Secciones
Cuarentena

Cuarentena: "Ahora al clásico lo jugamos en la play"

Por la cuarentena, Alejandro Levrand juega en el Gaztedi Rugby de Vitoria, al norte de España contó cómo vive este momento junto a Javier Romero.

Jueves 09 de Abril de 2020

Pocos días antes de que en España se decrete la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus, Alejandro Levrand celebró su cumpleaños número 27. Fue el 10 de marzo, cuando ya se hablaba del Covid-19, aunque reconoce que no muchos lo tomaron con seriedad. A medida que el número de contagiados fue creciendo, comenzaron las medidas como para poder frenar el problema. Pero ya era tarde. En la actualidad, el exjugador del club Tilcara de Paraná vive el aislamiento esperando que pueda volver lo más rápido posible a las canchas, aunque sabe que el panorama no es alentador.

Rugby
Cuarentena obligatoria para los jugadores en España

Cuarentena obligatoria para los jugadores en España

Levrand llegó a la ciudad de Vitoria (la capital del País Vasco) en octubre de 2018 para vestir los colores del Gaztedi Rugby Taldea, un club que justo había logrado el ascenso a la División de Honor B. Además de disfrutar del deporte que más le gusta, trabaja en una empresa de electricidad que hace mantenimientos en Michelín. En diálogo con La Radio de UNO (97.1), el paranaense contó el panorama que se vive en el norte español.

“Estamos en cuarentena desde mediados de marzo y ahora se extendió hasta el 28 de abril. Donde estoy es uno de los lugares más afectados después de Madrid y Barcelona. Se puede hacer poco y nada. Solamente están abiertos los mercados y las farmacias. Después está todo cerrado, hasta las fábricas, siendo que esta es una ciudad donde hay muchas”, agregó.

En cuanto a los controles que hay en Vitoria, Levrand señaló que “son muy exigentes”. “Si te paran y estás lejos de tu casa te hacen volver, porque te piden la dirección donde vivís. También te piden el ticket si fuiste al supermercado o si andás en auto tenés que estar solo y con un permiso especial si vas a trabajar”, afirmó

El segundo centro del Gaztedi también señaló que no cree que la situación mejore demasiado en los próximos días: “Tengo amigos que están en la medicina y me dicen que hasta fines de mayo va a seguir esta situación. Acá en el País Vasco, si bien estamos atravesando una meseta en cuanto a contagios todavía falta para ver un panorama mejor”. Al aislamiento obligatorio lo pasa junto a Javier Romero, quien es su compañero de equipo y es otro jugador que supo vestir los colores del Albinegro.

“Estamos en la misma casa con Patón, así que tratamos de llevarnos de la mejor manera. Venimos de dos equipos con historia en Paraná, pero ahora al clásico lo jugamos en la play (risas). No podemos hacer más que eso. Tratamos de buscar la vuelta para poder pasar las horas de la mejor manera”, sostuvo. En cuanto a si tuvo la chance de volverse a la Argentina, Alejandro Levrand expresó: “No hemos tenido inconvenientes para quedarnos porque el club se está haciendo cargo de todo. Por eso no vimos la necesidad de volvernos. Además, por una cuestión de salud decidimos quedarnos. Es lógico que desearíamos estar pasando la cuarentena con nuestras familias, pero también decidimos seguir acá para cuidarlos a ellos en esta situación”. El diálogo con su familia es fluido y por eso sabe cómo la están pasando en Argentina.

“Me puse contento por cómo se están manejando las cosas en Argentina, sobre todo en Paraná. Lo han agarrado con tiempo y espero que la gente tome conciencia. Deben entender que todavía falta mucho. Están haciendo las cosas bien y por favor, respeten la cuarentena. Acá la gente no creía lo que iba a pasar y por eso no tomaron conciencia. Recién cuando se largó la cuarentena obligatoria sintieron que la cosa venía brava. Después creció la cantidad de infectados y de fallecidos, por eso fueron presa del escepticismo”, manifestó. Por último, el paranaense dijo no sentir miedo ni estar preocupado, aunque le cuesta entender cómo su vida cambió “de un día para el otro”.

“A la mañana me iba a trabajar, a la tarde era entrenar o ir al gimnasio. El fin de semana jugar y disfrutar de los amigos. Ahora cambió todo. Siento que no termino de caer en lo que estoy viviendo. Uno sabe que hay que cuidarse, pero no terminás de entender lo que está pasando”, finalizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario