Secciones
Nievas

Brian Nievas: "Trabajé duro para llegar donde estoy"

Brian Nievas no dejó escapar su oportunidad en Primera División. Después de luchar cuatro años en inferiores el Chino ganó terreno en Patronato

Jueves 14 de Enero de 2021

Los libros de historias y estadísticas de fútbol indican que Brian Nievas debutó en Primera División el 13 de marzo de 2019. Fue en cancha de Atlético Rafaela, escenario donde Patronato superó, en definición por penales, a Dock Sud en el marco de la Copa Argentina. En ese juego, el mediocampista saltó al campo de juego a los 77 minutos en reemplazo de Pablo Ledesma. Ese partido impulsó al Chino a seguir luchando por su deseo de gozar de una oportunidad en la máxima categoría. Se ilusionó cuando, cuatro días después del cotejo ante el Docke, firmó planillas en la victoria del Rojinegro sobre Defensa y Justicia en el marco de la Superliga Argentina de Fútbol. Observó esa historia desde el banco de suplentes.

En ese sector celebró la conquista. Solo restó saltar a escena para que la jornada fuera plena. Nievas continuó proyectando su máximo anhelo. Y esa oportunidad llegó. El 29 de noviembre de 2020 formó parte del 11 inicial del Santo que perdió 1 a 0 ante Huracán, en el Palacio Tomás Ducó. Una rápida amonestación lo condicionó, pero el pibe de 22 años mostró personalidad para jugar bajo presión. Redondeó una buena performance que le permitió regresar al primer equipo en la brevedad.

En total el Chino disputó cuatro encuentros en la Copa Diego Armando Maradona de la Liga Profesional, de los cuales en tres formó parte de la alineación principal. En el restante juego fue la primera opción de recambio. El único lunar fue la expulsión que sufrió en la derrota ante Aldosivi de Mar del Plata. Asimismo, el diamantino capitalizó las oportunidades. Ganó terreno en Patronato. Lo consiguió producto del esfuerzo y el sacrificio. “Me sumé a Patronato para jugar el primer año en Cuarta División. Estuve dos años en esa categoría y otros dos años en Reserva. Fueron cuatro años para llegar al estreno en Primera División. Fue un recorrido importante, en el que trabajé duro para llegar al lugar en el que estoy”, remarcó Nievas, en diálogo con Ovación.

A mediados de agostó Brian se ubicaba relegado en la consideración inicial de Gustavo Álvarez, por ese entonces entrenador del Rojinegro. Esa realidad no desmotivó al diamantino. Confió en su potencial. “Cuando me llamaron para hacer pretemporada me sentía en un buen momento porque nunca había dejado de entrenar. Por eso estaba con toda la ilusión de poder jugar y debutar en Primera División”, relató.

El DT rotó en forma constante el equipo. Nievas no fue incluido en la nómina de convocados. Observó los encuentros desde el sector de plateas o a través de la pantalla chica. Asimismo tuvo el horizonte bien en claro. “El sueño estaba intacto”, describió. “Me veía de una manera muy buena y sabía que en cualquier momento Gustavo (Álvarez) me podía mandar a la cancha”, confió. Esa puerta un día se abrió. “Una semana antes del partido con Huracán tuve una charla con el entrenador. Me dijo que estaba la posibilidad de jugar, que observaba que estaba en un buen momento en los entrenamientos desde hacía unas semanas. También me contó que iba a probarme en el equipo y si me veía bien me iba a dar la oportunidad en el equipo titular”, confesó.

El sueño que persiguió se estaba por transformar en realidad. “Me veía en un buen momento. Sabía que podía estar tranquilamente en el equipo”, chapeó el Chino, que aseguró no sentir ninguna sensación previa en el estreno. “Los nervios no estuvieron en ningún momento. Estuve tranquilo, relajado. Sabía que tenía la confianza de mis compañeros y del cuerpo técnico”, recalcó. De esa manera cristalizó el objetivo inicial. Pero no quería que fuera debut y despedida. Se trazó nuevas pequeñas metas. Ya había demostrado que podía jugar. Ahora buscaba una nueva convocatoria. Por suerte se fueron dando nuevos partidos donde pude mostrar buenas actuaciones”, dijo. En Diamante, su ciudad natal, el Chino disfruta de unos días de descanso, donde recarga pilas y continúa proyectando su carrera. “Me siento más cómodo con el juego de Iván (Delfino). Es el juego que desarrollamos en Cuarta División y en Reserva y el estilo que está más identificado con la idiosincrasia de Patronato”, describió e indicó que ahora la responsabilidad es mayor. “En todas las categorías hay responsabilidades, pero en Primera es mayor”, cerró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario