Secciones
Ovacion

De la pesadilla a incrementar la ilusión

Fútbol: Atlético Paraná goleó 5 a 2 a Unión Aconquija de Catamarca. Levantó un 2-0 con temperamento y ambición. El domingo buscará el pase a la cuarta fase del Federal A. 

Jueves 27 de Noviembre de 2014

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar

 

 

 

La tarde comenzó cuesta arriba. Unión Aconquija capitalizó dos desaciertos defensivos de Atlético Paraná y no perdonó. Leandro Ledesma, un ex-Patronato, sacó a relucir su olfato goleador y le propinó dos golpes en el mentón al Decano en tan solo 120 segundos. No fue una bofetada de nocaut. Sirvió para tocarle el orgullo.
La reacción no se hizo demorar. Descontó rápidamente en una jugada en la que quedó reflejado el trabajo de la semana. Con un hombre más en escena pudo igualar el pleito antes de la finalización de la etapa inicial, sin embargo el primer juez asistente, Martín Grasso, estuvo rápido de reflejos y levantó su banderín en cinco ocasiones, de las cuales tres fueron muy dudosas.
En el complemento el Gato salió decidido a dejar los tres puntos en casa. Sabía que en barrio San Martín no debía fallar si quería seguir edificando su sueño de ascenso. La ambición lo llevó por buenos caminos. Lastimó cuando atacó por las bandas y cuando piso campo enemigo.
Tuvo su cuota de suerte, pero a la fortuna hay que saber capitalizarla. Y Paraná la aprovechó. Revirtió la historia en un cuarto de hora pero no se conformó. Fue por más. Amplió distancia hasta celebrar una goleada.
Atlético Paraná pasó de sufrir una pesadilla a conquistar una victoria que incrementa la ilusión Rojiblanca. En el estadio Pedro Mutio derrotó a Unión Aconquija de Catamarca por 5 a 2 en el encuentro que abrió una de las series correspondiente a la tercera fase del Torneo Federal A. 

 

 

 

Primer tiempo. El Decano entendió desde el vamos por donde debía atacar para lastimar al Estanciero. Las espaldas de los marcadores de punta catamarqueños fueron los caminos elegidos para quedar cara a cara con el uno de la visita. Al minuto lo dejó en evidencias con un contragolpe que encabezó Alzugaray en campo propio. Le sirvió el balón a Chitero quien envió el centro que no pudo conectar Fernando Benítez.
Unión Aconquija mostraba buen manejo de balón. Ledesma fue inteligente para retroceder metros para provocar grietas en la defensa Rojiblanca. También fue oportunista para capitalizar errores ajenos. A los 16’ no se apiadó de una mala decisión de Berlo, quien jugó corto hacia Arce, y le sirvió el gol al punta santafesino. 60 segundos después Cocó se le escurrió a la marca de Piris para ampliar distancia.
Ni el más pesimista hincha del Gato esperaba un escenario tan desfavorable en el amanecer del cotejo. Pero el dueño de casa reaccionó rápidamente. El descuento llegó en una jugada de pelota parada. Dri envió el centro que conectó Fernando Benítez para vencer la resistencia de Cabral.
El Gato recuperó la confianza y lastimó con pelotazos cruzados buscando las proyecciones de los volantes externos. La visita respondía con la misma fórmula apostando a la amenaza de su goleador. 
Paraná quedó en superioridad numérica por la expulsión de Dul, pero chocó con buenas respuestas de Cabral, responsable de conservar la victoria local en la primera etapa, y con la lectura del  juez asistente Martín Grasso, quien le negó el gol a Richard y a Benítez. Se fue al descanso con la bronca por ubicarse abajo en el marcador, pero con la tranquilidad de haber entendido adonde tenía que lastimar.

 

 

 

El mejor escenario. Ekkert apareció en su mejor versión en el complemento. El hincha del Gato estuvo agradecido. El volante frotó el volante y lastimó con sus proyecciones. Envió el centro que finalizó en gol en contra de González Hernández y en empate del Gato.
Alzugaray también fue determitante. Capitalizó un rebote largo de Cabral tras un remate de Dri para provocar la primera explosión de la tarde. El Licha lavó la bocha en el ángulo superior izquierdo del arco catamarqueño.
La visita sintió la necesidad de buscar la paridad. Adelantó sus líneas y le brindó espacios al dueño de casa. Ekkert encaró burlándose de la marca de Espeche y envió el centro que desencadenó en el segundo grito de Alzugaray y el cuarto tanto del Decano.
El local retrocedió metros y comenzó a defender la diferencia, intentado ampliar distancia con la velocidad de sus puntas. Unión recurrió a remates de larga distancia que fueron bien controlados por Arce.
A 7 minutos del final Paraná sufrió la pérdida de Dri, un referente para el juego decisivo. Rápidamente festejó el quinto gol con un contragolpe que redondeó Nicolás Ledesma con el quinto gol Rojiblanco.
Atlético Paraná superó una prueba de carácter. El Pueblo Decano se ilusiona con el ascenso.

 

 

 

Las claves

 

 

*Reacción. Atlético Paraná digirió rápidamente los golpes que recibió para revertir la historia y celebrar una goleada


*Contragolpe. Por esa vía el Decano generó peligro durante la etapa inicial y cerró el pleito con las últimas dos conquistas de una tarde histórica. 


*Estado físico. Los paranaenses superaron ampliamente en esta faceta a los jugadores de la visita. Eso le permitió marcar diferencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario