Carlos Quintana

Carlos Quintana: "Ahora me doy cuenta de lo logrado"

A una semana del momento más glorioso de Patronato, Carlos Quintana tomó real dimensión de la conquista de la Copa Argentina 2022.

Domingo 06 de Noviembre de 2022

El festejo continúa en el Pueblo Rojinegro. El hincha de Patronato disfruta del momento de mayor felicidad. La gloria llegó después de asimilar un mal trago. Digirió el descenso. No quedó enredado en el dolor que provoca perder el lugar en el máximo nivel del fútbol argentino. Observó que tenía, a la vuelta de la esquina, la oportunidad de conquistar la gloria. Era el momento. Proyectó el sueño. Se animó a ilusionarse. Alimentó la esperanza a través del mensaje que los protagonistas les transmitieron desde el campo de juego.

Los santos fieles realizaron toda clase de esfuerzos para testificar los momentos de mayor gloria. No importaba la altura del mes y los escasos pesos que tenían en los ahorros. El equipo de barrio Villa Sarmiento tenía la posibilidad de dejar de ser el Patrón de Entre Ríos para graduarse de campeón nacional. Por eso cada decisión adoptada no era en vano. Valía la pena postergar objetivos para experimentar lo que, durante toda la vida, fue observado desde lejos.

Campeón es una simple palabra de siete caracteres. Pero ese término implica todo. Por eso en Patronato inflan el pecho al enunciar con toda la fuerza que son los flamantes monarcas. Es un momento tan mágico que cuesta asimilar. Tomar real dimensión. Le sucede a los hinchas racionales y a lo más delirantes. También a los protagonistas que conquistar la copa, ya sea jugadores, integrantes de cuerpo técnico, cuerpo médico, utilería, dirigentes y colaboradores.

“Recién ahora me estoy dando cuenta de lo conquistado”, se sincero Carlos Quintana, en declaraciones a La Mañana de La Red. “Nos habíamos dado cuenta que era muy importante jugar una final, con lo que representa, el entusiasmo de la gente. Antes de jugar a la final la gente en la calle me decía ‘ya está, ya ganamos, nos hicieron poner muy felices’. Y ni hablar después de haber salido campeones. Notaba que la gente estaba completamente feliz por el solo hecho de jugar una final, de lo que le estábamos haciendo vivir. Ahora la felicidad pasó a un nivel muy alto”, describió el capitán de Patringa.

Quintana Sava.jpg
Carlos Quintana celebrando la conquista junto al entrenador Facundo Sava

Carlos Quintana celebrando la conquista junto al entrenador Facundo Sava

Las burbujas provocadas por los festejos se redujeron en algunos de los intérpretes. Así lo expresó Carlos Quintana. “Nos estamos recuperando de tanto festejos”, relató el experimentado marcador central, que vivió su segundo éxito con la entidad de barrio Villa Sarmiento, quien aprovecha el periodo de licencias para regalarse algunos permitidos que ofrece las vacaciones. “En este momento no estoy priorizando el descanso como lo hago en plena competencia. Y en unos días nos pegaremos una escapada a Córdoba a visitar a familiares y amigos. Estas cosas fueron difícil de realizar durante el año. Fue una temporada muy movida. Ahora estoy relajado, sin pensar que tenemos que ganar el fin de semana”, comparó.

A lo largo del 2022 Patronato experimento escenarios diferentes e inéditos. En el primer semestre protagonizó una de las peores campañas en Primera División. Dio un giro radical en la segunda mitad del año. Enamoró al hincha que, en su momento, se sintió desilusionado con el equipo. También conquistó a simpatizantes de otras instituciones. A su vez sedujo a apasionados por el fútbol que residen en otros puntos del país y que son devotos de otros colores. No logró esquivar el fantasma del descenso, pero tuvo el merecido premio al conquistar la Copa Argentina. Esto lo llevó a sacar el pasaporte para competir, por primera vez en su centenaria historia, en el ámbito internacional.

“Cuesta procesar tanta información”, subrayó Quintana. “De a poco vamos cayendo de lo que se logró. A medida que pase el tiempo se le va a dar más valor aún. Es el primer título oficial para el club, para la provincia y tiene un valor enorme. Lo que venga después, bienvenido sea. El club tendrá la oportunidad por primera vez de jugar una copa internacional tan importante como la Libertadores. Después se supo que no jugaremos en Abu Dhabi, que será una lástima porque lo teníamos bien ganado. Asimismo el panorama es bueno más allá que tocará afrontar la Primera Nacional que será un torneo muy duro. Habrá que armar un buen plantel para afrontarlo para que Patronato vuelva lo antes posible a Primera División”, aspiró.

Deportivamente el Rojinegro ganó el derecho de disputar la Supercopa Argentina. Este certamen oficial reúne al ganador de la Liga Profesional y al campeón de la Copa Argentina. Este juego se iba a disputar en Abu Dhabi, pero 24 horas después de que el Santo levantó el trofeo en Mendoza se modificó la sede de esta historia.

El hincha Santo expresó el malestar. Las autoridades provinciales también expresaron el fastidio. Quintana entiende que lo más importante es la puerta que Patronato abrió en busca de una nueva estrella oficial.

“Que se haya modificado la sede es algo que no me sorprende porque no es la primera vez en el fútbol que pase algo de esta magnitud. Se dice una cosa y después se cambia sobre la marcha. Asimismo lo más importante es que Patronato va a jugar por una copa por un título más y eso tiene un valor enorme. Más allá de la bronca por no jugarse adonde se había dicho, hay que aprovechar esa oportunidad. Es un partido importante para el club y hay que prepararse para eso”, apuntó el pelado.

La chance de competir por un nuevo título obedece a una de las grandes virtudes que exhibió Patronato en el segundo semestre del 2022. Los dirigidos por Facundo Sava dieron una clara muestra de resiliencia al superar los diferentes escenarios adversos que se le presentó en el camino. No quedó enredado en el dolor que implicó no haber alcanzado el objetivo inicial. Elaboró rápido el duelo. Se reinventó. Eso lo llevó a ingresar en la historia de la institución y del deporte de la provincia.

“Me tocó compartir un plantel una calidad humana y con unas personas difícil de conseguir en otro lado. Un grupo muy unido, que tuvo muy en claro cual era el objetivo. Asimiló muy rápido cada golpe que recibió. Esto fue muy importante porqué a otros grupos les cuesta más levantarse. Por más que nos tocó descender terminamos con la consciencia tranquila porque peleamos hasta el final. Dejamos todo, nunca bajamos los brazos. Además sabíamos que teníamos la posibilidad de la Copa Argentina. Era una linda oportunidad de regalarnos y regalarle a la gente que nos dio tanto apoyo una oportunidad de ganar un título. Convencidos, nos aferramos a esa ilusión. Hicimos el duelo rápido después del descenso. Nos propusimos un objetivo. Este grupo se reinventó y no se permitió caer en los momentos difíciles”, repasó Quintana, al revivir el camino transitado.

La gloria alcanzada por Patronato provocó efectos colaterales del otro lado de la orilla. Generó malestar en el ambiente de Unión de Santa Fe. El socio le transmitió el disconformismo a la dirigencia por no haber obtenido un título oficial a lo largo de su historia. Le transmitió el mensaje en la asamblea de socios que se realizó el día después de la definición de la Copa Argentina.

“Es entendible el malestar que generó en Unión. Es un club que está cerca, con muchos años de historia, pero el equipo que hizo las cosas mejor fue Patronato. El que tuvo una llave súper difícil con los dos equipo más grande del país y de Sudamérica fue Patronato. El que jugó la final ante un gran equipo como Talleres de Córdoba y le ganó fue Patronato. Unión se tendrá que prepara para afrontar en otro año y tratar de ganarlo”, opinó.

El vínculo laboral de Quintana con Patronato expira el 31 de diciembre. El hincha se ilusiona con la continuidad del capitán y líder del equipo de barrio Villa Sarmiento. “No sabía decir que será de mi futuro”, acotó el Pelado, entre Risas. “Mi continuidad en Patronato será algo que tendré que evaluar con la familia. La gente que está conmigo sabe que este año fue especial. Por eso decidieron acompañarme, dejar todo en Buenos Aires y venirse conmigo. Fue un año difícil para ellos y tendremos que evaluarlo”, explicó. ¿Si me veo jugando la Libertadores con Patronato?: “Me siento partícipe de esto, pero aún no he hablado con la dirigencia y la decisión dependerá de la familia”, cerró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario