Secciones
Fútbol

Bayern Munich también se llevó la Supercopa

Bayern Munich venció 2-1 a Sevilla de España en el Puskas Arena de Budapest, donde hubo cerca de 20 mil espectadores. Volvió a festejar tras ganar la Champions.

Jueves 24 de Septiembre de 2020

Bayern Munich arrancó la temporada 2020/21 como finalizó la anterior, festejando. El conjunto alemán se impuso por 2 a 1 en Budapest ante el Sevilla y se coronó campeón de la Supercopa de Europa. En el Puskas Arena de Budapest, hubo cerca de 20 mil espectadores, por primera vez en un certamen continental tras la pandemia del coronavirus.

El encuentro arrancó con el conjunto germano presionando bien arriba y forzando errores en salida del cuadro español que falló en sus primeros intentos y otorgó ocasiones que por errores de precisión no acabaron en goles. Pero el cuadro de Julen Lopetegui no se quedó atrás y demostró que también iban a apretar arriba. Fue así que incomodó a la defensa alemana y se acercó al arco de Manuel Neuer, aunque sin demasiada claridad.

Antes de los 15 minutos, el Sevilla abrió el marcador. Un centro de Suso para De Jong, que este bajó para la llegada de Rakitic, obligó a Alaba a empujar al croata para que no llegue al balón y el árbitro no dudó al pitar penal. El argentino Lucas Ocampos se hizo cargo de la ejecución y con un remate cruzado estableció el 1 a 0.

El campeón de la Champions se fue con todo a buscar el empate y tuvo su premio a los 33 minutos. Muller levantó de tres dedos para el centrodelantero polaco, quien de espaldas al arco aguantó la marca y bajó la pelota para que León Goretzka de frente, remate a quemarropa para igualar las acciones.

En el complemento, el Sevilla salió con la misma actitud que había iniciado el encuentro, con presión alta y decisión de jugar en campo contrario. Sin embargo, fue Bayern Múnich el que tuvo la más clara tras una pelota pinchada de Sané para Lewandowski. El polaco se asoció con Müller en el área chica para terminar definiendo abajo del arco, pero el VAR anuló la acción por fuera de juego. Fue así que la final se estiró al tiempo suplementario.

Bayern Munich logró el segundo tanto sobre el final de los primeros 15 del alargue, gracias a una pelota parada. Alaba capturó una pelota suelta en el área y obligó a Bono a dar un rebote largo y al cielo que cayó justo en la cabeza de Javi Martínez, quien había ingresado minutos antes, y festejó el 2 a 1.

El cansancio pesó en ambos equipos que pese a haber intentado seguir atacando se vieron restringidos por sus propios físicos. Así y todo, el cuadro de Hans-Dieter Flick pudo haber ampliado la ventaja en más de una ocasión, pero terminó sufriendo y casi padece el empate en la última acción.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario