Club Atlético Estudiantes
Viernes 29 de Diciembre de 2017

Básquet: "Una Primera que nos identifique"

Estudiantes se quedó con la Copa de Clubes de la APB. Ganó cuatro títulos y dos subcampeonatos. La apuesta es la máxima categoría. "El año superó las expectativas", dijo Renzo Tizzoni, la cabeza.

El Club Atlético Estudiantes cerró un año soñado. El Albinegro se quedó con la Copa de Clubes de la temporada 2017 de la Asociación Paranaense de Básquetbol luego de salir campeón en cuatro categorías y otros dos subcampeonatos. Además llegó al Hexagonal Final del Campeonato Argentino de Clubes U17 en el cual estuvo a segundos de pasar a la final en el certamen que se jugó en la Sede del Parque Urquiza.


El gran desempeño no fue casual. En 2016 un grupo de jóvenes encabezados por Renzo Tizzoni tomó la posta y anticipó un proyecto ambicioso que "superó las expectativas" según confesó el dirigente. El joven de 25 años visitó la Redacción de UNO y si bien señaló que le dejaron la vara "muy alta", tienen previsto seguir creciendo en el 2018.


basquet2.jpg



Tenían pensado un buen año, pero superaron las expectativas.


—Sí, es el primer año que estamos con la gestión nuestra en la subcomisión y la verdad que le pusimos muchas ganas en el comienzo planificando todo y al final superó la expectativa. Teníamos en mente muchas cosas, pero en el deporte no podés garantizarte nada, así que la verdad que estamos muy contentos. Dejamos la vara alta y eso es un compromiso para el año que viene. Queremos seguir subiendo.


¿Cómo se sube después de esto?


—Hay muchas cosas por mejorar, es una realidad. Si bien es tamos muy satisfechos, hay que seguir puliendo las cosas que no estuvieron bien. De hecho una de las maneras de seguir subiendo es el de la Primera División. Es la deuda pendiente del básquet en toda la historia del club. Este año logramos el ascenso tanto en la APB como en el Dos Orillas y la idea es seguir subiendo. Primero queremos hacer una buena campaña para proyectar los chicos, esas buenas camadas que hay abajo y poder generar esa Primera que los identifique.


basquet4.jpg



¿La idea es estar en la Liguilla?


—Es lo que tenemos en mente hace mucho, pero por ahí cuando lo vimos de afuera no sabíamos a ciencia cierta cómo es estar adentro y ahora con esta experiencia vamos a priorizar acomodar la estructura y vamos a tratar de dar el salto. Es la idea y es el objetivo jugar la Liga Provincial con la Primera y hacerlo con la mayoría de los chicos del club.


¿Cuál fue el principal cambio que dieron para lograr el click?


—Leí hace unos meses al entrenador de rugby de la Primera del club que tuvo un buen año y dijo una realidad que es muy similar a la que le toca al básquet. En el club hace más de 80 años que se juega al básquet, hay una cultura, una historia y una trayectoria, más que nada en formativa. Del club han salido muchísimas camadas de jugadores y se han ganado muchos títulos. Y creo que había que pulir detalles y se hizo una gran inversión en la parte física. Jugamos los dos torneos como la Liguilla Provincial y el torneo local y los chicos llegaron muy bien a fin de año. Y eso se notó. Y la apuesta es volver a jugar la Liga Provincial. La doble competencia le dio a los chicos un plus al final de los torneos.



basquet1.jpg



¿Jugar el Hexagonal Final del Argentino U17 en Paraná fue la frutilla del postre, más aún luego de haber estado muy cerca de jugar la definición?


—La verdad que fue una definición muy pareja. Creo que Instituto estaba un escalón por sobre el resto, pero la final con Unión de Mar del Plata fue muy pareja. El cierre nuestro de la semi con Unión fue para el infarto y nos tocó perder. Fue el punto más alto del año porque llegamos a ese fin de semana en el cual la gente del club, del básquet en general, puso los ojos ahí y se vivió una definición con la cancha llena y con los chicos del club alentando a sus compañeros y eso nos dio un empujón muy grande. Ese torneo nos ubicó de otra manera para proyectar otras cosas. Fue un laburo muy grande traerlo a Paraná y ahora estamos pensando en que debemos mejorar para el año que viene para tratar de estar ahí.


basquet3.jpg



Cuando vinieron a la Redacción en diciembre del año pasado tenían un montón de ideas y estaban llenos de energía por comenzar el proyecto que parecía demasiado ambicioso. ¿Esa satisfacción personal no les generó un desgaste, no fue por momentos un "palo en la cabeza", están bien o se necesita más gente?


—Fue durísimo y por momentos fue un palazo. Hay un grupo establecido y en cualquier club siempre faltan manos; el que te dice que en un club no faltan manos, te está mintiendo. El laburo es mucho y el trabajo que tuvimos que hacer para acomodarnos fue muy grande. Sabíamos que la decisión de jugar la Liga Provincial no iba a tener un buen recibimiento de algunas personas que tenían una idea distinta del torneo y el formato, pero nosotros estábamos convencidos. Trajo mucho desgaste y al ser jóvenes nos equivocamos. Pero encontramos la tranquilidad en una comisión directiva que nos apoyó muchíimo y que bancó las locuras. Obviamente fueron fundamentales los padres, los chicos y la comunidad del básquet del club.

Comentarios