Secciones
Suplemento Especial Sebastián Bértoli

Bértoli: "Fui muy feliz durante mi carrera en el club"

El arquero de Patronato, Sebastián Bértoli, visitó UNO luego del retiro y habló de todo. Los sueños cumplidos, la historia, la mejor atajada, el penal que lo marcó y un archivo de fotos para la colección. MIRÁ EL VIDEO

Lunes 22 de Abril de 2019

A los 38 años se convirtió en el jugador más grande en debutar en Primera División. El 7 de febrero de 2016 jugó su primer partido ante San Lorenzo. Tres años y dos meses después, el 7 de abril de 2019, se despidió con una notable actuación ante Argentinos Juniors para lograr la Permanencia. "Dejé todo, me quedé vacío. En mi último partido logramos que Patronato se quede en Primera", señaló con los ojos llenos de lágrimas en el Grella, su segunda casa.

MIRÁ EL VIDEO >>>>>
Embed


Sebastián Bértoli es leyenda y será muy difícil igualar o superar la historia del arquero en Patronato.
El uno, que jugó todas las categorías y llenó de gloria el fútbol de Paraná desde su llegada al club allá por 2003, visitó la Redacción de UNO donde habló de la gloria, la cancha y sus frustraciones en un suplemento que repasa su carrera con archivo fotográfico de colección.
"El paso del tiempo me irá marcando el camino. Es muy reciente el retiro y seguramente con el tiempo se verá mucho más lo logrado", comentó el arquero nacido el 16 de octubre de 1977 en Paraná.
Bértoli entró al "salón de la fama" como uno de los deportistas más importantes de Paraná. Él se define como un tipo "exitoso que ha logrado cosas", pero al mismo tiempo aclaró que es un "deportista normal" que busca de un objetivo y lo cumplió. "Me tocó resolver situaciones que van a quedar en la historia; más allá de los ascensos tuve la bendición de resolver otras", confió ante la apreciación sobre su sello distintivo en los mejores años Rojinegros.


bértoli foto 2.jpg
La mascota. Con su hijo mayor hace 13 años en el estadio Grella. <br>
La mascota. Con su hijo mayor hace 13 años en el estadio Grella.

En cuanto al futuro del club consideró que llegó "a lo máximo", y reflexionó sobre las realidades con respecto a otras insituciones y deseó que en algún momento el Rojinegro pueda dar ese salto de calidad. "Ojalá que vengan jugadores para ser campeones, pero la verdad que hemos llegado como a lo máximo como institución. Sería muy lindo seguir creciendo deportivamente, pero nuestra realidad no nos tiene que hacer ir mucho más. Es lindo soñar, pero tampoco podemos delirar. Hay que cambiar realidades para poder soñar mucho más. Hoy estamos compitiendo con rivales de mucha historia con otra infraestructura, pero son realidades. Los presupuestos en algún momento te marcan la deferencia, en el día a día y en el propio partido. El fútbol argentino es muy parejo, pero en algún momento la jerarquía aparece y esa es la diferencia. Y mientras sigamos siendo un equipo humilde y trabajador seguramente seremos competitivamente dignos, pero hay que crecer en otros aspectos. Ojalá y Dios quiera que vengan jugadores y poder ver el club con otra posibilidad", declaró que el arquero que logró tres ascensos.


bértoli foto 3.jpg
El primero. Ante Gimnasia de Jujuy marcó el gol en la Primera B Nacional. <br>
El primero. Ante Gimnasia de Jujuy marcó el gol en la Primera B Nacional.

EL PROCESO. "Fui muy feliz en mi carrera en el club porque más allá del esfuerzo y que la 'buena vida' me llegó de grande, después de los 30 años que para un deportista es el comienzo del retiro, pasé por una vida saludable y pude terminar la carrera con más de 40 años sintiéndome bien. Hasta los 30 y pico era un trabajador que vivía al día y soñaba con vivir del fútbol y vivir como vivo hoy. La realidad es que ha sido una carrera muy feliz porque han sido más las buenas que las malas y es muy difícil conseguir eso en el fútbol argentino que es muy competitivo", resumió sobre su carrera.

LAS MALAS. Entre tantas buenas, también hubo momentos complicados en la carrera. Y para el Uno la frustración de 2014, cuando ascendieron a Primera 10 equipos, y su primer penal fallado, encabezan el ranking. "Fueron varios los momentos malos, pero recuerdo que lloré toda una noche cuando erré el penal ante Rivadavia de Linconl en el Argentino B. Atajé el penal y quise patearlo yo para asegurar, pateé al medio, pegó en el hombro, en el palo y salió. Fue un dolor muy grande y me sentí culpable. Estábamos en el Argentino B y era volver a la Liga. Y el otro fue el ascenso que no logramos. Fue un grupo muy difícil, se armó todo muy rápido, los resultados no acompañaron y ese vestuario tenías muchísimos jugadores con bastante recorrido y era un mundo de egos. Cada uno peleaba la suya y de hecho ser perdió el ascenso y se fueron todos. Muy pocos se quedaron a poner el pecho: el Pelado Quintana, el Chelo Guzmán, el Flaco Quiroga y los de acá", señaló.

bértoli foto 4.jpg
Con el Rojo. El capitán y su saludo con el Rolfi Montenegro. Otro referente y otra camiseta para la colección.   <br>
Con el Rojo. El capitán y su saludo con el Rolfi Montenegro. Otro referente y otra camiseta para la colección.


"¿QUÉ VAS A EXTRAÑAR?". Si bien hasta junio seguirá entrenando, Seba confió que una de las cosas que más extrañará del fútbol será "la adrenalina de la previa de un partido". "Lo que me hacía sentir vivo era la previa de los partidos. Ni hablar los partidos determinantes. Esa ansiedad lógica, como cuando entrás a un examen y tenés que rendir para la opinión de miles. Eso es lo que más voy a extrañar. El día a día, el mate, lo buscás en otro lado", declaró el hombre que dio sus primeros pasos en el Club Universitario de Paraná.

LA MEJOR ATAJADA. El top tres de atajadas según Bértoli lo encabezan el penal que le atajó a Juan Gaspar en la revancha por el ascenso a Primera ante Santamarina el 6 de diciembre de 2012; la reacción a puro reflejo ante el remate de Jonathan Sandoval sobre el final del triunfo ante Argentinos Juniors por 2 a 1 por la última fecha de la Superliga pasada que le permitió a Patronato seguir en Primera y el inolvidable penal que le atajó al Chori Domínguez en el último minuto en la victoria por 1 a 0 ante River por la 37ª fecha de la Primera B Nacional, partido que se jugó el 16 de junio de 2012 en la cancha de Colón de Santa Fe. "Todas me marcaron mucho, las tres fueron las mejores, pero me quedo con el penal a Santamarina porque cumplí el sueño de llegar a Primera", señaló el jugador de 41 años.

bértoli foto 5.jpg
Qué banda. Graciani, Bértoli, Lígori, el Loco Marzo, Omarini y Borsotti. Patrón versión 2004 se iba de pesca. <br>
Qué banda. Graciani, Bértoli, Lígori, el Loco Marzo, Omarini y Borsotti. Patrón versión 2004 se iba de pesca.



EL GOL DE LA PULGA. En un top cuatro de goles históricos que marcaron su carrera, Bértoli optó por el principio del éxito. El capitán no le quitó valor al gol de Diego Jara para lograr el ascenso a la B Nacional ante Santamarina o al cabezazo de Marcos Minetti que puso el 2 a 0 ante Santamarina en Paraná y con esa ventaja llevó a la definición por penales que luego le diera el ascenso a Primera; ni tampoco les restó importancia a los de Carabajal en su último partido para la victoria ante Argentinos.
Pero tuvo que decidir ante la consulta y se quedó con el gol de La Pulga Díaz ante Central Córdoba de Santiago del Estero. Con ese remate implacable, el 16 de junio de 2008, Patronato ganó 1 a 0 y logró el ascenso al Argentino A. "Fue el comienzo de todo. Fue un golazo. De Valverde para Brittes; Edgardo la baja y la Pulga le pega con todo", expresó con nostalgia el arquero de Paraná.

EL MENSAJE. "Traté toda mi vida de liderar desde el ejemplo, no sé si lo soy, pero intenté siempre entrenar todos los días, estar siempre al pie del cañón. Nunca especulé con nada y perdí muchos momentos de mi vida que no voy a recuperar por jugar con equipos que tal vez hoy no existen. Eso me hizo llegar adonde llegué. La ambición de estar, de apostar a más y no negociar. Muchos pibes especulan. El fútbol no te da tantas posibilidades y hay que aprovecharlas. Hay que seguir con los pies sobre la tierra. Si ganás 20 pesos no te podés comprar un par de botines de 18. Eso le digo a los pibes. Y sino se los digo se los hago saber con la mirada", expresó el arquero en un mensaje interno para las camadas que vienen en el club y para los pibes que sueñan con llegar a ser profesionales.

LA TRIBUNA ELEGIDA. "Sentí el reconocimiento de todos. De hecho en mi último partido saludé a todos, pero sí en la San Nicolás hay más gente y en partidos complejos sentí enseguida mi nombre desde el pulmón. Tengo muy marcado mi nombre en esa tribuna cuando la cosas no me salieron y cuando me fue bien", dijo el capitán que no le esquivó a la consulta sobre sus preferencias en los cuatros costados del estadio Grella.


Producción periodística: Sebastián Gálligo/ Andrés Martino

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario