Secciones
Ovacion

Clima caliente en zona de vestuarios

Fútbol: Los ecos tras la derrota de Patronato. Algunos jugadores no quisieron hablar, otros lo hicieron. Los hinchas pidieron explicaciones y hubo escaramuzas. 

Lunes 24 de Noviembre de 2014

Fue una noche más que caliente en la zona de vestuarios de Patronato. Luego de la derrota ante Santamarina de Tandil, que prácticamente lo alejó de toda chance de ascenso a la Primera División, algunos hinchas le pidieron explicaciones a algunos jugadores (Gastón Caprari y Carlos Quintana, entre otros), quienes reaccionaron y por eso se registraron algunas escaramuzas.
Otros futbolistas, como Sebastián Bértoli, prefirieron no hablar con los medios de prensa. “No quiero decir nada porque seguro voy a llorar”, indicó el arquero del Rojinegro.
Por su parte, Walter Andrade, con lágrimas en los ojos, no se llamó a silencio y analizó lo que fue la caída ante el Aurinegro y las pocas posibilidades de ascenso que le quedan a Patronato.
“Estoy dolido por no poder dejar los tres puntos en casa, más aún sabiendo que estamos en una instancia final del certamen. Nunca pensamos estar en esta situación. Vamos a pelear hasta el final, no está todo perdido más allá de que es muy complicado porque no dependemos de nosotros. Además siempre fuimos un equipo regular, nunca estuvimos entre los primeros cinco”, indicó el defensor.
Sobre el flojo presente y la posibilidad de no lograr subir de categoría, Andrade agregó: “Nunca estuvimos a la altura de la circunstancia, estamos muy dolidos, todos. Las cosas que se vivieron en el vestuario, donde hubo mucho silencio, muestra a las claras lo que estamos pasando”.
Otro de los jugadores que habló con los periodistas fue Marcelo Guzmán. El volante reconoció que otra vez se les escapó una gran chance de meterse en la pelea.
“La dejamos pasar. Se nos fue otra gran posibilidad, pero fue siempre así porque nos costó con los rivales que se meten atrás, sobre todo acá en el Grella. Tengo mucha bronca por no poder sacar al equipo de este mal momento. Sabíamos que era un partido clave, que pasábamos a depender de nosotros, pero se esfumó todo y ahora estamos muy lejos”, manifestó.
Sobre lo que viene para las últimas dos fechas, el Chelo Guzmán dijo que “hay que seguir trabajando”.
“Es difícil pensar en lo que viene, hay un viaje largo, tenemos que ganar y ver qué es lo que pasa con los demás. Sabemos que hace varias fechas que no tenemos margen de error, pero ahora quedó todo muy cuesta arriba. El equipo puede levantar el ánimo en esta dos fechas. Dejamos pasar todo un torneo, no encontramos ninguna explicación para esto y somos los primeros en saber qué hicimos mal las cosas. Tuvimos tres encuentros donde nos podíamos haber metido en zona de ascenso y los perdimos”, sentenció el volante.

 

 

Incidentes

 


Luego del final del partido, con la derrota consumada de Patronato, los hinchas se acercaron a la zona de vestuarios para mostrar su bronca por la pésima campaña del equipo paranaense. Hubo muchos inconvenientes entre simpatizantes y personal del club, mezclándose también los jugadores. Hubo corridas donde tuvo que intervenir la Policía de Entre Ríos que no actuó de la mejor manera y terminó golpeando a futbolistas de Patronato como a Michael Etulian e Ignacio Bogino.
Este último dejó en claro que fue agredido por los efectivos de seguridad.
“Uno de los policías me pegó un palazo, algo que nunca vi tras un partido. Fue de la nada, nosotros nunca los molestamos”, afirmó el defensor.
Los uniformados pidieron las disculpas del caso, pero el jugador muy eufórico no las aceptó y agregó que iba a hacer la denuncia por el hecho.

 

 

 


“Soy el máximo responsable”


Una vez que se calmaron los ánimos en la zona de vestuarios, el técnico Marcelo Fuentes habló con los medios de prensa y lo primero que dijo fue algo que repitió siempre: “Soy el máximo responsable de todo esto”.
“La culpa no es de los jugadores, porque el que decide soy yo. Cometí errores y creo que hubo un déficit importante en varios aspectos, entre ellos la falta de gol que fue evidente. Además, nunca tuvimos la oportunidad de hacer goles de pelota parada”, indicó.
El entrenador también se refirió a las salidas de Fernando Gutiérrez y Esteban Orfano, quienes venían cumpliendo con buenas actuaciones.
“Todos los partidos son distintos, siempre pienso en lo que puede pasar con el rival y cada encuentro se plantea de una manera diferente. Todos los jugadores tuvieron minutos en cancha y para este cotejo pensé que Lima (Adolfo) podía desnivelar en el mano a mano, mientras que Guzmán consideró que tuvo un buen partido. Pero insisto con un concepto, la responsabilidad es mía, porque a los jugadores los elegí yo. Nunca encontré la soluciones acorde para encaminar al equipo al ascenso”, sostuvo.
Fuentes también mencionó el hecho de estar siempre corriendo de atrás a los equipos que luchaban por el quinto puesto.
“Siempre estuvimos atrás de todos y eso genera mucha inquietud, mucho estrés. Pero igual nunca supimos resolver como plantel los partidos claves para meternos entre los primeros cinco”, sostuvo.
Cuando se lo consultó sobre si la campaña de Patronato está destinada al fracaso, Fuentes se molestó e increpó al periodista que le hizo la pregunta.
“¿Vos querés ver sangre no?”, interrogó entre risas. “Estoy seguro que muchos quieren lo mismo. Las cosas son así y entiendo cómo es el juego. También respeto mucho el pensar de los hinchas y tienen derecho a estar enojados”, agregó el entrenador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario