Ovacion
Miércoles 30 de Mayo de 2018

Diego Buschiazzo: "Mi hijo fue el motor para salir adelante"

Luego de una larga recuperación, tras recibir una bala perdida a fines de 2015, el delantero volvió a la competencia oficial. El fin de semana vistió la camiseta de Instituto, su último club, en la tercera fecha del Torneo Oficial de la LPF.

Diego Buschiazzo superó distintas barreras y el fin de semana volvió a jugar oficialmente en la Liga Paranaense de Fútbol. El delantero ganó el partido más difícil de su vida, luego de ser alcanzado por una bala perdida el 7 de diciembre de 2015.

"Mi hijo fue el verdadero motor para seguir adelante, junto a toda mi familia. Muchas veces no podía levantarme y pensar en los momentos que tenía para disfrutar me hicieron ponerle el pecho a la situación", comentó Diego en cuanto a su recuperación.

El deportista que tuvo que luchar por su vida durante varios meses, este sábado 26 de mayo ingresó en el segundo tiempo del partido entre Instituto y Universitario por la tercera fecha Oficial. Fue la vuelta de Diego a la competencia y lo hizo de la mejor manera, más allá que la Gloria igualó sin goles.

Leer más en>>>Ganó el partido más difícil y volvió a las canchas

"Estoy contento por todo lo que se viene dando. Fue lindo volver a ingresar al campo de juego y compartir con mis amigo esta pasión", expresó a UNO.

Buschiazzo tomó la decisión de volver a defender los colores del elenco de Villa Uranga y compartir el día a día con amigos, luego de disfrutar del crecimiento de su pequeño hijo Estéfano que hoy tiene dos años y medio. "Estoy contento por los minutos que jugué, costó un poco y soy consciente que me falta ritmo para volver a estar en mi mejor", comentó el delantero entre risas.


De ahora en más, Diego seguirá entrenando y disfrutando de cada momento con sus compañeros de Instituto. En cuanto a su carrera deportiva, surgió de Universitario. Luego pasó por Patronato, donde debutó en Primera División y tras un paso por el fútbol santafesino volvió al conjunto de calle Grella.


Antes de llegar a Instituto, pasó por el fútbol de Paraná Campaña. En La Gloria se coronó bicampeón en 2015, donde logró el ascenso a la élite de la LPF.


"Nunca me voy a olvidar de las personas que estuvieron a mí lado en los buenos y malos momentos. Hay colegas que siempre enviaron sus mensajes y que nunca dejaron de escribirme para saber de la evolución. Estoy agradecido a Dios por todo lo que me ayudó para salir adelante", cerró el delantero.




Comentarios