Copa Argentina
Miércoles 03 de Octubre de 2018

Central ganó por penales y jugará con Newell's

El Canalla se impuso por 5-4 en la definición por penales, tras igualar 1-1 en los 90 minutos, y ahora jugará con la Lepra en cuartos de final. El tanto del equipo de la B Nacional lo marcó el paranaense Leo Acosta.

Rosario Central superó 5 a 4 por penales a Almagro en la cancha de Unión de Santa Fe. El partido fue por los octavos de final de la Copa Argentina. Con este resultado se enfrentará con Newell's en la siguiente instancia. Locura en el festejo Canalla por el pase y por confirmarse el enfrentamiento con la Lepra. El partido había quedado igualado 1 a 1 en los 90'.


El inicio del partido no escapó a lo previsible. Con Central manejando el desarrollo y el trámite del partido, ante un Almagro que se cobijaba en el fondo y esperaba con tranquilidad ver lo que proponía el Canalla, que por entonces era muy poco.

Tan así es que, salvo una subida de Bettini, los dirigidos por el Patón solo tuvieron aproximaciones. De hecho, la jugada más clara del canalla, fue un enganche por la derecha del área de Caruzzo, que le metió un peligroso centro a Ruben que no llegó.

En contrapartida, la primera jugada clara fue de Almagro. Y como era de esperar, también, fue por alto, cuando Susvielles, a los 21', metió un cabezazo en el área que Ledesma controló sin problemas.

Pero bastó que Central metiera una estocada a fondo para llegar al primero. Ruben capturó un balón en el área, por izquierda, y mandó un centro bajo para la entrada del Chaqueño Herrera, que de atropellada le ganó el cierre al arquero Ramírez y marcó el primero.

Pero le duró poco la alegría a Central. Es que una mano de Barbieri en el área derivó en un penal que sancionó Baliño y que Leandro Acosta cambió por gol, pese a que Ledesma le adivinó la intención.

En el final, Almagro tuvo el segundo, pero Acosta definió muy mal y el balón se fue lejos.

El arranque del complemento mostró la peor cara del Canalla, que parecía que se había quedado en el vestuario. En ese contexto Almagro tuvo el gol, en lo que fue la chance más clara del partido. Todo surgió en un mal cambio de frente del Canalla que robó el Tricolor. Habilitaron a Acosta por derecha, que enganchó en el área y amagó, pero se la sirvió a Susvielles que incríblemente la tiró afuera, de frente al arco.

Central no reaccionaba en el juego y el Patón Bauza metió tres cambios para tratar de sacudir la modorra del equipo (ingresaron Lovera, Pereyra y Zampedri).

Con más fuerza que fútbol, el canalla trató de arrinconar a Almagro. Y a punto estuvo de gritar el segundo en un tiro libre de Pereyra, en la que el arquero salió mal y lo anticipan y Ruben no le pudo dar con el arco libre.

Pero más allá de esa jugada la imagen que dejó Central en el complemento es preocupante, porque no tuvo ideas desequilibrio ni volumen de juego, y, por ende, tampoco profundidad y no generó ninguna situación clara frente al arco de Almagro, salvo esa de pelota parada.

Solo para destacar el muy buen trabajo de Matías Caruzzo en la última línea, que agrandó su figura tras convertir el último penal, y de Jeremías Ledesma que atajó de

Comentarios