Secciones
Dalmiro Dettler

Dalmiro Dettler abre caminos en el Calcio

Arribó a Italia para sumarse al Sport Club Palazzolo, equipo que juega en la Liga Eccelenza Sicilia. "Quiero seguir escalando", apuntó Dalmiro Dettler.

Viernes 29 de Octubre de 2021

El sueño de jugar en el ámbito internacional fue una meta que Dalmiro Dettler persiguió durante varios años. En 2016 inició los trámites para adquirir la ciudadanía europea. El tiempo transcurría y la documentación no llegaba a su poder. Eso lo llevó a modificar el plan. Apuntó a una experiencia de vida donde el fútbol era una posibilidad más. Una vez que la documentación estuvo en sus manos reflotó la idea de desarrollar su carrera deportiva en el Viejo Continente. La puerta se abrió más rápido de lo imaginado. El mediocampista formado en el semillero de Patronato consiguió un cupo en el plantel de Sport Club Palazzolo, elenco que compite en la Eccelenza Sicilia, quinta categoría del fútbol italiano. “La posibilidad se dio sola”, resaltó Dettler, en diálogo con Ovación desde Palazzolo Acreide, una pequeña posibilidad ubicada en la provincia de Siracusa.

“Cuando me reconocen la ciudadanía comencé a enviar mensajes con la idea de venir a Italia en marzo del año próximo a una prueba. La idea era viajar con mi pareja a probar suerte. A los pocos días un representante me comentó que existía la posibilidad de sumarme a un club en Italia. No dudé en aceptar, pero me faltaba el pasaporte. Por suerte a las dos semanas tenía el pasaporte y seguía firme la propuesta. A los tres días el club me envió los pasajes. Fue todo muy rápido. Se fue dando solo”, relató.

Dalmiro Dettler.jpeg
Dalmiro Dettler, con la pilcha de su nuevo club.

Dalmiro Dettler, con la pilcha de su nuevo club.

La celeridad con la que se llevó adelante la gestión no le permitió asimilar la sorpresa. “Hasta que no tenía los pasajes me manejé como que no había nada firme. Me pasó de tener todo cerrado con algunos clubes y al final se caía la oferta. Cuando estuve arriba del avión me di cuenta de que estaba yendo a Italia. La ansiedad no me permitió disfrutar los últimos días en Argentina”, revivió Dalmiro.

La Liga Eccelenza es una competencia semiprofesional. La estructura de los participantes se asemeja a la de las principales categorías del fútbol de ascenso argentino. “No sé si sucede únicamente en este club, pero la estructura me sorprendió. La luz del estadio es espectacular, lo mismo el predio para entrenar y la indumentaria deportiva”, enumeró el mediocampista.

Dalmiro también resaltó la amabilidad de los italianos. “Dicen que son medio cerrados, pero los compañeros son muy abiertos. Siempre buscan comunicarse conmigo. El miércoles terminé de firmar los papeles de la residencia. Hay mucha burocracia y la gente del club me lleva, me trae. Eso no lo hace cualquiera. Son muy amables”, describió.

Sport Club Palazzolo cuenta con seis extranjeros, de los cuales tres son argentinos. Los foráneos conviven en un departamento que la entidad les cedió. “Estoy todo el día con gente hablando. Al ser seis los que convivimos está bueno porque es como una minipensión. Igual mi idea es alquilar algo para cuando llegue mi pareja. Esto lo tenía planificado para el próximo año”, señaló.

Calcio.jpeg
Dettler resaltó la estructura de Sport Club Palazzolo

Dettler resaltó la estructura de Sport Club Palazzolo

La Liga Eccelenza se encuentra en plena competencia. El próximo fin de semana se disputará la novena fecha de la temporada. “El torneo se juega a dos rondas, con playoff para subir de categoría y para conservar la plaza en la divisional. El torneo finaliza en abril, mayo y se frena únicamente en las Fiestas de Navidad y fin de año”, informó Dalmiro, quien espera que llegue la documentación que le permitirá saltar a escena.

“Tener la residencia es un paso primordial para ir a la Liga y decir “el jugador está viviendo con nosotros”. A partir de ahí dependo del tránsfer, que no sé cuando llegará. Con suerte estaré habilitado para el próximo fin de semana”, acotó. “Me viene bien este tiempo para conocer más cuál es la idea de juego porque es un juego muy diferente al de Argentina, pero tengo muchas ganas de jugar. El domingo pasado fui a ver al equipo y moría por entrar. Si puedo jugar el domingo, juego. Pero observando la mitad llena del vaso conviene esperar un tiempo más para ponerme mejor. De todos modos llevo una semana de entrenamiento y me siento mejor”, aseveró.

El mate estuvo presente durante toda la videollamada. “Traje solamente cuatro kilos porque no podía cargar ”, indicó. La infusión lo acerca a sus raíces. Lo lleva a un momento de paz para proyectar las metas que desea alcanzar. “Un mes atrás mi idea era venir a sumar experiencia, trabajar de lo que sea y estar con la cabeza abierta. Sigo con esa misma postura por si mañana no me toca jugar al fútbol. Pero una vez que supe que venía a sumarme a jugar cambié el chip. Quiero seguir escalando. Sé que me da para seguir mejorando. Mi idea es hacer carrera y no asentarme solamente en Italia. Si puedo conocer otros países jugando al fútbol, mejor”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario