Secciones
Coty Hernández

Coty Hernández, un cantante con esencia de barrio

Nació en Isla Crucellas, se formó como cantante y triunfo en la movida tropical. Coty Hernández la voz de la cumbia santafesina, hincha de Unión y político.

Sábado 18 de Septiembre de 2021

Se crió en Isla Crucellas, Santa Fe, en una familia humilde que día a día salía a ganarse el pan, entre la pesca y la caza, sumado a las changas diarias; hijo de una pareja entrerriana y santafesina, con sangre Tatengue, pero rodeado de Sabaleros, el distinto de todos los familiares. Él fue creando su camino desde la infancia y aprendiendo de los vecinos de la costa, en las tardes-noches de guitarras y pescados fritos, su esencia. Adrián Coty Hernández, conocido como el más parrandero, nació el 26 de diciembre de 1978. Cantante de oficio, se formó en Grupo Alegría y luego se lanzó como solista, con una carrera exitosa que a corazón abierto contó en Luz, Cámara y a Jugar con la camiseta de Unión bien puesta y su nueva faceta como candidato a Diputado Nacional.

La historia de la voz de la cumbia santafesina es rica en humildad, experiencias y enseñanzas de todas las barreras que tuvo que atravesar, entre la odisea de los viajes y las distintas inundaciones que tuvo que sobrellevar a lo largo de sus años, junto a su familia.

Coty Hernández, disfruta de un presente distinto donde expone sus 30 años en la movida tropical en la política, en busca de ayudar a los que más necesitan, su espejo de vida y algo que le tocó atravesar en su infancia, sabiendo y teniendo en claro el costo de ganarse el pan día a día.

El solista abrió las puertas de su casa, en el corazón del barrio, con la humildad que los caracteriza presentó a su familia, sus hijos y nietos, para luego contar con lujos y detalles los pasos de su carrera, que comenzó con Los Bucaneros, a los 13 años, cantando y disfrutando de la música para luego seguir su camino en la Pandilla 420, Grupo Cali y Grupo Alegría, donde fue la voz por varios años hasta llegar a lo que hoy es.

22f1 Mateo Oviedo.jpg

Coty repasó sus inicios, con la camiseta de Unión puesta: “Me crié en la isla, las enseñanzas que uno fue adquiriendo con el correr de los tiempos son muy importantes. Aprendí muchas cosas en la costa y una de ellas es tocar la guitarra, con el efecto espejo, al ver a mis vecinos. Fue algo loco y con el correr de los años me di cuenta. Vivimos muchas inundaciones con mi familia, donde nos tocaba dejar el rancho y cruzarnos a la circunvalación para acomodarnos. En mi infancia fui vendedor de cubanitos, feriante y laburante de toda la vida, pescador y cazador de oficio”.

Y luego siguió contando cuándo fue el día que se animó a cantar, algo que ya hacía en la isla junto a las peñas: “Una de las tantas inundaciones fue un punto importante en mi vida. En ese tiempo hacían bailes en el anfiteatro de la zona sur, el espejo del lago hacía que el sonido llegará mejor a la zona donde vivíamos y uno se moría por ir a disfrutar de esos lugares y uno hoy se dice como son las vueltas de la vida, desde los 18 años estoy en este hermoso camino de la música. La gente de la costa es muy particular, los domingos era de rancho, empandas y guitarras. En una de esas tantas movidas unos visitantes me escucharon cantar y metimos una hermosa relación que me invitaron a cantar a Los Bucaneros”.

Los caminos del artista en los escenarios se inician en su adolescencia, con la primaria sin terminar ya que la vida lo obligó a salir a poner el lomo por la familia, y con la complicidad de su mamá, salió a su primer show.

coty13.jpg
Coty Hernández junto a sus herramientas de trabajo editando los nuevos temas.

Coty Hernández junto a sus herramientas de trabajo editando los nuevos temas.

“Mi viejo no me dejaba ir a los bailes y mi vieja fue cómplice de mis inicios, hicimos un arreglo que iba a cantar y volvía antes que papá se levantara para ir al puerto. Toda mentira tiene patas cortas y un día se enteró de lo que hacía, cantaba en Los Bucaneros, en esa banda el plomo era Leo Mattioli, fue un hermoso inicio y estuve dos años con ellos. A los 15 años me fui con la Pandilla 420, luego con Grupo Cali, de coro y güirista”.

El giro inesperado para Adrián Coty Hernández se da con su llegada a Grupo Alegría, del recordado Osvaldo El Abuelo Raggio en la década del 90. “Mi carrera profesional dio inicio en Grupo Alegría, donde tuve nueve años con Osvaldo Raggio, luego me dijo que me abra y su visión me llevó a ser solista. Siempre me acuerdo de él y le rezo por todo lo que me brindó”, comentó el cantante.

