Fútbol
Martes 13 de Febrero de 2018

Carlos Enrique: Un Loco suelto en Liniers

El exfutbolista profesional Carlos Enrique hoy cumple funciones para Seguridad de la Nación.

En ocasión de la visita de Patronato ante Huracán en el Ducó pudo divisarse su presencia. El sábado, cuando el Rojinegro viajó hasta el José Amalfitani se dio un contacto directo, cordial y hasta impensado.

El grupo de enviados especiales de Diario UNO de Entre Ríos y Radio La Red Paraná almorzaba y aguardaba el paso de las horas para la confrontación entre Vélez y el Santo cuando de repente una figura conocida hizo su ingreso en la Panchería Vélez Sársfield.



LEE MAS: Gil Romero y un parte médico que parece alentador

"Buenas tardes, buen provecho", fueron las primeras palabras del exlateral de Independiente, River y Lanús. Un Loco suelto en Liniers que en una charla sin casette dejó frases sueltas que sirven para construir una historia que merece ser contada.

Más allá de que sigue cerca de las canchas de fútbol, no es parte del mundo del más popular de los deportes: "Trabajo desde hace unos años en el Ministerio de Seguridad de la Nación, recorro distintas canchas del país. Soy parte del plan Tribuna Segura", comentó haciendo referencia a la función que hoy le corresponde.

"¿De dónde son ustedes?", interrogó. Al escuchar Paraná como respuesta manifestó: "Qué lindo para ir a comer pescado". Luego prosiguió: "Estuve en Patronato el partido después de los problemas con unos chicos de fútbol infantil. No sé en qué quedó la cuestión".

Su nueva profesión le permite observar cuestiones que antes veía de manera diferente: "De chico y cuando era jugador veía de una manera muy distinta a los funcionarios de seguridad en la cancha, hoy que estoy de este lado digo que hay que bancársela. Tenés que aguantar que te puteen, te escupan, te tiren con lo que tengan a mano y vos no puedas reaccionar. No es fácil y creo que no es para cualquiera", remarcó.


El Loco tuvo una amplia trayectoria en el más popular de los deportes, destacándose con cada camiseta que le tocó vestir: "Soy hincha de River y amo a Independiente y Lanús que son los clubes en los que jugué. En todos lados me trataron muy bien. Hoy parece increíble que habiendo sido campeón del mundo con River, tenga que pedir permiso para entrar; una cosa de locos. Prefiero no ir para no pelear con nadie. Seguro que muchos de los que hoy están en River como directivos se hicieron hinchas viéndonos a nosotros", disparó.

Mientras miraba pósters con ídolos de Vélez, reflexionó: "Estos sí que eran jugadores, Carlitos Bianchi, Carlos Ischia; el Flaco Gareca, los enfrenté a todos. Fueron unos jugadorazos. Ahora escucho que nombran cada uno. Por favor, mamita querida", exclamó.

Enrique fue parte del primer proceso de Alfio Basile en la Selección Argentina: "Fui campeón de la Copa América en Chile en el 91, un muy buen equipo". Cuando se le citó el nombre de Leo Rodríguez de ese equipo, dijo: "Anduvo muy bien, de ahí se fue a Francia".

Las imágenes de la TV acercaban el triunfo del equipo que Diego Maradona dirige en Dubai: "Hasta hace poco estuvo mi hermano –Héctor– trabajando con él como ayudante de campo. Se peleó con uno de los jeques y se vino. Hoy seguro que está comiendo asado con los amigos", expresó.

Después de saborear y abonar un sándwich de bondiola, se despidió: "Me voy a trabajar, me llegó la hora. Que tengan una buena tarde y disfruten".

Carlos Enrique, un Loco auténtico.

Comentarios