Secciones
Ovacion

Buen triunfo antes de la batalla de Tucumán

Fútbol: Patronato ganó y mantiene la chance de ascenso. El Rojinegro tuvo un gran rendimiento colectivo y superó a Sportivo Belgrano 2 a 0 con goles de Bértoli y Quiroga.

 

 

 

 

 

Patronato se dio un gran gusto: ganó y jugó bien. Con un nivel colectivo que invita a la ilusión venció a Sportivo Belgrano de San Francisco por 2 a 0 y se ubicó en la sexta colocación a un punto de zona de ascenso. Sebastián Bértoli –de penal– y Matías Quiroga marcaron los goles del triunfo. El domingo, a las 19, visitará a Atlético Tucumán que lo precede en la tabla, en una verdadera final.
Ante un rival que cuando no tuvo la pelota, amontonaba mucha gente en su campo, Patrón acertadamente entendió la conveniencia de ir por los costados.
Primero rompió líneas con Juanjo Arraya volcándose por derecha, pero Leonardo Acosta no pudo conectar por el medio del área. Después, fue Diego Martínez el que llegó al fondo por izquierda y sirvió un centro que el mencionado Arraya no pudo conectar con precisión sobre la valla de Diego Pozo.
La visita apostaba a una contra y tuvo su primera chance a los 6’, cuando César Carignano jugó bien de espaldas y metió una buena habilitación pero Cristian Insaurralde cruzó un remate que se fue desviado.
Más allá de que con el paso de los minutos, el Verde logró dividir la posesión de pelota por un breve lapso, siempre daba la sensación de que el Negro era más profundo.
A los 16’, fue Leo Acosta el que impuso su jerarquía por un carril pero un cierre oportuno de César Medina impidió una conexión goleadora de los que ingresaban por el medio.
Acosta, como en sus mejores tiempos, era la herramienta de ataque más incisiva en ataque del dueño de casa. A los 20’, el ex-Universitario y Atlético Paraná sacó un remate de media distancia que previo roce en Franco Miranda, se estrelló contra un parante de Pozo que solamente miraba el desenlace de la jugada.
Más allá de no poder quebrar a un rival que cada vez más se refugiaba en su terreno, Patrón mostraba cosas interesantes como la movilidad de los volantes, equilibrio en el retroceso, al Wachi Acosta en alta dimensión.
Solamente el repetir la falta de contundencia de otras ocasiones le impedía abrazarse con el éxito por el que acumulaba amplios merecimientos.
Los cruces oportunos en el fondo franciscano, disimulaba los problemas de contención de sus compañeros y el dominio abrumador del Santo que no lo podía reflejar en la red.
Antes del descanso una excelente habilitación de Gutiérrez –fue creciendo con el avance del juego– lo dejó a Arraya cara a cara con Pozo, pero el jujeño desvió el tiro de sentencia.
Que la primera parte haya culminado sin goles, fue un castigo para un Patronato ampliamente protagonista de principio a fin, pero carente de definición.
 

 

 

SEGUNDO TIEMPO. Patringa repitió la intensidad de movimientos en la reanudación y siguió yendo como antes sobre el arco de Pozo. Un pase profundo de Gutiérrez encontró una pierna salvadora cuando Arraya se relamía para fusilar a cuidapalos visitante. Del córner, vino una falta de Miranda sobre Quintana. Vigliano no dudó y sancionó el penal que Bértoli con solvencia transformó en el más que merecido 1 a 0.
No conforme con la ventaja mínima, el Santo fue por más y tuvo el segundo en un tiro de Canutto que devolvió un palo y un derechazo de Arraya que devolvió Pozo.
El adelantamiento de Sportivo no generaba dificultades defensivas para un Rojinegro que esperaba el momento ideal para sentenciar la cuestión. A los 20’, Martínez corrió una pelota que para muchos era perdida y metió un centro al segundo palo para que Gutiérrez asistiera de manera magnífica a Quiroga que solamente tuvo que desviarle la trayectoria al esférico para gritar el 2 a 0.
Con el margen tranquilizador, el local comenzó a regular el trámite. Dejó que su ocasional oponente se adelantara y chocara contra la solvencia para custodiar su zona y también ante las limitaciones propias.
Solamente hubo que esperar que el tiempo se consumiera para que Patronato celebrara una gran victoria y el reencuentro con su gente antes de prepararse para la batalla de Tucumán.

 

 

 

 


Las claves

 

 

*Lo colectivo. Anoche, por encima del resultado, Patronato redondeó la mejor actuación en el Grella y en el certamen. Hubo altos rendimientos individuales en el Negro, al servicio de lo colectivo.

 

 

*la paciencia. Patronato fue superior a Sportivo Belgrano de principio a fin. Mereció la ventaja mucho antes del penal convertido por Bértoli. No se dejó llevar por los murmullos y se mantuvo paciente.

 

 


*altos niveles. “Para ganar partidos se van a necesitar niveles de 7 u 8 puntos”, dijo alguna vez Marcelo Fuentes. Ayer hubo varias producciones de alto vuelo en el Rojinegro que ganó con absoluta justicia.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario