Copa Libertadores
Miércoles 08 de Mayo de 2019

Boca le ganó a Athletico Paranaense en el cierre para ser primero en el Grupo

Con un gol de Carlitos en el cuarto minuto de descuento, el Xeneize le dio el triunfo a los de Alfaro y el pase a octavos como líder.

Boca Juniors le ganó a Atlético Paranaense y avanzó como líder del Grupo G a octavos de final de la Copa Libertadores.


El ingreso de Carlos Tevez revitalizó a Boca. El Xeneize perdía 1-0 ante Atlético Paranaense y quedaba segundo en el Grupo G de la Copa Libertadores. Pero con la impronta de Carlitos empujó a los brasileños contra su arco. Empató Lisandro López, el capitán forzó la expulsión de Wellington y, sobre el final, anotó el 2-1 que le permitió al elenco de Gustavo Alfaro adjudicarse la zona. El lunes, a las 21.30, será el sorteo. Y como River finalizó segundo en el Grupo A, si el azar lo decide, puede haber Superclásico.


En los primeros 15 minutos, Boca asfixió a su adversario y en esa ráfaga generó tres situaciones de gol claras. A los 8 minutos, Mauro Zárate casi convierte con un remate con efecto. A los 11, Benedetto casi convierte uno de los mejores goles de la Copa: capturó de taco un centro de Buffarini, pero controló el arquero Santos. Y a los 14, el Pipa se vistió de asistidor y encontró bien ubicado a Lisandro López; pero el defensor puso en órbita una chance inmejorable.

A partir de allí, Paranaense logró ir haciéndose de la pelota y así bajarle el ritmo al partido. Sin embargo, los momentos en los que consiguió ser incisivo fue cuando recuperó la pelota y aceleró por las bandas, con las transiciones rápidas que lastimaron a Boca en el partido de ida.


La primera etapa dejó dos malas noticias para el Xeneize: la tercera amarilla de Izquierdoz, que no podrá estar en el duelo de ida por los octavos de final de la Libertadores, y la lesión muscular de Darío Benedetto, que probablemente se pierda el encuentro del domingo ante Vélez, por los cuartos de final de la Copa de la Superliga.


En el inicio del segundo tiempo, Paranaense continuó como patrón del encuentro. Al ver que Boca no presionaba parejo y que no tenía la posesión, Alfaro apostó por el vértigo. Pavón entró por Almendra, y retrocedió Zárate, para abrir la cancha. Pero sólo logró lastimar de manera aislada, como en la combinación entre Zárate y Ábila -gran taco de Wanchope que el ex Vélez dilapidó. Encima, a los 65 minutos de juego, llegó el gol de la visita, tras un error compartido de Izquierdoz y Andrada en un centro venenoso, que Marco Ruben usufructuó.


Reaccionó Boca. Y minutos después Lisandro López, tras un centro de Zárate, puso el 1-1 y le inyectó nuevo empuje al Xeneize.


Su rival se quedó con 10 por la expulsión de W. Martins a los 79 y eso fue un impulso para que Boca salga con toda a buscar el triunfo y se dio en el final tras un remata de Tevez. La figura del partido.

Comentarios