Tras su paso exitoso por Alegría, tras unos problemas contractuales de la banda, el dueño Osvaldo Raggio le dijo que sus caminos debían seguir como solista. Hernández inicia su camino como solista y en 2001 lanzó “Soy Negrero”, primer CD que rompió récord para el santafesino que a lo largo de su trayectoria fue modificando su carta de presentación.

Coty HernándezEl mismo AireVideo Oficial

“Mi primer disco fue en el 2001 y ahí comenzó este hermosa historia. Todos los nombres están registrado y van cambiando según a la circunstancia. Hoy es una marca registrada Coty Hernández, una etapa sería donde uno ve las cosas de otra manera, con pasos firmes”, se sinceró.

Desde sus inicios como solista, todos los años sorprende a los amantes de la cumbia con un hits en busca de renovar su esencia y poder brindar una alegría a los fanáticos. Al respecto de la situación y del año a año de Coty Hernández dijo: “Nunca tuve un techo, pasaron 22 años interrumpido y siempre escalando para ir en busca de nuevas ideas. Agradezco que Coty no explotó, es una carrera de todo los días un poquito y esos son los resultados del camino transitado. El espacio que hoy con mi estudio es muy importante, acortó los tiempos y nunca imaginé de tener esto y propio. De vivir en un rancho de chapa y cartón a estar en mi propio estudio. Ahí es donde digo cuando uno se propone y se quiere, las cosas se pueden lograr, mientras haya vida”.

El estar cerca de la gente, del barrio y la familia, son los principales motores. La esencia nunca se pierde y eso bien lo sabe Coty. “En el camino hubo muchas cosas que uno dejó, como horas con la familia, pérdidas físicas y demás. Pero ellos fueron el principal motivo para poder estar de pie, con mi mujer tomábamos mates en una taza de conserva y hoy disfrutamos del éxito junto”, contó el cantante”.

Y reflexionó: “Acá es mi barrio, la esencia, las calles de tierra, la gente. Estuve 15 días en Estados Unidos y no veía la hora de volver al rancho a tirar la caña al río”.

UN DESCANSO. La pandemia lo obligó Coty a alejarse de los escenarios, pero no de la gente a la cuál alegró a través de sus peñas parranderas.

“La vida da oportunidades y hay que disfrutarla. No pasamos la pandemia pero estamos saliendo a flote, con muchas enseñanzas. La tecnología nos mantuvo cerca durante estos meses y en lo particular me sirvió para estar en contacto con la gente. Yo no terminé la primaria y hoy debo aprender de muchas cosas junto a mi familia. Las noches de peñas parranderas fueron emocionante para uno”.

Coty Hernández llegó a ser tendencia en las redes sociales, y tuvo más de 20 mil personas disfrutando de su voz. “Las peñas parranderas fueron un éxito en medio de la pandemia, la gente acompañó y mucho ese momento. Fue acércanos y estar del lado del público. Todos pensamos que iba hacer dos o tres meses, luego me tuve que poner a cantar y trabajar para disfrutar juntos del momento que vivíamos. Coty fue tendencia nacional, en uno de los show en vivo en las redes sociales tuve más de 20 mil seguidores acompañando, donde uno buscó alegrar a las familias y concientizar a la gente que se quede en sus casas”.

22f6.jpg
La producción de fotos para UNO Entre Ríos de la mano de Mateo Oviedo

La producción de fotos para UNO Entre Ríos de la mano de Mateo Oviedo

LA COCINA. Con mucho esfuerzo y luego de lo cosechado en el camino Coty disfruta de su estudio, manejas sus tiempos y graba en el momento que él quiere.

“El estudio fue armado en medio de la pandemia, con muchos gastos y mucho empeño. Hoy estamos generando mucho y se que no lo voy a recuperar, pero es hermoso y la comodidad que uno tiene es importante. A veces me levanto a las 4 de la mañana prendo la consola y grabo. Ya deje de pedir turno algo que es una locura para todos los músicos”, contó en dialogo con UNO.

Haciendo hincapié en su crecimiento dijo: “Pasamos varias etapas pero eso está en cada uno, en lo que quiere ser. Algunos colegas han empezado al revés. Hay que ir paso a paso y formando los elementos de laburo, algo que se perdió. Creo que debería haber una materia que se llame cultura y economía algo que falta y mucho en la sociedad”.

Y siguió haciendo un balance personal y sus señales divinas: “Gracias a Dios hice las cosas a tiempo, se que en algún momento de mi vida derroché plata. Creía saber como debía llegar a este momento, pero mal no lo hice. Alguien me dijo que vaya por este camino. Siempre tengo una mesa de luz donde están mis viejos, Raggio y Dios, ellos me dan la señal de que hacer”.

SU PADRE TROPICAL. Su mentor fue Osvaldo El Abuelo Raggio, fundador de Grupo Alegría, que le indicó el camino a seguir.

“Osvaldo fue un amigo, un padre porque conviví más tiempo con él que con mis viejos. El me decía que vivía en la Villa por el Centenario y me empezó a encaminar para lo que se venía, con lujos y detalles para ser quién hoy soy”.

Con los ojos emocionados dijo: “Se lo extraña mucho en la movida tropical al Abuelo Raggio, con esa cara que tenía, que parecía siempre enojado, fue un excelente músico y profesional. Una persona que le dio posibilidad a todos, al que pasaba él le brindaba una mano, no queda gente así hoy en el ambiente. Hoy es todo a través de intereses”

Luego de su salida de Grupo Alegría y con el empujo al éxito de Raggio, Coty Hernández contó como fue su camino. “Estoy agradecido a él por todo y la sinceridad que tuvo cuando me contó los problemas que había con los contratos de Alegría. En mi primer CD metió 26 show en un día, hubo distintos momentos en mi carrera. Hoy es una empresa con mucha seriedad, la disciplina es para todos igual y seguimos por más”.

coty12.jpg
Humildad, predisposición y de corazón grande. Coty Hernández abrió las puertas de su casa a Uno Entre Ríos

Humildad, predisposición y de corazón grande. Coty Hernández abrió las puertas de su casa a Uno Entre Ríos

SANGRE TATENGUE. En una familia repleta de hinchas de Colón, Coty se inclinó por los colores de Unión de Santa Fe. “Apasionado de Unión y toda mi familia es de Colón. Salí Tatengue, pero no soy antiraza. De chico disfrute muchas cosas Sabalera, 99,9 fanáticos. Yo soy de Unión y nunca nadie entendió eso, me gustaron esos colores. Yo de chico quería ser de otra categoría, tengo muchos amigos y familiares de Colón. Disfrutó mucho con ambos colores. Soy feliz de lo que me toca vivir, nunca fui futbolero corrí siempre atrás de la pelota”.

Uno de los referentes de la cumbia con los colores de Unión: “Hoy soy el referente máximo que tiene la entidad. En 2018 grabé mi primer video en vivo en el microestadio con el disco Distancia”.

Y luego dejó su reflexión sobre el fútbol santafesino: “Creo que dentro de todo lo que uno ve en la tele es muy pacifico. Cuando vendían las entradas para el show en Unión, mucha gente con la camiseta de Colón se acercó a boleterías y a pesar del cruce de hinchadas hay mucho respecto”.

Su nuevo camino. Los 30 años en la música y el conocer la realidad de los santafesinos lo llevó a la política, donde en noviembre irá por una banca de diputado nacional. Coty contó cómo fue el proceso: “Todo lo que pasó y lo que se conoció a nivel nacional, de las reuniones clandestinas del presidente fue uno de los disparadores para que yo llegue a la política. El que hace siempre lo hace a cambio de algo”.

Y dejó en claro: “Puse mis 30 años de carrera para tirarme del lado de la gente, me jugué una final importante y pudimos ganarla, ahora vamos por otro partido en noviembre. Tengo claro que falla aquel que va hacer cagada, yo no necesito de la política para vivir. No necesito los 300 mil pesos como diputado, la gente quiere otras cosas y necesita mucho de todos. Voy a hacer el grano en el culo de varios, tengo gente amiga y lo que uno cosechó. No quiero ser un pollito que va detrás de la gallina, no sé nada de la política. Sé y quiero que no nos mientan más. Muchos estudiaron y hoy no hacen nada. Lo de Juanjo Piedrabuena está genial, se ganó la gente y se la jugó por todos”.

Con la mente puesta en el 14 de noviembre expresó: “Ganamos y tenemos otra campaña con pesos pesados del ambiente, con el nombre de Coty Hernández y con todos santafesinos que hicimos una alianza para poder ayudar de verdad. Un vendedor de autos y una rectora de escuela”.

coty1.jpg
En plena charla, en una tarde de sol y de historias de vida

En plena charla, en una tarde de sol y de historias de vida

EN HONOR A LA CUMBIA. Santa Fe de la mano del ex Gobernador Miguel Lifschitz, quién falleció por Covid en de 2021, creó la fiesta de la cumbia. Noches de unión y devoción a la movida tropical se vivieron el predio del Hipódromo. Coty Hernández su punto de vista sobre las presentaciones.

“La fiesta de la cumbia santafesina fue muy importante para todos y fue idea del ex Gobernador Miguel Lifschitz, que en paz descanse. Fue el pionero en dar a conocer nuestra música a nivel nacional e internacional. Fueron jornadas hermosas, donde todos nos juntamos a adorar a la madre cumbia. Nos vestimos todos de galas para celebrar momentos inolvidables.

Coty HernándezPlacer Y OlvidoEn Vivo

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario