Secciones
Un año en cuarentena

Cuarentena: El deporte también tuvo que reinventarse

A un año de decretarse la cuarentena, las repercusiones que tuvo el aislamiento en las actividades deportivas y de recreación.

Viernes 19 de Marzo de 2021

El 20 de marzo del año pasado, la vida de los argentinos tuvo un cambio radical en muchos aspectos, por la cuarentena. La situación sanitaria que atravesaba el resto del mundo por la pandemia del coronavirus comenzó a golpear más de cerca a nuestro país y ese día, el presidente Alberto Fernández decretó una cuarentena estricta en varios sectores, dejando la posibilidad de circulación únicamente a los trabajadores esenciales. A partir de ese momento, empezamos a interiorizarnos con palabras que no estaban en nuestro vocabulario diario como por ejemplo barbijo, distanciamiento, aislamiento, entre otras.

Charlas por zoom.jpg

El deporte y otras actividades relacionadas con el esparcimiento no quedaron afuera de esas restricciones y todo quedó parado. Desde los deportistas amateurs hasta los profesionales tuvieron que cortar sus entrenamientos y familiarizarse con tareas que no conocían como las prácticas en sus hogares y las charlas a través de Zoom con sus profesores.

Al comienzo, había entusiasmo porque lo nuevo llama la atención, más allá de la necesidad de seguir manteniéndose activos en el aspecto físico, pero sin tener ningún tiempo de competencia. Así, en las redes sociales, atletas de diferentes ámbitos subían los movimientos que realizaban con lo que tenían a mano, incluso en los balcones los que no tenían la posibilidad de tener un espacio más amplio. Claro que con el correr del tiempo, mientras las prohibiciones seguía vigentes, el entusiasmo se fue perdiendo y muchos quedaron en el camino. Las ganas quedaron de lado, sobre todo en los chicos que estaban acostumbrados a encontrarse con sus amigos en un campo de juego, cualquiera sea la disciplina que practiquen.

Futbol sin publico cuarentena.jpg
Cuarentena: El regreso a las canchas fue sin público y parece que seguirá así por mucho tiempo.

Cuarentena: El regreso a las canchas fue sin público y parece que seguirá así por mucho tiempo.

El fútbol

Por ser el deporte más popular, muchos estuvieron pendientes sobre qué iba a pasar con el fútbol en nuestro país. De un día para el otro, la pasión de multitudes se terminó y desde ese momento todos intentaron anticiparse a un regreso que tardaría meses en darse. Recién para finales de octubre se tomó la decisión del regreso para la Primera División, aunque ya antes hubo partidos en la Copa Libertadores. Para los futboleros de pura cepa fue toda una alegría, aunque todavía siguen esperando que se habilite el ingreso del público, una medida que parece lejana ante la amenaza de que en nuestro país se viva una segunda ola de contagios de Covid-19.

Tras la vuelta a las canchas de la principal categoría en la Argentina, de forma paulatina fueron regresaron las otras divisionales. Hasta que llegó la habilitación para el fútbol amateur o independiente, ese que se disfruta cada sábado en diferentes complejos de la ciudad de Paraná. En este ámbito, la situación no pasó por el apuro para ponerse los cortos de los veteranos, sino por las pérdidas económicas que sufrían los organizadores de los torneos. El ingreso de dinero es importante y muchas fuentes laborales dependían de eso. La reapertura tardó en llegar, porque recién a finales de diciembre y principios de diciembre se pudo volver a “patear” la pelota.

Algo similar aunque en mayor escala pasó con los establecimientos de fútbol 5, que abundan en todo el territorio provincial. Después de algunos meses, sus dueños vieron con preocupación la imposibilidad de abrir y muchos tuvieron que cerrar sus puertas al no poder solventarse de otra forma. Tuvo que pasar un largo tiempo para que puedan volver, aunque muchos quedaron en el camino.

El resto

En los otros deportes la vuelta también fue de forma gradual en nuestro país. En principio, los que tuvieron prioridad fueron los deportistas olímpicos, mientras que a medida que el gobierno los habilitaba comenzaron a volver las disciplinas individuales y un tiempo después las colectivas. Claro que no se podía dejar contentos a todos. El rugby fue el último en obtener su permiso, algo que despertó cierto malestar entre los jugadores, quienes veían cómo otras disciplinas disfrutaban adentro de una cancha y ellos seguían en la dulce espera.

gimnasios cuarentena.jpg
Los gimnasios reclamaron durante muchas semanas la reapertura. Cuando volvieron tuvieron que adaptarse.

Los gimnasios reclamaron durante muchas semanas la reapertura. Cuando volvieron tuvieron que adaptarse.

Los gimnasios

Entre los sectores más golpeados por el cierre total de actividades estuvo el de los gimnasios. Fueron meses duros, ya que a medida que la situación sanitaria iba mejorando, la habilitación no llegaba debido a las actividad se realizan en espacios cerrados. Hubo reclamos, pero el regreso también se hizo esperar.

En este sentido, Fabricio Torquati (dueño de Megaforce), contó la experiencia que le tocó vivir hasta poder reabrir su local.

“La cuarentena fue algo inesperado para todos, nos tocó a todos. Pero los gimnasios estuvieron en el podio de los más perjudicados, junto a los gastronómicos y al sector turístico, entre otros. Nuestra actividad tienen muchos gastos fijos, así que mantener un gimnasio cerrado tiene el mismo costo que tenerlo abierto, pero sin ingresos. Por ese motivo tuve que tomar la decisión de cerrar un local con todo el dolor del mundo, al ver que la cosa venía para largo. En el aislamiento apelamos un poco a la creatividad para sobrevivir. Empezamos a alquilar bicicletas y otros elementos, dictamos clases gratis on line para que todos puedan entrenar en sus hogares. En plena cuarentena experimentamos cambios, modificamos por completo nuestra instalaciones, y sin bajar los brazos apostamos a brindar un mejor servicio, más ordenado y cumpliendo con el protocolo correspondiente”, expresó.

En tanto, Diego Scocco, director de Oxígeno, escribió una reflexión en el sitio web del gimnasio donde se puede leer el siguiente párrafo: “Después de mucho insistir que SOMOS PARTE DE LA SOLUCIÓN, volvimos a abrir nuestras puertas, con mucha responsabilidad y muchísimos cuidados, para poder demostrar que somos un lugar seguro y esencial en la vida saludable de la comunidad. Desde aquel momento nos encargamos de medir todas la variables que nuestros alumnos fueran a experimentar en relación a esta pandemia, algunos de estos estudios arrojaron datos muy alentadores y concretos, por ejemplo: no se registraron contagios entre los clientes o profesores desde la reapertura de las actividades a la fecha, todos las personas que se contagiaron y que estaban en actividad pudieron sobrellevar la enfermedad sin mayores complicaciones, el regreso de los alumnos a sus actividades se dio en 95% en los primeros 45 días, se registraron un 22% de alumnos nuevos en distintas actividades, esto solo por nombrar los datos más relevantes que nos llenan de orgullo y tranquilidad”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario