Fútbol
Martes 12 de Diciembre de 2017

Cerró un pésimo año con una sonrisa

Atlético Paraná derrotó 1-0 a Libertad de Sunchales. Nicolás Ledesma anotó la conquista. Fue la primera victoria del Decano fuera del Mutio. Además escapó del último sector de las posiciones.

La suerte de ambos equipos estaba juzgada. Ni Atlético Paraná ni Libertad de Sunchales llegaban al último capítulo de la primera fase con posibilidades de acceder a la Zona Campeonato del Torneo Federal A. Por eso fueron quienes inauguraron la actividad correspondiente a la 18ª fecha, Zona 3. De todos modos tenía la urgencia de sumar pensando a futuro. Era un duelo que puede ser vital en la lucha por la permanencia.
El Decano asumió el último compromiso como ameritaba la situación. Entendió que todavía no había llegado el periodo de vacaciones. Disputó el cotejo como una final. Fue a buscar rápidamente la diferencia. La logró a los 9 minutos. Sufrió durante algunos pasajes de la etapa inicial. Luego en el complemento jugó con la desesperación del Tigre Sunchalense. Pudo ampliar distancia, pero como sucedió en gran parte de la temporada volvió a fallar en la definición. Aunque en esta oportunidad la falta de puntería no fue impedimento para celebrar una victoria.
Atlético Paraná cerró un pésimo 2017 con una sonrisa. Tuvo su mimo en Sunchales donde derrotó 1 a 0 a Libertad. Nicolás Ledesma, de tiro penal, anotó la única conquista en el estadio Doctor Plácido Tita. Esta fue la primera victoria del Rojiblanco en condición de visitante en la temporada 2017/18. El triunfo le permitió cerrar el año fuera del último escalón y condenó al Tigre sunchalense a finalizar en esa posición.
El Decano ingresó decidido a obtener lo más rápido posible la apertura del marcador. En apenas 10 minutos generó tres situaciones de riesgos desnudando las ofertas en el sector defensivo del dueño de casa. Anunció con un remate de Ledesma y con una maniobra individual de Corvalán. Facturó desde los 12 pasos tras una fuerte infracción de Facundo Rodríguez a Noir. Ledesma se paró desde el punto penal para concretar su séptimo tanto en la temporada.
A pesar de estar arriba en el marcador el dominio territorial del Gato no mermaba. Corvalán llegaba con facilidad al área defendida por Diego Antonio para asociarse con los atacantes del Rojiblanco. Libertad, por su parte, intentó reaccionar con escasas ideas. Se agrandó cuando observó falencias en la última línea de la visita. Sin embargo chocó con la seguridad de Correa. El uno paranaense desvió al tiro de esquina un cabezazo de Rodríguez y un remate de Guzmán, quien sorprendió al soltarse al ataque desde la última línea.
En la segunda etapa el dueño de casa estuvo cerca de alcanzar la paridad cuando Rui trianguló con Acosta para dejarle servido el empate a Sánchez. Sin embargo el mediocampista sunchalense desperdició una inmejorable oportunidad. Ahí se esfumó la esperanza del Tigre más allá que restaban más de media hora para el pitazo final.
El dueño de casa ingresó en un desorden generalizado que lo llevó a jugar lejos del arco entrerriano y a perder equilibrio en todas las líneas. Atlético tuvo espacios para desnivelar en los metros finales. La velocidad de Ekkert fue un dolor de cabeza para Guzmán. Noir sostenía el balón anticipando a la presencia de los centrales de Liberad. Sin embargo el Decano no definía el encuentro y le daba vida al elenco dirigido por Carlos Trullet.
La diferencia en el marcador era mínima. Atlético pudo obtener una victoria más holgada. Un encuentro entre Ledesma, Noir y Ekkert derivó en un remate del diamantino que se fue ancha. Vaccarini también tuvo la chance, pero perdió en el mano a mano con Antonio.
La impotencia del dueño de casa quedó reflejada en la infantil expulsión de Rodríguez, quien recibió la segunda amonestación a los 89 minutos por una infracción en mitad de cancha. Atlético ganó en todos los sectores, pero apenas se impuso por la mínima ventaja. Festejó y cerró un pésimo año con un mimo.

Comentarios