Ovacion

Comienza un proceso con muchas ilusiones

Patronato inicia un nuevo recorrido en la B Nacional: el Negro visitará desde las 15.30 a Douglas Haig de Pergamino. El elenco paranaense se preparó para pelear el ascenso.

Domingo 12 de Agosto de 2012

La espera fue larga, tediosa. Pasaron 50 días desde que Patronato disputó su último encuentro oficial. El último antecedente no fue el mejor, pero la campaña que había realizado era para celebrar, tras haber bajado a Rosario Central y a River.

El Pueblo Rojinegro se ilusiona con cosas mayores. Quiere ser protagonista y pelear el ascenso. El equipo paranaense se armó para pelear arriba y tratar de conquistar uno de los tres lugares destinados para el círculo superior del fútbol argentino.
Esta tarde, desde las 15.30, el conjunto de barrio Tiro Federal comenzará un nuevo proceso, cargado de ilusiones, cuando visite a Douglas Haig de Pergamino. El cotejo será arbitrado por Maximiliano Stevenott, un juez que no trae los mejores recuerdos por calle Grella.

El partido marcará, además, el comienzo del ciclo encabezado por la dupla técnica Luis Medero-Claudio Marini. Los flamantes entrenadores del Negro arribaron con una filosofía futbolística totalmente diferente a la de Marcelo Fuentes, su antecesor en el cargo. Los exconductores de Boca Unidos de Corrientes intentarán imprimirle un estilo de juego asociado, con mucho sacrificio, con juego asociado y saludable para la vista.

La dupla dispondrá de un 4-2-1-3. Los marcadores de punta gozarán de libertad para proyectarse y mostrarse como sorpresa en campo adversario. El doble volante central deberá multiplicarse por todos los sectores para darle equilibrio, pero a su vez son jugadores de buen pie que se sumarán al circuito ofensivo.

En el ataque no contará con un referente de área. Mauricio Carrasco se ubicará en el sector central. El ex-Aldosivi le brindará velocidad y vértigo a la ofensiva. A sus costados estarán Leonardo Acosta, revelación de la temporada pasada, y Ramiro López.

Por su parte, Douglas Haig regresa a la divisional tras 13 años de ausencias. El Milan de Pergamino es uno de los fundadores de la divisional, pero tendrá como premisa conservar su lugar en la categoría. Para eso se propuso fortalecer su localía y su objetivo es hacer pie de entrada.

Los bonaerenses mantienen a muchos de los intérpretes que se consagraron campeones en el Argentino A. También incorporaron jugadores de renombre como el defensor Leandro Gioda y el mediocampista Juan Carlos Falcón.

Las necesidades de los protagonista de esta historia es totalmente distinta. “Queremos pelear el ascenso”, mencionan en la intimidad de Patronato. Para eso será vital comenzar festejando en Pergamino. La ciudad del norte de Buenos Aires será la primera estación de un tren que carga una mochila enorme de ilusión.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario