Secciones
básquet

Básquet: Nevada, comida de lujo y rutina exigente

Mateo Vincitorio está en Madrid donde jugará para una Academia. Celebró la nueva experiencia y dijo que quiere volver a Echagüe, la entidad que lo vio crecer

Martes 19 de Enero de 2021

Mateo Vincitorio hizo un video de sus transiciones con la ayuda de su padre. La selección de las jugadas corrió por cuenta propia y la edición estuvo a cargo del Tano Víctor Vincitorio, exjugador de básquet y colaborador permanente del club Echagüe de Paraná. Al material elaborado lo repartió en tres academias y lo llamaron de Madrid. Armó los bolsos y se fue hace dos semanas al Viejo Continente para incorporarse a Zentro Basket de Madrid.

La llegada a la capital española fui inusual. Una nevada que no se registraba en 50 años y varios inconvenientes por el temporal. La situación hizo que tuviera que mudarse provisoriamente de la pensión del club un par de días y completó un par de prácticas.

“No soy muy fan de la nieve, es lindo, pero después de un tiempo cansa. Llegué y entrené una vez con mi equipo y una vez técnica individual; y después pasó todo lo de la nieve y no pudimos volver a entrenar por una semana. Estaban todas las calles cortadas y no se podía pasar con los autos. El domingo volvimos y ya estamos en la normalidad”, contó sobre sus primeros pasos en un contexto histórico ante un paisaje casi desconocido para una de las ciudades más importantes del mundo.

Mateo comenzó a jugar al básquet a los 4 en el club por influencia de la familia. “Dijeron vamos a probar si le gusta y sino que elija otra cosa”, contó que manifestaron sus padres por aquel entonces. Se enganchó y no “cambié más la pelota”, relató.

Llegó a estar en el plantel de la Liga y la selecciones y en la cuarentena y ante la falta de competencia en el país, buscó otro destino. “Veía que otra chicos de las selecciones se iba a Europa y pensé: si ellos pudieron porque yo no iba a poder”, contó. Hizo los videos y allí comenzó todo.

El ala pivote, ahora tirado al perímetro por su altura, mide 1.90, buscará experiencia en esta nueva exposición. “Acá son muy altos los que juegan de cuatro, así que estoy jugando de alero”, mencionó y aclaró que es una posición que también le “gusta”.

El ahora perimetral de 16 años, que terminará la secundaria online en la escuela Normal de Paraná porque le falta un año y agradeció “la flexibilidad” de los directivos , contó como funciona el esquema de organización de la Academia. “En la escuela me dejaron y si tengo buenas notas me dijeron que no hay problema con que lo haga online porque estudio y tengo buenas notas. Así que hicieron un excepción. Si vuelve la presencialidad me van a mandar los materiales de estudio”, sostuvo con respecto a los estudios.

Mateo Vincitorio.jpg
Mateo VIncintorio en Madrid, donde busca su primera experiencia en el básquet europeo.

Mateo VIncintorio en Madrid, donde busca su primera experiencia en el básquet europeo.

Con respecto a la estructura contó que hay determinadas pautas que no se pueden modificar. “En la pensión somos más de 20 y depende de los horarios de entrenamiento. Por ejemplo hay días que tenemos horarios de entrenamiento individual como fundamento y tiro. Si es a las 9 me levanto a las 7. Desayuno me preparo y luego tenemos unos entrenadores que nos acompañan a la cancha. Ahora estamos yendo en metro porque las calles está cortadas. Entrenamos una hora de fundamento y técnica individual, volvemos a la residencia almorzamos a las 14 y a las 19 tenemos gimnasio y a las 20 comienza la segunda práctica”, relató sobre la rutina.

El exigente ritmo y la temporal impidió que Mateo pueda recorrer las ciudad y solo tuvo tiempo para pasear por el centro. “El domingo fuimos a la Gran Vía y todas las zonas del centro. Capaz el fin de semana que viene ir al Metropolitano, la cancha del Atlético y el Bernabéu”, manifestó entusiasmado.

COMIDA GOURMET.

El gurí contó con asombro el menú que le dan en la pensión y lo calificó como “de diez”. “¡Tremendo!”, exclamó. “Llegué y el primer día nos dieron cordero y el segundo salmón y no lo podía creer”, contó.

EL DESAFÍO.

Mateo tiene claro cual es su meta en Europa y sueña con volver a su casa para “devolver” todo lo que dio Echagüe. “Mi objetivo es aprender y volver a mi club para devolverle todo lo que me dio. Y en mi equipo es aportar todo lo que pueda y ayudar al equipo”, señaló en diálogo con La Radio de UNO.

LA COMPETENCIA.

Mateo jugará una competencia de formación, similar la Liga de Desarrollo en Argentina y su club disputa la LEB. “El sábado comenzamos a jugar porque no se pudo antes por la nieve. Es un torneo oficial Junior. La Primera de este club juega la LEB Plata que sería como un Torneo Federal”, indicó el paranaense.

LA PANDEMIA.

Mateo contó que Europa convive con el coronavirus, pero aclaró que en la zona que está él no hay cierres. De todos modos la prevención es permanente. “Acá entrenamos con barbijo, es difícil, pero te acostumbrás. Hay alguna zonas confinadas, pero donde estoy yo por suerte no. Y en el metro a veces tenemos que esperar porque evitan de que viaje mucha gente”, expresó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario