buscan revertir esta decisión, Nole aguardará en el aeropuerto o pedirá algún tipo de alojamiento por parte del gobierno australiano. Por su parte, el Ministro de Salud, Greg Hunt, informó en diálogo con Canal 7 que el número 1 del ranking ATP “falló en proveer la evidencia necesaria para los requisitos de entrada a Australia”, en concordancia con el escrito publicado por la ABF. “Francamente, hemos sido muy fuertes, claros y absolutos, hay una regla para todos”, sostuvo.

Pese a que el tenista de 34 años había tramitado la exención que le permitía jugar el certamen sin estar vacunado, hubo un problema con su visado por el cual no pudo pisar el territorio del país oceánico. Es que el gobierno del estado de Victoria informó que había rechazado una solicitud para patrocinar su visa, horas antes de que aterrizara en Melbourne alrededor de las 11.30 p.m.

Por ese motivo, apenas descendió del avión el serbio fue escoltado por agentes de la Fuerza Fronteriza rumbo a un cuarto aislado en donde estuvo varias horas siendo interrogado sin acceso a su teléfono celular. Mientras tanto, su equipo esperaba que todo se resolviera del otro lado de la puerta, escoltada por dos oficiales.

El avión que trasladaba al serbio, número 1 del ranking ATP, aterrizó alrededor de las 23.30 en el Aeropuerto Internacional Tullamarine de Melbourne, Victoria, pero el deportista todavía no fue habilitado a traspasar las fronteras de migraciones, se le quitó el celular y estuvo siendo interrogado por agentes de la Fuerza Fronteriza en una habitación del lugar.

El equipo que viajó con él tuvo que esperar en otra parte del aeropuerto mientras dos agentes de seguridad custodiaban la sala en donde se encontraba el deportista de 34 años. Mientras tanto, su padre Srdjan Djokovic, amenazó con la situación: “Mi hijo lleva 5 horas captivo. Es una lucha por la libertad en el mundo, no es sólo una lucha de Novak. Si no lo dejan ir en media hora saldremos a las calles. Es una lucha de todos”, en declaraciones realizadas a medios de Serbia y difundidas por el programa de televisión australiano Sunrise del Canal 7.

El escándalo explotó también en Serbia. El presidente de la república, Aleksandar Vucic, informó que pudo contactarse con el tenista: “Acabo de terminar una conversación telefónica con Novak Djokovic. Le dije a nuestro Novak que toda Serbia está con él y que nuestras autoridades están tomando todas las medidas para detener el acoso al mejor tenista del mundo en el menor tiempo posible. De acuerdo con todas las normas del derecho público internacional, Serbia luchará por Novak Djokovic, por la justicia y la verdad”. Estas palabras se conocieron minutos antes de que se tomara la decisión de cancelarle la visa al deportista.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario