Secciones
Luz, Cámara y a Jugar

Cesar Miani, un verdadero todo terreno

Cesar Miani, reconocido DJ y productor de música electrónica pasó por Luz, Cámara y a Jugar. Jugó al rugby, básquet y actualmente al fútbol. Un crack.

Viernes 04 de Junio de 2021

Cesar Miani, reconocido disc jockey, productor de música electrónica, arquitecto y entusiasta de la carpintería estuvo con Luz, Cámara y a Jugar. Él tuvo relación con la música desde muy chico. A los 8 años ya jugaba a la radio con un grabador. Coloca el punto de partida como disc jockey cuando en junio del 82 estrenó su primer equipo. Desde ahí al presente ha puesto música en innumerables fiestas de cumpleaños, casamientos y diferentes eventos.

Cómo lleva 39 años en el rubro, trascendió generaciones, llegando a poner música en cumpleaños de 15 de hijas cuyas madres también les musicalizó su fiesta de 15.

césar Miani02.jpg

Pone música en la Fiesta de Disfraces desde su primera edición cuando eran 300 personas, hasta la actualidad donde realiza un show en el escenario principal ante 30.000 personas, interactuando con diferentes músicos paranaenses. Ha desarrollado su actividad en discos bailables como por ejemplo: Portezuelo (92/93), Cangrejo (99/2003), Bajo Güemes (06/09), Mai Tai (12/14).

Musicalizó Espacio Clarín de Mar del Plata durante 3 temporadas (15/16/17). Pasó por diferentes tecnologías para desarrollar su actividad: comenzó con cassettes y vinilos, pasando por CD, llegando al presente con MP3 y PC.

En plena cuarentena de 2020 (abril y mayo) durante 60 días ininterrumpidos de 19 a 21. llevó adelante streamings por facebook e Instagram para traer música y alegría mientras todos estaban en sus casas.

césar Miani06.jpg

Cesar no podía estar ausente de Luz, Cámara y a Jugar. Dejó en claro su paso por el rugby, básquet y fútbol independiente y en en cada transición jamás abandono el atletismo.

“Yo arranco en las actividades deportivas de Rowing. Te estoy hablando en el año 75 y yo soy del 67. Tendría unos 6 años cuando mi vieja me mando. La idea de esas actividades era que nucleaba todos los deportes, natación, básquet rugby, vóley, pero básicamente los profes eran de rugby y armaron el primer semillero. Yo jugué por ejemplo con Andrés Del Rivero que luego trascendió Paraná. Estuve dos años jugando al rugby, tenía un gran futuro y mi madre decidió sacarme”, contó y continuó: “Recuerdo que un día lluvioso jugué dos partidos y al segundo lo jugué con una división más grande y jugué mejor aún, pero cuando llegue a casa me vio me vieja como llegaba y ademas en ese momento hubo una lesión grave de una jugador que le pateó la cabeza a otro entonces con todo eso mi vieja dijo nunca maás y pase a jugar al básquet”.

De ahí Miani pasó al mundo de la naranja. “Al basquet estuve desde los 8 a los 23 años. Ahí tuve grandes maestros como el Tarta Cantero y Tito Zution que hace poco falleció. Después lo tuve al Huevo Destri y por culpa de él dejé. Yo igual ya estaba grande y entre la facultad que me llevaba mucho tiempo más el tema de DJ que ya estaba explotando, era complejo. Yo iba a jugar para estar con mis amigos y para distraerme y en un partido en Ciclista Huevo me sacó de mala manera y me cagó a pedos y ahí se terminó”.

césar Miani08.jpg

Y ya de grande en la vida de este reconocido DJ aparece el fútbol independiente, ese que lo tiene apasionado en la actualidad: “La transición fue larga, pero jamás dejé de correr y es algo que sigo haciendo hasta el día de hoy. En aquel momento representé a la Escuela Industrial en varias pruebas de atletismo, carreras de largo aliento. Para mantenerme seguí corriendo hasta que me llaman para jugar Fútbol 5 al principio y luego voy al 11. Ahí me enamoré del fútbol. El primer equipo fue en el campeonato de Tabia con Parripollo Cipirani, un legendario equipo”, narró y prosiguió: “Y a partir del 2004 varios amigos de facultad me decían que porque no iba a jugar con ellos al Inter, pasa que el problema del arquitecto, ademas que no son muchos hombres, muy pocos quieren jugar al fútbol. Se complica armar un equipo. Luego me convencen y arranco. Debo agradecer al Club Interprofesional porque yo no había gestionado mi título y ahí para jugar tenés que tenerlo. Lo gestioné y de paso mi vieja se puso contenta, dos golazos”.

“El tema del fútbol pasó por varios estados. A los 30 y pico estaba loco por la competencia, después de los 40 me di cuenta que la competencia va de la mano del grupo humano y después de los 50 querés hacer asados (risas). Yo la verdad que me veo en el fútbol hasta que el físico me aguante y ahi colgaré los botines. Y en la música yo creo que voy a seguir hasta el día que me muera. Un sueño sería morir en un cabina poniendo música, pasa que sería feo para los demás. Pero seria un sueño”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario